sábado, 11 de agosto de 2007

Todos somos: Meteorólogos

"Mañana va a llover... no ves que la luna tiene agua?"
"Hace frío, pero como no hay humedad no se sufre tanto"
"Es que ahora los inviernos son más fríos y los veranos más cálidos"
"No es nieve, es agua-nieve"
"Seguro que la térmica está en 4 grados"
"Debe haber baja presión"
"Hace calor, sí. Pero es un calor seco"

La mayoría de las frases que aparecen arriba, no las entiendo.

Las que sí entiendo, no entiendo cómo puede ser que una persona las diga con cara seria y como si fuera producto de años de estudio y mediciones.

No sé si esto pasa en todos lados del mundo, pero sí sé que pasa en toda la Argentina: todos somos meteorólogos.
Ya sea porque escuchamos al tipo a la mañana en algún canal de noticias o porque durante mucho tiempo llevamos inútilmente el paraguas a la oficina, el día que llueve cuando nadie lo esperaba, hay que aguantar inequívocamente al único tipo que no se va a cagar mojando decir "yo sabía que iba a llover, por eso traje el paraguas".

Ah sí? Si sabías por qué no me llamaste a mi casa entonces, a las 8 de la mañana y me avisaste, sorete? O acaso sos mentalista?

Cuando alguien vuelve de vacaciones, y visita una región con un clima particular (no importa qué clima es, pero es un clima "particular") aporta datos al respecto del clima que el que los dice no sabe lo que significan ni el que los escucha sabe para qué le pueden servir. Frases referidas a que el clima es más seco, que en tal lugar suele haber lluvias tropicales, o que no hace tanto frío porque está entre montañas (?).


Qué nos lleva a pensar que podemos ser meteorólogos? Es simplemente envidia de que otro tipo sepa si salir abrigado o en remerita y nosotros no? Es acaso un gen que en algunos se desarrolla y en otros no, que nos permite interpretar de mejor manera las variables del entorno para predecir catástrofes climáticas?

Tal vez la única razón es que así somos los argentinos: todos somos meteorólogos... y doctores y analistas de sistemas y técnicos de fútbol y licenciados en marketing.



3 comentarios:

Rondita dijo...

Es un gran problema de los argentinos opinar sin tener idea de lo que se esta hablando, todos savemos de todo y siempre tenemos la verdad absoluta en el tema, por que nos lo dijo alguien de confianza, el famoso amigo de un amigo o lo escuche por ahi pero de alguien que realmente save. No sería más facil si todos utilizacemos la frase "no se" con más frecuencia, por que tenemos que ser todos ingenieros en computación o médicos o abogados, que cada uno se encargue de lo que save y deje lo demás a quien estudio de eso, dejemos por una vez de pensar que somos seres superiores que nos la savemos todas, sobre todo con las minas, mientras que un chongo le toca el culo a espaldas nuestra a nuestra compañera. Basta ya, si de algo estoy seguro es que se que nadie save realmente de lo que habla, incluyendome a mi.
Un abrazo Leito

Quito dijo...

Una vez leí por ahí que los filósofos de la antigüedad no sólo apuntaban a conocer una ciencia, sino que estudiaban, investigaban, y conocían sobre muchos temas a la vez… por eso es que muchas veces nos encontramos , por ejemplo, con el nombre de aristóteles o platón relacionados a pensamientos filosóficos o a teoremas matemáticos o a teorías sobre la alineación de los astros en el cosmos… entonces, pienso que quizá los argentinos seamos una nueva generación de sabios que resultamos incomprendidos por las demás sociedades… sabemos de todo y opinamos de todo porque tenemos una amplia variedad de conocimientos e investigaciones… yo creo que si nos dejaran decidir a nosotros muchas más cosas del destino del mundo la realidad sería otra: ya habríamos desaparecido todos de la faz de la tierra y no estaríamos jodiéndole la vida al resto del reino animal…
Es más, si sigo escribiendo voy a demostrar cada vez más que no puedo dejar de ser argentino… lo sé, lo juro, juro que lo sé…
Egúu, no te pongas triste por ser argentino… sé que es difícil tener tanta sabiduría en un mundo de ignorantes… pero bue, es un regalo que Dios nos dio…
Abrazo para ambos…

Angelito dijo...

Leo, falta la frase del tano:
¡Que calore ca gase, parece qui va a llové, e la humetetá la que code e poreso ti duelen lo gueso!