domingo, 19 de octubre de 2008

SJT: Síndrome de la Justicia Tardía

Durante años sufrí viendo a flacos con abdominales marcaditos, a bellas rubias de caderas sinuosas pero firmes y a fibrosos homosexuales reprimidos morfarse una vaca al lado mío mientras yo sufría calculando las calorías de cada zanahoria.

Kilos y kilos de pasto acompañando porciones "magras" cuando el verdadero deseo me llevaba a alimentarme con bondiola con papas fritas. PREFIERO LA BONDIOLA CON PAPAS FRITAS AL BIFECITO CON TOMATE, TODA LA VIDA!!!!

Todos los que comen como un cerdo pero son flaquitos se basan en el mismo razonamiento: es una cuestión de metabolismo.

Claro, como el metabolismo nunca fue lo mío, me tenía que conformar con el olor y con picar alguna del plato de al lado, no?.

El recientemente descubierto SJT o Síndrome de la Justicia Tardía, tiene los siguientes síntomas:

1) Al mirar fotos viejas de algún progenitor, otrora con una delgada figura digna de película hollywoodense hoy devenido en padre gordito pero tierno pensar "qué raro...a mi edad mi viejo era re-flaquito"

2) Detectar cierta adiposidad en la zona de glúteos femeninas y/o áreas salvavidezcas masculinas, que nunca se creyó que podrían aparecer.

3) Encontrarse a uno mismo fisgoneando en la internet, googleando frases del tipo "porqué ya no me siento tan flaco", "dietas para no gorditos" y "lipoescultura de la vergüenza"

4) Pedir media porción de fritas en vez de una entera y condimentar la hamburguesa de McDonald's con medio sobre de ketchup, medio de mayonesa, medio de mostaza.

5) Llamar llorando a ese amigo gordito al que siempre le dijeron "pero si vos sos pura ternura, Gordo... la mina que te quiera te va a querer por lo que sos" admitiendo que siempre fueron una mierda de personas porque sabían que ganaban con la facha.


Una vez que se llega al síntoma número 5, no hay vuelta atrás.
Todos esos flaquitos que siempre chapearon con su metabolismo, con su privilegiado físico, con su "yo como lo que quiero y no engordo", sepan que la justicia existe.

Solo que a veces tarda algunos añitos en llegar...


Jijijijiji.


(Después dicen que los gordos somos resentidos. Noooooooo, ni en pedo)

Seguir leyendo...

Palitos made in China

Los palitos chinos, son tan chinos como los chinos dueños de supermercados.
O sea, no necesariamente son chinos (puede ser coreanos, japoneses, taiwaneses y/o peruanos) pero es muchísimo más fácil generalizarlos como chinos.
No me parece del todo mal, eh (será porque no soy chino, ni coreano, ni japones, ni peruano, no sé).

Sea como sea, lo de los supermercados y sus heladeras que se apagan de noche no por fines ecológicos sino por meras cuestiones económicas, me tiene sin cuidado por ahora.

Me preocupan mucho más los palitos.




Que los palitos podrían llamarse palitos japoneses, está claramente demostrado en el hecho de que el sushi, comida japonesa de acá a la China (cuá!) se come con esos palitos. Decir que la comida típicamente japonesa se come con "vajilla" china, es como decir que el mejor mate argentino se hace con yerba uruguaya. Es un despropósito.
Esto de la globalización nos hace ver palitos por todos lados. Que en Falabella, OKKO y esos lugares haya kits enteros para ambientar su casa como si fuera una choza en Pekín, llena de palitos, salsa de soja y almohadones con elefantes bordados ya no nos llama la atención.

Sea de donde sean los palitos, no son nada fáciles de maniobrar. Uno más o menos la puede pilotear a fuerza de comer mucho sushi y cancherearla pero es como hablar inglés entre latinos: si lo escucha hablar un nativo, se le caga de risa. Por más que no se me caigan los rolls, me llega a ver un chino y me pega un cachetazo por irresputuoso. Y seguramente me lo merezca.

Me pregunto: a los chinos le resultarán igual de graciosos los cuchillos y los tenedores como a nosotros ver a un occidental intentando con palitos?
Será común entre un grupo de norcoreanos adolescentes chistes del estilo "a que no te comés ese arroz con perro con cuchillo y tenedor, puto"?


Por qué siempre nos pasa lo mismo? Cuando viene un yanqui a la Argentina nos morimos por hablarle en inglés para que "no se sienta incómodo, viste".

Claro, porque cuando vamos a EEUU o a Francia todos se mueren por hablarnos en castellano así entendemos, no nos perdemos en el subte y no extrañamos, no?


No.

Seguir leyendo...

miércoles, 15 de octubre de 2008

Qué hora (h)usa, Sr.?

Esto de cambiar la hora cada tanto, me rompe un poco las pelotas.

Todo comienza cuando dicen que vamos a usar otro huso. Qué es la palabra huso? Para qué se inventa una palabra que solamente se puede usar en un solo lugar, momento y ámbito? No se podría haber usado otra palabra que ya existía... como por ejemplo...

Bueno, no se me ocurre ninguna ahora pero seguro que había miles mejores.

Lo más molesto del caso es que nadie se anima a decir EXACTAMENTE qué hay que hacer cuando hay un cambio de hora. Todos dicen "se adelantará una hora el próximo domingo" o "el 30 de Marzo próximo deberemos atrasar una hora nuestros relojes".

Siempre se hace a las 12 de la noche de un día (lo cual también es bastante confuso, no?), no pueden ser más claros y decir: "viejo, a las 12 poné las 11" o "cuando sean las 12, hay que poner la 1 en el reloj".

Eso, solamente eso, haría que todo la cuestión fuera más fácil de llevar adelante. Porque por evitar entrar en ese nivel de detalle que de verdad significaría nuestra vida, resulta que 2 días después nos cruzamos con alguien que tiene 2 horas de diferencia con nuestro reloj. Todo porque uno adelantó la hora y el otro la atrasó. Lo peor del caso, es que los dos pensamos que la estabamos adelantando!!!


Lo de usar las 12 de la noche, me parece una reverenda guachada. Nadie piensa en el día de la fecha? Resulta que si son las 12 y tengo que poner las 11, el reloj vuelve a pasar 2 veces por las 12 y cada vez que lo hace me avanza un día. No podría ser a las 23.30? Les jode mucho?

Solo en el caso de que haya hecho bien las cosas, cuando me preguntes la hora te voy a decir la correcta. Ahora, para saber en qué día estamos preguntale a Clarín, porque yo no te puedo asegurar de tener la información exacta.

Seguir leyendo...

martes, 7 de octubre de 2008

¿Un forúnculo?

(o Guía práctica para la identificción de chetos)

Hay muchas maneras de identificar chetos. Muchas son inexactas y no responden exactamente a una método científico. A continuación, las 2 más claras, concisas y por supuesto infalibles (como todo en este blog)


  • Los chetos no usan la palabra "ROJO". No la conocen. La tienen bloqueada de su extensísimo vocabulario. Uds. no me van a creer, pero yo escuché a un cheto referirse a una expulsión en un partido de fútbol, de la siguiente manera: "Fué tan fuerte la falta que la sacó tarjeta colorada inmediatamente". Too much.

  • Los chetos prefieren utilizar palabras que la gente normal no utilizaría. La palabra que más nos debería llamar la atención es la palabra "pequeño". Cuando escuchen a una tarada en un local de Akiabara, Paula o Tucci decir "me traés un talle más que este me queda un poco pequeñito", además de tarada (y gorda que usa talle 42), es cheta.
Para un cheto de ley, un forúnculo no es un grano rojo y chiquitito en el algún cachete. Es más bien "colorado y pequeñito". Eso acaso lo hace más ameno o menos doloroso?
No, claro que no.

Seguir leyendo...

domingo, 5 de octubre de 2008

10, 9, 8, 7, 6, 5 ...

Los microondas que yo conozco tienen botones que dicen "15 seg" o "10 seg". Además están los botones de a un minuto, de 10 minutos (nunca supe para qué) pero los de a segundos son siempre los más usados.

Con 30 segundos le sacamos el frío de heladera a un puré de papas de ayer y con 45, quien te dice, te recalentás una porción de fugazzeta en una cruda mañana de otoño/invierno.



Y si los botones fueran de a 1 ó 2 segundos... Ud. eligiría para calentar un vaso de leche "26 segundos" o "54 segundos" para calentarse un Paty?

No, no?


Entonces porque cuando puso 30 segundos se queda mirando cuando faltan más o menos 10 de la cuenta regresiva y lo para siempre 4 segundos antes????

Qué pasa, esos 4 segundos marcan la diferencia entre el a punto y el muy cocida de una salchicha de viena? Eh??!?!?!.

Después de 4 minutos que hace que se está descongelando esa pechuga de pollo, que le cambia a Ud. si lo para 3 segundos antes del pitido? De qué tiene miedo, de que el microondas se pase???


Esto con la lecherita y los fideos con tuco recalentados no pasaba...

Seguir leyendo...

Curso post-venta

Hoy por hoy cualquiera se compra una notebook y no falta el salame que anda con un iphone, Nokia N95 o teléfono zarpado que claramente no sabe utilizar.

Es cierto que hay que dejar de lado la envidia y dar una oportunidad a boludones que creen que la tecnología es soplar y hacer botellas para que todo funcione como lo ven en Youtube o como les prometió la televisión y que hagan su propio camino...

Solo hay 2 grupitos de gente que pido que por favor le presten un poco más de atención y si pueden, haganlos encerrar:
- Los que se compran una notebook y no la pueden usar sin mouse.
- Los que tienen un teléfono muy groso y lo usan con 2 manos.


No da...


Si la policia de Macri sirve para algo, tiene que ser para esto, viejo!

Seguir leyendo...

domingo, 7 de septiembre de 2008

Instinto de cazador

Que deleite, ver al mozo acercarse y desde lejos adivinar que se equivocó con algo de lo que pedimos o que se olvidó de lo último que elegimos.

...

Y justo ahí, cuando nos empezamos a frotar las manos y los colmillos empiezan a babear, se clava en su camino, mira hacia la bandeja sabiendo que algo no está bien y vuelve sobre sus pasos hacia la cocina.

Ahora, cuando vuelve a salir, la gaseosa sí es light como debería, el queso de rallar al lado de las pastas está donde antes había un hueco y cambió mágicamente las papas fritas por puré de papas.


Será la próxima, maldito afortunado.
Tal vez haya que disimular un poco el apetito de sangre de mozo y la respiración agitada...

Seguir leyendo...

lunes, 1 de septiembre de 2008

Apagón socialista

El edificio es bastante alto. Tiene 4 niveles de estacionamiento y recién después empiezan los pisos de oficinas, que llegan hasta el 26. En el 27 hay un comedor para gente top.
Y ahí estaba yo comiendo, piso 27, cuando las luces empiezan a bajar su tensión...
Cara de preocupación en mí, concentración en el pollo al strogonoff de mi compañero.
Mientras las luces bajan un poco más. Suben. Bajan. Suben.
Se corta la luz

"Qué bueno, el aire me estaba matando", fue lo primero que se me vino a la mente.
Lo segundo, inmediatamente después, fue "idiota, estás en el piso 27 y no hay luz, sabés que vas a tener que bajar por escalera?". La felicidad duró poquísimo.

Un corte de luz siempre se percibe gradualmente: primero pienso que es solo que se quemó una lamparita arriba mío, después es el piso entero, después puede ser que sea el edificio pero si enfrente no hay luz ya parece más grave.

Cuando el tipo de la mesa de al lado cortó el teléfono y le dijo a quien tenía enfrente, entre sandías y melones (porque ya estaba por la ensalada de frutas) "es a nivel nacional", me preocupé un toque.

Primero me preocupé por mi familia, por mis amigos, mi novia y pensé en llamarlos.

Cuando me di cuenta que "a nivel nacional" se refería a Venezuela y no a Argentina, me tranquilicé un poco.
Cuando me di cuenta que yo sí estaba en Venezuela, me volví a preocupar.

Breve resúmen de la situación:
- Piso 27.
- Comiendo.
- En Venezuela.
- Sin luz.
O sea...

La primera vez que saqué la notebook de la oficina del país, quemé la placa de red a los 15 minutos. Ahora la había dejado enchufada, mientras la luz amenazaba con volver con 550 volts y quemar todo a su paso.
"Pobre máquina, pobre Franco", pensé.
Ahí de nuevo: "idiota, estás en el piso 27 y no hay luz, sabés que vas a tener que bajar por escalera?". Pobre de mí, entonces. Me cago en Franco.

Llegamos al piso 20 por la escalera de emergencia. La secretaria nos ofreció usar el ascensor H, que estaba funcionando en modalidad de "Emergencia": implica bajar al 0 y después sube uno por uno a todos los pisos.
Lo pensé, eh. Era bajar 27 pisos en un ascensor en estado de "Emergencia", para después bancarme 19 pisos de abrir y cerrar las puertas para recién después llegar al piso donde quería ir.
Conclusión, llegamos al piso 20 por la escalera de emergencia.

Ya en el piso 20, el bendito invento llamado notebook nos permitía ser los únicos que sí podíamos seguir trabajando... salvo que estuviera out la red!. No, la red mágicamente andaba así que a seguir laburando.

Por suerte (?) media hora después se volvió a cortar la luz. Esta vez el corte duró bastante más pero volvió a volver la luz de nuevo otra vez.
Aproveché para hacer algunos viajes en ascensor que tenía pendientes y estando en el piso 23 escuché por los alto parlantes "SEÑORES ABANDONAR EL EDIFICIO UTILIZANDO LAS ESCALERAS". Así, sin porfavores ni nada. Una descortesía.

Breve resúmen de la situación:
- Piso 23.
- En Venezuela.
- Sin luz.
- "Evacuación".
O sea...

Un poco me desesperé, lo reconozco.

Tenía en la mano mi notebook (para los que la conocen, saben que pesa 5 kg) y el resto de mi equipaje estaba en el piso 20. También mi compañero.
Como un Silvester Stallone socialista tenía que llegar al piso 20, rescatar a mi compañero y huir del edificio antes de que se vuelva a cortar la luz, recuperé la compostura.

Cuando ví que todo mundo seguía como si nada, me propuse llegar al piso 20 por ascensor. Eso sí, para llamarlo toqué los botones con fuerza y energía: ya estaba cargado de adrenalina!!!. Como no venía, me fui en escalera.

Ya en el 20, cargado de adrenalina y un poco agitado (fueron 3 pisos y la escalera marea mucho) guardé todo y me dispuse a salir corriendo hasta Planta Baja.
Ahí, surgió otro problema: mi compañero, un poco más calvo, un poco más gordito, un poco más viejo, un poco más maltrecho que yo se sinceró "yo no llego abajo con la computadora y todo".

Breve resúmen de la situación:
- Piso 20.
- En Venezuela.
- Sin luz.
- "Evacuación".
- Mi computadora de 5 kg de un lado
- Mi compañero de 90 kg y su computadora de 5 kg del otro.
O sea...


Pensé en cargarlo al hombro y bajarlo a la PB pero cuando me acerqué a su entrepierna con mi hombro, para empezar la maniobra me increpó al grito de "a dónde vai, hueón!?".
Me di cuenta que su intención era que le lleve la computadora nomás.
Menos mal.

Arrancamos: eran 20 pisos, por escalera, con 2 computadoras de 5 kg cada una, más el cargador, más una caja de Havanna de 12 alfajores mixtos que traje de Argentina y que todavía no pude entregar. Con zapatos, traje, corbata.

La tarea no iba a ser fácil.

Cuando ya estábamos por el piso 6, empecé a relajarme. Bajar 6 pisos por escalera es algo fácil, no debería faltarme energía para ello.
En el piso 5 la mina que iba adelante mío le comentó a su gorda amiga: "Uh, faltan 10 pisos todavía!. 5 pisos + los 4 de estacionamiento y después Planta Baja".

Ahí me desmoroné.
Pensé en dejar todo ahí.
Pensé en volver a subir.
Pensé en salir a la ventana, gritar como una gorda para que los bomberos pongan su cama elástica y me agarren.
Pensé en que no había bomberos, porque nada se incendiaba.
Pensé en mi compañero.
Si el podía, yo tenía que poder.
Lo miré. No tenía cara de que todo vaya bien, y todavía no sabía que eran 10 los pisos que faltaban.
Tomé fuerzas de donde no tenía y volví a la marcha con todo para encarar los ahora 9 pisos restantes.

Cuando llegamos al segundo nivel de estacionamiento, mi compañero se dio cuenta del engaño y empezó a las puteadas. "Vamos que se puede, ya estamos" gritaba yo. La gente se empezaba a oir, los gritos de la calle ya se hacían escuchar.... no faltaba nada, ya estábamos en la calle.

Sí, cartel de PB, estamos, llegamos!!!!!

Ya era hora de aflojarse la corbata, de pasarle su computadora a mi compañero y de respirar el aire fresco.

La ciudad es un caos y ya 2 taxis a los que llamé para pedirles que atraviecen la ciudad, me pasen a buscar y me lleven de nuevo al hotel, me cortaron el teléfono riéndose a carcajadas... parece que no soy el único que se quiere volver.

Seguir leyendo...

Hielo y chocolate

Cuando llego de la oficina a mi habitación del hotel, tengo una rutina bastante parecida: me saco el traje, acomodo las cosas de la oficina, voy al baño.
Si tengo tiempo, me tiro un ratito. Sino, me baño y salgo.

Siempre, pero siempre, pero todas las veces, cuando estoy en el baño tocan el timbre.


Pueden tocar el timbre por muchos motivos: porque se prende fuego el hotel, porque está lista la ropa que mandé a la lavandería, porque el hotel decidió regalarme una canasta con frutas... entre otras.

Siempre, pero siempre, pero todas las veces, es la estúpida que toca el timbre, abre la puerta y pregunta "Sr. desea hielo?. Chocolate?".

Qué le puedo contestar, todo agitado por haber salido rápido del baño para atenderla, todo agitado, asustado por el timbre, aterrado porque pensé que se prendía fuego el hotel y repasé rápidamente donde estaba mi pasaporte para agarrarlo y salir corriendo...


Nunca hace falta que le conteste nada.
Con la cara de culo que le pongo, alcanza y sobra.

Será que este hotel tiene cámaras y cuando ven que me meto en el baño me la mandan?

Seguir leyendo...

martes, 12 de agosto de 2008

Cuestión de piel

No me hago querer en los países. Lo sé. Me cuesta hacerme querer en mi Buenos Aires querido, menos me van a recibir con los brazos abiertos los mozos, botones, choferes y recepcionistas de países bananeros vecinos.

Lo tengo asumido y si hiciera terapia, seguro que tengo otro montón de temas para elaborar antes que éste. Créanme.


A lo que no me acostumbro a la discriminación que se hace por el color de piel. Eso sí que no.
Resulta que me toca estar un tiempito en un país casi casi caribeño donde el que no es negro mota al menos tiene un tonito que en Argentina ameritaría que lo llamen "Negro".

OK, bien por ellos. "Seguro que es porque se la pasan tomando sol", pienso para mí, mientras veo envidioso que les quedan mucho mejor que a mí los colores sobre su piel tostada y que pueden evitar preguntas del tipo "Te sentís bien? Estás todo ojeroso, casi verde".
Claro, no se les notan las ojeras ni los granos ni las imperfecciones producto de la sábana marcada en la cara o la afeitada a los apurones.


Entonces qué hago para solucionar el problema? Lo más obvio: le meto pileta, playa, sol y bronceador todo el tiempo que puedo a ver si después de estar acá encerrado unos meses en medio de la Revolución Bolivariana, al menos puedo sacar algo positivo.

Los resultados saltan a la vista: camino a la playa, bien temprano y con la ilusión a cuestas soy el más blanco de todos los que bajan por la autopista para pasar el día lagarteando bajo el sol.

Y a la vuelta? No solo soy el más blanco, sino que estoy más blanco que a la mañana, ya perdí la ilusión, tengo olor a sal y no me puedo ni parar de lo quemados que tengo los empeines.


Cómo puede ser??? Ellos usan crema factor 4 con bronceador y yo uso Dermaglós con factor 20 a prueba de todo y el que no se puede ni acostar soy yo !!!!

Hay algo que no me cierra.


(Además de los zapatos, porque me duelen los pies zarpado.... algo más.)

Seguir leyendo...

Nadie es profeta en su tierra




Cuando uno sabe que va a pasar un tiempo en un país que no es el propio, puede adoptar una de 2 posturas: A) o se mimetiza con el lugar, comiendo las cosas típicas, hablando como hablan los nativos y viviendo sus costumbres; o B) hace fuerza para no dejar de ser nunca quien es, rechazando comidas extrañas, burlándose de costumbres y palabras graciosas.

Nunca falta el que se va de su casa creyendo que es super-hiper-recontra moderno y que se adapta a todos lados entonces busca en internet cuál es la comida típica y la pide ni bien llega!.
No solo eso, sino que trata de imitar el acento y usar las palabras que ellos usan incluso para hablar entre ellos.

Imagínese nada más un boludo que llega a la Argentina y ni bien baja del avión pide un mate y empieza a usar para todo palabras como "che", "boludo" y "groso".

¿Qué opinamos nosotros de un tipo así?
Que es un boluuuuuuudoooo. Muy bien.


Entonces, ¿por qué no abandonamos los intentos de hablar en colombiano, venezolano, chileno, brasilero y uruguayo y mejor nos concentramos en hacer bien las cuentitas, para que no nos rompan el upite los taxistas con el temita del cambio y los dólares relucientes de viajante recién llegado?


Hágale un bien a Ud., a su país de origen y al de destino: si ve un McDonald´s, no lo piense 2 veces. Un BigMac no le hace mal a nadie en ningún lugar del mundo. Lo máximo que le puede pasar es que le quieran cobrar el ketchup y ahí Ud. se caliente como es debido, pero va a evitar vomitar a las 2 horas de haber llegado a un país ajeno.

Seguir leyendo...

miércoles, 30 de julio de 2008

Incertidumbre

El buzo está ahí, tirado sobre la cama o en el apoyabrazos de un sillón listo para volver a abrigarnos y salir.
Es cuestión de agarrarlo, encontrar el hueco de la cabeza y las mangas y hacer que todo coincida con todo

Desde que meto primero las manos en las mangas y voy buscando que la cabeza pase forzosa entre el cuello (hecho a propósito para recordarme que soy un poco más cabezón que el "standard"), hasta que por fin estiro el buzo sobre la busarda para disimularla lo más posible no pienso en otra cosa.

"por favor que me lo haya puesto al derecho, que me lo haya puesto al derecho, que me lo haya puesto al derecho..."


Solo en un 50% de las veces, la suerte está de mi lado.

¿Es muy jodido hacer los buzos de un color distinto adelante que atrás, así evito quedar como un boludo tantas veces seguidas?

Seguir leyendo...

jueves, 3 de julio de 2008

Bostezo de una noche de invierno

En invierno, la gente bosteza más que en verano. Es un hecho, no se preocupen por desmentirlo, por acercar estúpidas encuestas que lo nieguen o tirar comentarios del tipo "pero mirá que yo bostezo más en verano, eh".
Me importa tres belines!!!

La gente bosteza más en invierno. Listo, punto, nada de discusiones que no conduzcan a nada. Concentrémosnos entonces en lo verdaderamente importante: Por qué?
Todos saben que el invierno nos da más ganas de hacer pis. (Esto también es un hecho, no empecemos!).
No termino de entender porqué uno hace más pis cuando hace frío pero pasa... lo mío es un caso especial porque aunque sea verano cuando termino un vaso de agua o una botellita de gaseosa, tengo que ir a equilibrar el mundo del líquido que me contiene y lo devuelvo a la madre tierra; pero fuera de ese pequeño detalle (ahora que lo pienso, tal vez tenga que consultar algún urólogo....) todo el mundo sabe que el frío da más ganas... de mear, claro.

Y durante la noche?, no es la excepción.
Uno se acuesta a dormir, control remoto en mano para ver las últimas pavadas en la tele y sabe que tiene que hacer una pasadita por el baño antes de cerrar los ojos y apagar el chupete electrónico, porque si no hay grandes riesgos de tener que levantarse cada 2 horas.

Pero acaso por esa meadita pre-sueño nos evitamos ir al baño a mitad de la noche? No, señor, de ninguna manera. Así que unas horas después de haber empezado a dormir profundamente, de nuevo arriba para mear.
Resulta que teníamos para dormir, póngale, 8 horas pero a las 4 nos tuvimos que levantar imperiosamente a mear producto del frío y no nos quedó otra que abrir los ojos. Bueno, nos quedó otra pero implicaba tratar de embocarla con los ojos cerrados y el riesgo de mearse encima y terminar abriendo los ojos igual para verse empapado como un bebé de pecho, era realmente alto...

Si uno está dormido, alcanza con abrir los ojos aunque sea por un segundo para que la sensación de descanso se vea interrumpida y el contador de horas de sueño vuelva a 0, entonces esa meadita a mitad de la noche nos caga la vida (casi literalmnete).


Solución? No, no hay solución: si acaso el horario de laburo empezara más tarde, igual tenemos el problema de tener que levantarse cada 4 horas; entonces siempre el reloj vuelve a cero.
Dormir sentado en el inodoro? Creo que no es la mejor opción... tendríamos que probar si no se puede hacer algo para aumentar el efecto invernadero y el calentamiento global así hay cada vez menos meses de frío en el año y esto no pasa tanto.

Yo sé que no es lo mejor para el planeta, pero a mí me duele la mandíbula de tanto bostezar, viejo. Qué querés que te diga...

Seguir leyendo...

miércoles, 25 de junio de 2008

"Cualquier pelotudo tiene un blog"

A mí siempre me cayó como el culo el Sr. Juan Pablo Feinmann.
Escribió un par de libros y yo leí uno de ellos.
Bueno, en realidad leí una cuarta parte de uno, porque me aburrió tanto que no lo terminé.
Y me sentí culpable... no lo quería dejar por la mitad porque sentía que era como irse del cine en el medio de la peli. Pero de verdad que el libro era una mierda y fue más fuerte que yo.

Hace un tiempito este tipo tiró una frase muy poco feliz y obviamente el mundo enloqueció. La frase fue "En la Argentina cualquier pelotudo tiene un blog".



Yo estuve pensando mucho en esta frase.


Creo que un poco tiene razón, pero no me parece justo hacer una generalidad de una situación como ésta.
Yo conozco un montón de pelotudos que no tienen blogs.

Está de moda la creencia que hacer un blog es una pavada porque no hay nadie que corrija la ortografía y hasta quienes consideran un acto "narrativo masturbatorio" escribir una boludez en una página web y que lo lean entre 15 personas y quichicientasmil personas.

Pero Ud. debe saber querido lector (acaso también dueño de un humilde blog), que no es tarea fácil mantener un espacio de nivel, donde se presenten agudas reflexiones, filosas observaciones de la realidad y un estilo narrativo único e irreproducible. (No lo digo por mi blog de morondonga. Lo leí en internet... creo que en un blog).

Le pido por favor que NO piense en este blog como un ejemplo de lo mejorcito de la web... Noooo, Sr.... lejos está de serlo.

Hay buenos blogs sobre periodismo (como éste). Hay buenos blogs literarios (como éste) y excelentes blogs sobre humildes esperiencias personales (como éste).

Y si quieren divertifse un ratito, propongo que busquen en Google la frase "cualquier pelotudo tiene un blog". Hay respuestas de lo más originales...

Seguir leyendo...

lunes, 23 de junio de 2008

Habia una vez un circo

Todos se organizan y trabajan de forma mancomunada para un objetivo en común.
Es precioso ver el apoyo de los compañeros para que cada uno pueda cumplir su función de la mejor manera. El más nuevo le pide consejos al que más experiencia tiene y a nadie le avergüenza pedir una mano cuando la necesita.

En este compañía, todos tienen puesta la camiseta para que nosotros nos sintamos a gusto y disfrutemos verlos cuando las obligaciones y el bolsillo lo permiten. Porque es caro, sí, pero después de saborear lo que a cambio de ese dinero nos brindaron, ya no importa cuánto hubo que desembolsar.
No todos hacen lo mismo: cada cual tiene claro qué tiene qué hacer, cuándo tiene que hacerlo y para qué. La vestimenta de cada uno acompaña y el sonido nos transporta a un mundo donde ya nada es lo que parece y el mundo exterior poco importa.
Por ese rato que pasamos ahí adentro, ellos pondrán todo de sí para que nuestra estadía sea la más placentera y el producto que nos brinden nos regocije y nos alimente al alma.
Y si alguno falta? Siempre habrá un compañero para apoyarlo, para sostenerlo y para hacer que su ausencia no se note... porque el show tiene que continuar.

Qué?

No... ningún Cirque du soleil


Así se trabaja en Mc Donald´s todos los días!





Porque el que hace las papas fritas las hace sabiendo que es parte de una gran familia y que de él depende que el cliente disfrute al máximo su elección... y si el de las papas un día no viene, alguien lo va a cubrir porque todos pueden hacer de todo con tal de dar vida a este gran esfuerzo mancomunado.

Seguir leyendo...

lunes, 16 de junio de 2008

Telepobre

Hay básicamente 2 compañías de cable que operan en Buenos Aires: una es Cablevisión + Multicanal (ahora una compró a la otra, nunca me acuerdo cual a cual) y la otra es Telecentro.

Una cuesta casi 200 mangos si contratás TV + Internet. La otra, la mitad.
El 90% de la gente tiene Cablevisión, el 9% Multicanal y solo el 1% Telecentro.

Pero ¿por qué?. Si son casi iguales: tienen casi los mismos canales, la calidad de la señal es igual de mala en las 2 y la internet de una y de otro, andan como el culo. A simple vista, no hay motivo para que la gente siga eligiendo la que cuesta más cara, no?

Bueno, eso piensa uno mientras tiene Cablevisión. Después, cansado de pagar doscientos pesos por un servicio de mierda, decide que es mejor pagar la mitad, por la misma cagada. Cuando toma la jugada decisión de pasarse a Telecentro, no lo hace en pos de una calidad más alta de servicio, ni de calidad de imagen, ni de atención ni para luchar contra el gran monopolio... ni ninguna de esas pavadas.
Lo hace solo para no pagar tanto para que le rompan a uno el culo...

Pero con Telecentro, hay otra cosa. Al principio uno cree que le da lo mismo, que los canales están todos un poco más desordenados pero que es cuestión de costumbre para aprenderse cuál es Sony, donde está TyC y para las madrugadas de sábado dónde queda The Film Zone.

Sin embargo, a los pocos días de usarlo algo le llama la atención: "qué raro que esté Warner antes que Sony...". En Cablevisión y en Multicanal, por más que cambiaron mil veces la grilla, siempre Sony estuvo en un número de canal menor al de Warner. Uno lo deja pasar, cree que también se va a acostumbrar a eso y sigue creyendo que tomó una buena decisión.


Sras. y Sres., hace casi 2 meses que en mi casa hay Telecentro y les puedo contar la verdad de la milanesa: LOS 100 PESOS DE DIFERENCIA, VALEN LA PENA. NO SE PASEN A TELECENTRO.

¿Qué tiene Telecentro, que nos hace la vida un poco peor en cada zapping que hacemos?



Muy fácil, tiene los canales ordenados al revés. Cuando uno llega a lo que sería la zona de canales de series o a la zona de canales de deportes o a cualquier otro segmento, tiene primero los peores canales y después los que uno siempre termina viendo.
Entonces, cuando uno se sienta frente a la tele y dice "hoy quiero ver fulbo", se va al primero de deportes y ahí arranca el zapping furioso. Si los canales estuvieran en el orden correcto, uno sabe que en los primeros canales seguro encuentre algo de buena calidad como un Holanda-Francia de la Eurocopa pero si por casualidad en vez de eso encuentra a Quique Wolf, sigue adelante. De última, si nada de lo que había en los canales más mejores lo conforma, sigue adelante hasta terminar con el segmento y se enganchará con un torneo de póker en ESPN o algún partido de Cambaseres que transmita América Sport. Qué va a hacer, es lo que hay.

Ahora, si Ud. tiene la maldición de tener Telecentro, primero entra por los canales más mediocres y si encuentra algo que más o menos zafa, se queda. Pero nunca llega a ver qué había en los canales buenos.
Es así, como hace 2 meses que en vez de ver Friends, CSI o Dr. House, estoy viendo "Mork y Mindy" con Robin Williams, "Los Rodriguez" por Volver y 200 series con yanquis a los que le hacen la casa de nuevo porque se las destruyó un huracán o novelas con el actor de Baywatch.
Como me entretengo con eso para ver si zafan, cuando quiero seguir adelante ya llego a los mejores canales con programas que hubiese preferido ver, pero ya son las 10 y cuarto, ponele. Entonces ya está empezado el capítulo y no entiendo nada.


Yo no quiero sumergirme en la pelea de protestar todos los días en la puerta de Telecentro con un cartel que diga "PUTO PONÉ SONY EN EL 33!!!", pero tal vez si todos nos ponemos de acuerdo, los fabricantes de televisores pueden hacer un control remoto que en el lugar donde está el botón de subir de canal, esté el de bajar. Así, casi que no me daría cuenta y haría el zapping al revés, pero para adaptarme a Telecentro.


Claro, que si después vuelvo a Cablevisión porque baja a 90 pesos, voy a querer hacer un cucurucho con el control remoto, no?

Seguir leyendo...

Me llamo Juan, soy tu vecino del 8ºC

Ud. que se llama Juan, pongámosle.

Sin embargo suele sufrir que lo llamen "Pablo... eeeee... Diego... eeee... Pedro... eee.... Alberto.... eeee.... Horacio... eeee... Alejando... eeee... Federico... eeee... Leo... eeee... Juan".

No tiene las bolas llenas?

Cómo se hace para que abuelos, tíos, compañeros de trabajo y demás inmemoriados no tarden 2 horas y nombren a los 12 apóstoles antes de adivinar nuestro nombre???

Nos ponemos cartelitos como si el mundo fuera un gran Mc Dondald´s?

Después, cuando para evitar eso recurrimos al "boludo" y nos salteamos lo tedioso de acordarse todos los nombres de amigos y conocidos, hay que bancarse a los viejos y sus continuos "parece que todos se llaman igual".

Seguir leyendo...

miércoles, 11 de junio de 2008

Más sabe el diablo por viejo que por diablo

En algunos rubros en particular, debe ser celebrada la experiencia del profesional.
Aunque no es así en el caso de los profesores de gimnasia en las escuelas, donde es bueno evitar que dicte clases un viejo que se cae a pedazos o en el caso de los mozos donde lo ideal es encontrar un punto medio: ni un pelotudo que empieza hoy ni un mozo antiguo que por las dudas escupa todos los platos.

Donde sí es valorada la antigüedad en el desarrollo de la tarea, es claramente en al ámbito de la salud.


Lo cierto es que el médico con más años en el tema, ya controlo un poco mejor sus emociones. Un pichi que recién empieza tiene todo más a flor de piel, entonces ante un zarpullido le sale de adentro un "Uh, boludo estás al horno". Y a uno, que llegó al consultorio preocupado por su manchita en la espalda que pasó de color rosa a bordó viejo, esto solo lo empuja un poquito más hacia la idea de quitarse la vida bajo un colectivo en la avenida más cercana.

Lo mismo pasa cuando llegás con la lengua dormida al consultorio del dentista y le preguntás si tendrá algo que ver con que te arrancaron 2 dientes hace 10 días. La primera reacción interna del aprendiz de dentista, es pensar "esto lo vi una vez en la facultad pero decían que era rarísimo... justo a mí me viene a tocar???".
Él cree que solo lo pensó para sus adentros y nadie se dió cuenta de que duda, pero cuando empieza a transpirar como si de repente hubiese entrado al subte una manada de punguistas en busca de tu billetera y tiembla como si estuviera en Alaska con una remerita y sin bufanda, pienso que algo no está bien.

Yo por lo pronto sigo con la lengua dormida, el muchacho solo me dio más miedo y su consuelo de "esperemos unos días a ver qué pasa" no me dejó más tranquilo.
Eso y decirme "no tengo la más puta idea, pero en unos días vuelve el que sabe" es más o menos lo mismo, no?

Seguir leyendo...

jueves, 29 de mayo de 2008

2 menos y faltan...

Ayer me sacaron 2 muelas.
Las 2 de juicio de la izquierda. La de arriba y la de abajo.

Era necesario que me saquen las 2 juntas?... bueno, me tienen que sacar las 4 y la Dra. que me atendió me dijo "Ya que vas a sufrir por una extracción, aprovechá y sacate 2".

WHAT???? La Dra. dijo la palabra "sufrir"??? Estamos todos locos???

Porque mejor no me dice "Ya que vas a arriesgar tu vida en una operación de la que tal vez no salgas con vida, despedite de tus seres queridos con un fuerte abrazo"????

Ya empezamos mal.

Me dieron el turno para 3 semanas después de la primera consulta y primero pensé que era por una cuestión de organización y que tenían muchos pacientes.
A medida que transcurrieron esos 21 días me di cuenta que era pura morbosidad de esos carniceros, con el solo objetivo de que uno sume más y más nervios a medida que pasan las horas.
Lleguó el día D (D de Dientes...) con muchísimos nervios. Y no me refiero, claro está, a los nervios que están por debajo de las muelas que me van a sacar y que tal vez hagan que pase en vela las próximas 3 noches... esos deberían quedar.

Esperé 2 horas hasta que me atiendan. Sigue el morbo.
Me llaman por el apellido y dejo todo en la sala de espera al cuidado de mi novia.

Cuelgo el saco, la corbata al bolsillo del saco y a la silla eléctrica. (Sí, es una silla eléctrica donde uno se sienta en el dentista: tiene apoyabrazos y se sube con un pedal... es una silla eléctrica lo que hay en los consultorios. Cualquier semejanza con la vida real es pura coincidencia).

Mientras el cirujano organizaba papeles relojeé los instrumentos que había en la mesita de luz de al lado. Después de ver el martillo, la pinza y las 8 jeringas, decidí cerrar las ojos y que el resto de los sentidos se encargue de avisrme cómo va la cosa.
La historia fue más o menos así:

  • Dr. a paciente "es alérgico a algo". Pensé en contestarle "a los odontólogos" pero me pareció que no daba. Al menos no en ese momento...
  • Papel para no mancharme: como esos que uno tiene en los inodoros paquetes para no manchar, con un agujero en el medio. Así, pero en el medio estaba mi cara.
  • Luz en la cara (ojos cerrados, pero la luz es potente y se siente).
  • Aguja nº1: al cachete. No siento nada entre la nariz y la frente.
  • Aguja nº2: creo que al mismo cachete (ya no lo sentía...qué sé yo)
  • Manguera para ir absorbiendo líquidos, al lado del cachete.
  • Metal en forma de L para tirar para afuera el cachete (hay una Sra. especialmente parada al lado mío para hacer eso...)
  • Fierrito en el diente de arriba. Raspa, pero no lo siento... lo escucho.
  • Dr. a paciente "mire para acá por favor"
  • Dedo en la lengua para que no me meta.
  • Dr. a paciente "mire para acá por favor"
  • Golpecitos en la muela que se va,
  • Dr. a paciente "va a sentir unos golpes, no se asuste"
  • Golpes de martillo como si estuvieran queriendo colgar un cuadro en una pared de concreto, de esas donde después de hacer mierda la pared, 14 clavos y algún dedo a alguien se le ocurre decir "me parece que no se puede clavar acá porque hay una viga..."
  • Dr. a paciente "va a sentir un poco de presión, no se asuste". Eso es un poco??? Casi me saca de lugar la mandíbula... temía por mi cerebro.
  • Pinza para adentro, para afuera, para adentro, para afuera... así por un ratito. Habrán sido 40 minutos, no más.
  • Dr. a paciente "mire para acá por favor"
  • Hilo.
  • Hilo?
  • Hilo... ok, se vienen los puntos, ya se debe haber ido la muela.

"Ok, no fue tan grave, ahora sale la otra igual y ya está" pensé

Bueno, no: la otra incluyó más jeringazos, torno como si se hubiera arrepentido de sacarla y prefiriera limarla hasta que quede floja y mucho más hilo.

Ya está. Acá estoy.
Peor que ayer, pero seguro mejor que el mes que viene cuando me saquen las del otro lado.

Seguir leyendo...

"Cuántos tengo adelante?"

Este es un consultorio donde solamente se le sacan dientes a la gente. No hay tratamientos de conducto, no hay fluor, nada de aparatos ni limpiezas de sarro.

Pero no todos los que van, saldrán después con un diente menos. Se mezclan en la sala de espera los siguientes grupos: pacientes que esperan para que le saquen los dientes, acompañantes de pacientes, pacientes a los que les acaban de sacar dientes.



Cómo diferenciarlos? Muy fácil.

Un acompañanante es el único que tiene la tranquilidad necesaria para estar leyendo una revista. Quién sino, en su sano juicio, a punto de que le arranquen de la boca unos cuantos huesos, puede hojear una CARAS o una GENTE aunque esté Araceli en tapa???

Si Ud. ve a una persona que no habla nada pero nada, blanca como un papel de los nervios, puede ser un paciente que todavía tenga todo los dientes o que ya haya pasado por la carnicería donde quedó con alguno menos. Cómo diferenciarlo entonces?

Si tiene la boca hinchada como un sapo, ya lo atendieron; si mira nervioso cada vez que se abre una puerte y cada 2 minutos se acerca a la secretaria a preguntarle "Perdón, me llamaste?"... seguro que es la próxima víctima.

Ojo, que los nombres que terminan en "EL" como Ariel, Leonel, Gabriel, etc. se pueden confundir fácilmente con el "Quién es?" que la secretaria repite incesantemente cada vez que suena el timbre. Para evitar quedar como un pelotudo, trate de concentrarse en su apellido ya que es probable que lo llamen así...

Seguir leyendo...

viernes, 16 de mayo de 2008

Partícipe necesario

Llegué a la estación y justo había un subte parado. Apuré los últimos pasitos y me metí un segundo antes de que cierren las puertes.
Quedé "atrapado" entre 2 sritas. No muy cerca como para comprometerme en lo emocional y/o ser sometido a roses eróticos, pero sí para escuchar cada una de las palabras que intercambiaban.

El subte avanzaba y yo creí que iba a ser difícil sacar mi libro desde abajo de la muchedumbre para sumergirme en la lectura y avanzar un poco más en la intriga... después decidí que valía la pena ni intentarlo: las chicas estaban hablando de talles. "Típica conversación de minas", me apuré a sentenciar.
Una le dijo a la otra que hay que ver bien el tema del tamaño, porque después aumentas unos kilitos y te quedan distintas pero que la posta es con una remerita. Que si la remerita después no te entra se empieza a complicar.
La otra asentía, pero sabiendo por experiencia propia de qué hablaba.
Después pasaron a implicancias un poco más administrativas y pensé que una de las 2 se casaba: la que "se casaba" estaba satisfecha con que en el laburo le iban a dar la semana que necesitaba los primeros días de septiembre. La otra parece que tuvo que combinar lo suyo para no faltar al laburo para el día de la madre.

Después la cosa pasó de castaño claro a castaño oscuro: empezaron a hablar de doctores. "Pobre", pensé. "Yo creía que estaba feliz por que se casaba y se iba de luna de miel y resulta que la pobre va a tener que someterse a una operación...".


"la cosa pasó de castaño claro a castaño oscuro"


El subte aceleraba y yo cada vez estaba más preocupado por estas chicas. La amiga la consolaba con que el post-operatorio no era tan jodido y que valía la pena.
Cómo puede valer la pena de que te duerman con anestesia, te arranquen un pedazo de vesícula y te duela por 2 semanas?????.


"Te van a quedar hermosas", le dijo la experimentada a la más nuevita en el tema.

Epa.

"Es que yo las quiero tener acá, bien paradas. Si me pongo y después están medio caídas me muero. Nada de perfil bajo", contestó la que se casaba y se operaba.

"A mí me cambió la vida. Andá de mi médico, que te va a cantar la posta sobre qué tamaño deberías ponerte".
"Todos coinciden en que me tengo que poner bastante, por mis caderas".


PAREN UN POCO CHICAS !!!!!
ESTAN HABLANDO DE PONERSE PECHOS !!!!! Y YO ???????
NO SE DAN CUENTA QUE ESTOY ACÁ Y NO PUEDO MAS ?!?!?!?!?


POR QUE NO ME PREGUNTAN A MI CÓMO PREFIERON QUE LES QUEDEN ?!?!??!?


Menos mal que llegamos a Independencia y una de las 2 se bajó. A mí no me quedó otra que mirar de reojo a la que se quedó, la operada, para ver cómo le habían quedado. No sé cómo estaba esta chica antes la intervención, pero la verdad que ahora le quedan de 10.

Mujeres, a no desesperar: No llegué a escuchar la dirección ni el nombre del cirujano que la operó (a lo mejor lo dijeron antes de que yo suba o a lo mejor estaba muy concentrado en otras cosas) pero si me la cruzo de nuevo le pregunto.

Espero que no se ofenda con un "Mami, quién te operó las tetas? Te quedaron divinas".

Seguir leyendo...

Ser feliz con tan poco...

Trabajo en una oficina horrenda.
Es menos horrenda que la oficina donde trabaja antes, pero eso no quita que ésta lo sea.
Es horrenda por varios motivos:
- Tiene ventanas, pero dan a un edificio que se cae a pedazos.
- Difícilmente podamos congeniar la temperatura ideal para pasar todo el día entre todos los "habitantes" de este nuestro segundo hogar.
- Los cables de la máquina de agua fría pasan justo por arriba de unos cuantos enchufes y todavía no sé cómo nunca voló todo a la mierda.

- El ascensor es muy lento y a veces cuando llega a planta baja, no se abre la puerta... entonces? Hay que irse al primer piso y bajar por la escalera. Nótese que en total son 2 pisos.
- Hay un subsuelo, al que el ascensor llega pero no hay botón en el ascensor para ir al -1. La única manera de que el ascensor llegue ahí es que alguien lo llame. Increíble.
- En la puerta del baño cada tanto se traba el "bracito" que está arriba para que cierre sola y más de una vez uno casi se saca la cabeza con la cabeza que se trabó contra la pared.
- De la máquina de café se vió salir una cucharacha, nadando en un cortado dulce.
- Cada tanto los teléfonos mueren. Casi siempre es junto con toda la red y mientras uno tiene abierto un documento de esos importantes.
- Se corta la luz todos los fines de semana.


Si le pongo garra, puedo hacer de esto una lista interminable, pero acabo de descubrir una ventaja que tiene esta oficina con respecto a la anterior: tiene agua caliente en el baño. Como es un edificio viejísimo, no tiene esos sistemas modernos de apretar y que corte solo. Tiene 2 canillitas, a la vieja usanza: una es fría y otro caliente. Siempre supuse que de las 2 salía agua fría pero grande fue mi sorpresa cuando descubrí que de la de la izquierda, el agua sale caliente. Caliente en serio, onda para pegarse una ducha.
Es IM-PRESIONANTE.


El único detalle es que yo no me puedo lavar las manos con agua caliente porque me da como alergia y se me brotan... pero eso es otra historia.

Seguir leyendo...

miércoles, 7 de mayo de 2008

Me cago en la caja rápida

Es extraño lo que voy a decir, pero estoy convencido de que el baño tiene peligrosas similitudes con la visita al supermercado.

Cuando uno va al super a hacer compras, va con una idea en la cabeza de lo que tiene que comprar pero después termina siempre llevándose algo más.

En el baño siempre pasa lo mismo.
Si vas a buscar un peine, te lavás las manos ya que estás ahí...
Cuando uno va a lavarse las manos, se termina hechando una meadita...
Si va a hacer UNO, muchas veces termina haciendo DOS producto de algún accidente parado frente a algún mingitorio...


OJO: a no confundir donde saca la tarjeta de crédito y donde se baja la bragueta. Puede traer grandes complicaciones!

Seguir leyendo...

Insoportable

Recordé que cuando yo era un boludón de algo así como 17 años (no es que ahora no sea un boludón, sino que ya no lo soy de 17...) aprendí a chasquear los dedos.

Sí, a chasquear los dedos. Sí, recién a los 17. No dije acaso que era un boludón?

Bueno, lo importante (?) de todo esto es que hasta llegar a aprenderlo me llevó mucho tiempo de intentarlo sin éxito, hasta que después empezó a sonar. Primero una vez aislada, después un poco más seguido hasta dominar totalmente la técnica.

El único problemita, es que no podía dejar de chasquear. ESTABA TODO EL DIA CHASQUEANDO LOS DEDOS COMO SI EN MI CABEZA SONARA TODO EL TIEMPO UNA CANCION DE JORGE DREXLER !!!!!!!!

Por suerte se me pasó. Creo que se me pasó cuando dediqué todos mis esfuerzos a aprender a hacer globos con los chicles, otro gran pendiente para mis 17 años.

A qué viene todo esto? Que ahora, no sé si por el stress laboral, por el humo de Bs. As. o simplemente porque estoy de atar, me encuentro a veces chasqueando los dedos por la vida. Es insoportable hasta para mí, pero no puedo evitarlo.
Creo que es como un tic.



NOTA: Aprendí a chasquear, pero solo con la derecha.

Seguir leyendo...

lunes, 28 de abril de 2008

Siempre se puede estar peor

Esperamos el colectivo, muchísimo más tiempo del que nos hubiese gustado.
Lo mínimo que esperamos es que llegue con un lugar reservado para nosotros.
No, claro que no. No importa el cansancio del día, no importa que ya es tarde ni tampoco importa si está lloviendo a cántaros. El colectivo va a venir lleno porque quiere.

Nos parece que nada puede ser peor que subirnos a uno de esos colectivos donde no hay lugar ni un puto lugar donde no te apoyen, sin distinción de sexo credo o estrato social.

Nada, salvo que el colectivero endemoniado grite "Abajo todos, no va más".

¿No va más? ¿Qué te pensás, que es el casino de Mar del Plata ?????

¿Qué loco, no? Porque odiabas ese bondi como nada en la vida y ahora que lo ves ahí, paradito, solo, con las balizas puestas y el asiento de atrás saliendo por la ventanilla a modo de código interno entre choferes... se te pianta un lagrimón.

Se te pianta un lagrimón porque sabés que ahora te vas a tener que subir a un bondi peor que el anterior !!!

Seguir leyendo...

jueves, 24 de abril de 2008

VTA-DTO.F.MLUM.82. C/T+LV+TZA.L/V12a18

La frase "Vendo departamento con las siguientes características: vista al frente y muy luminoso. Superficie total: 82 m2. Tiene teléfono, lavadero y terraza. Se lo puede visitar de lunes a viernes de 12 a 18." tiene 200 letras, incluyendo las comillas.

Sin embargo, VTA-DTO.F.MLUM.82.C/T+LV+TZA.L/V12a18 tiene apenas 37.



Eso podría ser una explicación de porque en los diarios (que venden los avisos por tamaño) los clasificados están escritos como si fueran un mail de un pibe de 12 años...


Lo que tal vez necesite una explicación, sean todos las "palabras" de este lenguaje. Por eso a continuación, un breve diccionario para no naufragar mientras se navegan los clasificados (cuá!)

Los fáciles:
ALQ = Alquiler / Alquilo
FTE = Frente, que es con vista a la calle
CFTE = Contrafrente, que no es con vista a la calle (obvio)
TZA = Terraza
PPIA= Propia... o sea que TZA PPIA es Terraza Propia... groso!
L/V = de Lunes a Viernes
L/S = de Lunes a Sábado
L/D = bueno, se entiende...

Los más complejos:
S24H: Seguridad 24 Horas... epa, eh!
C/ESTD: No, no es con estudio... es "Cerca de Estación Subte D" No, no dice de qué estación del subte D.
D110M: Esto es algo así como u$s 110.000

Para el resto de las abreviaturas, tendrá que meterle mucha imaginación.

Lo peor que le puede pasar es que se quiera comprar un departamenteo que se anuncia como: B/3A/50/80 creyendo que es un departamento de 3 ambientes, 50m2 en la zona de Belgrano a 80 lucas (una bicoca); cuando en realidad es un 3ºA por escalera en un edificio de 50 pirulos, en Berazategui, a 2 cuadras de la parada del 80.

Seguir leyendo...

jueves, 17 de abril de 2008

¿Buenos Aires?

¿¿¿Cómo se puede llamar "Buenos Aires" una ciudad que está llena de humo como si fuera un Bingo????

A veces tardo un poco en darme cuenta de algunas cosas... sin ir más lejos cuando ayer me percaté de que el aire estaba un poco enrarecido, no fueron pocos los que me criticaron fuertemente: "Vos sos un boludo, hace un mes que está lleno de humo la ciudad".

OK, no me di cuenta...

Me pregunto, ¿seguirá siendo negocio alquilar máquinas de humo para una fiesta?

Por lo pronto, estoy a punto de salir a la calle con barbijo (me compro 2 antes de que aumenten):



Seguir leyendo...

lunes, 14 de abril de 2008

120 minutos de 90 segundos cada uno

No importa a qué hora Ud. entre a trabajar.
Tampoco preocupa en qué zona trabaja, en qué rubro ni si es lejos o cerca de su casa.

Alguno después del trabajo tendrá la costumbre de ir a la Facultad, tendrá clase de tines, de Pilates y/o de cocina oriental con el mismo profesor que dicta Pilates (polirubrismo, que le dicen).

Nada de esto importa realmente.


Lo que sí importa es que 2 horas antes de terminar la jornada de laburo, no tengo un joraca de ganas de hacer nada !!! (No dije que el resto del día sí, atenti...)


¿Acaso los jefes no lo saben esto? ¿Los que te vienen a pedir algo rapidito para YA no saben que a esa hora no se pueden empezar cosas? ¿No sacan una estadística de que cualquier cosa que se pida a esa hora va a llevar 3 veces más de tiempo que si me la piden al otro día a la mañana?


Sres., colaboremos entre todos: la solución no es trabajar 2 horas menos, porque eso solo adelantaría el inicio de las últimas 2 horas de laburo. O me pasan las cosas a más tardar al mediodía, o será mañana tempranito.

¿Para qué hacer algo hoy que puede tranquilamente empezarse mañana a la mañana...?

Seguir leyendo...

miércoles, 9 de abril de 2008

El misterio de la puerta metálica

¿Qué problema tiene la gente, que no puede esperar correctamente el ascensor???

¿Cómo puede ser que cada vez que uno se toma un ascensor de esos que tienen las puertas metálicas, cuando llega a destino tiene que ver la cara de una vieja que se manda ni bien ve el hueco?

¡Espere que me baje, Señora! ¿Es muy jodido esperar el ascensor un pasito más atrás?!

No se puede creer. Estoy indignado!

Seguir leyendo...

domingo, 30 de marzo de 2008

"Entre pitos y flautas"

Según recientes encuentas esta es la frase más boluda del idioma castellano.
Sí, de verdad. No intenten buscar frases más inútiles porque no las van a encontrar.

Nadie sabe bien qué significa, nadie entiende qué son los pitos y las flautas y donde pueden estar mezclados para que tenga sentido situarse entre medio de los unos y las otras.

A lo mejor entre músicos es un cago de risa la frase, no sé.

Si yo tuviera una casa de música que vendiera pitos (?) y flautas, pondría los pitos en una punta del local y todas las flautas en la otra. ¿Para qué?

Para que cuando venga algún boludo a preguntar "¿Vendés pianos?" le pueda contestar "Sí, están entre pitos y flautas".

Como no tengo una casa de instrumentos musicales, la odio.

En la próxima edición de esta sección: "Hasta que las velas no ardan".

Seguir leyendo...

jueves, 27 de marzo de 2008

La paloma de La Paz

Hay 2 tipos de palomas.
La paloma de la Paz, es un modelo que viene en color blanco, con rama de olivo en la boca y que la gente aplaude cuando sale de la galera de algún mago:



La otra es la de La Paz, Bolivia. La paloma sudamericana en general no es tan glamorosa como la Europea: se caga en la gente que le pasa por abajo y ocupa las plazas disputandose el lugar en los bancos con linyeras, cartoneros y borrachos.

¿Cómo hace la paloma para ocupar un banco de plaza siendo tan chiquita?. Fácil, te lo caga todo. ¿O acaso Ud. se sienta en un banco verde cagado de blanco cada 2 cm.???

Cuando la gente visita Europa se saca fotos con las palomas en la Piazza San Marco de Venezia, en la Plaza Mayor y hasta en la Roberto Piazza(el diseñador...).
Eso te lo entiendo, porque se sabe que son palomas limpitas, más cultas, leídas, más de mundo...



Pero ¿alguien me puede explicar qué hace la gente sacándose fotos con las palomas de Plaza de Mayo todo el tiempo?.

Dejémonos de joder un cachito.

Seguir leyendo...

miércoles, 26 de marzo de 2008

Test vocacional

Llegué a la conclusión de que todas las profesiones o todos los oficios tienen un enemigo. Un enemigo, no es un competidor... es una sindicato entero que le saca (o intenta sacarle) la comida de la boca a los profesionales de otro rubro.

Hay algunos más obvios que otros, como el de los médicos y los que tienen una casa de velotorios. Cada paciente salvado, es un "evento" menos... razón suficiente para la eterna enemistad.

Pero hay algunos, que no son tan obvios.

Tal es el caso de los carniceros con los que tienen casas de pastas: cada domingo al mediodía, los unos y los otros se baten a duelo para ver qué elegirá la familia argentina. Recordar que cada tirita de asado hecha a la parrilla, es un plato menos de ravioles con tuco!. La lasagna vendría a ser una especia de tregua...



Algo parecido se puede adivinar entre restauranteros y dueños de supermercados.
Detrás de cada reunión en la que se decida "en vez de ir a comer afuera nos juntamos y cocinamos una milanesas" los unos o los otros están agarrándose la cabeza.

Las maestras son enemigas de las profesoras particulares que preparan chicos en Diciembre y Marzo. Si las maestras le enseñan bien a los chicos, las profesoras se mueren de hambre.

Los buenos cirujanos plásticos son enemigos de psicológos que ya no tienen complejos de narigones y pendeviejas de culo caido que atender.

Pero hay una profesión, que solapada, es la enemiga número de uno de casi todas las demás. Sí, no es solo enemiga de una sino de casi todas.

Son los traumatólogos/kinesiologos/masajistas. (Perdón profesionales de la materia, pero sinceramente no termino de entender la diferencia entre estas 3...).
Cuando uno va al médico con un dolor de panza, el doctor le da unas pastillitas y listo. El dentista (enemigo de la especie humana, que merece un párrafo aparte) me arregla los dientes y ni siquiera hace falta que le diga cuántos años tengo.

El traumatólogo/kinesiologo/masajista, no. Cuando lo que duele es la mano, cuestionan que uno labure todo el día con la computadora "es que usar tanto el mouse genera este tipo de lesiones" te tiran.

Si lo que te duele es la espalda, proponen que hagas pilatas + natación + yoga y camines (no corras) 4 veces por semana. Claro... y si yo soy camionero y me duele la espalda por venir manejando desde Tucumán arriba del Scania??? Qué hago? Dónde hago natación, yoga y streching???? Aviso que llego a Buenos Aires el mes que viene???

A mí me han llegado a PROHIBIR los abdominales. PROHIBIR. Cómo voy a hacer para ganarme las minas que se gana Mariano Martinez si no puedo hacer mil quinientos millones de abdominales bolita por día??? Me compro una de esas mariposas electrónicas que venden en Sprayette para tener una tabla de planchar pero a riesgo de dejar mi vida por una patada de esa mierda ??????.

El 90% del ser humano que trabaja en oficinas usa computadoras... no podrían esta manga de ladrones pensar en una respuesta más astuta que no incluya dejar de usar el mouse para trabajar??? Qué hacemos? Volvemos al D.O.S. 6.22?


Hace 100 años, cuando una persona se partía la espalda al medio por laburar todo el día en el campo o levantando casas a nadie se le ocurría decirle "mejor descanse y no labure por 2 meses, así se recupera". No Señor, se lo aplaudía, se le pagaba lo que se le tenía que pagar y la gente seguía como tenía que ser: jorobada pero feliz.


Es todo culpa del malentendido progreso...

Seguir leyendo...

lunes, 17 de marzo de 2008

Guarda !!!!

El hombre llegó a la luna.
El hombre inventó la televisión, la internet y el botón de "Canal anterior" en el control remoto.
El hombre desarrolló sofisticados métodos para conservar los alimentos como la heladera y el Tupper.

Entonces...

¿Cómo puede ser que nadie le encuentre una solución a que cada vez que abrís un yogurt te salpicás una cuantas gotas de ese lácteo espantoso que no se sale ni frotándolo?

Existe el yogur entero, descremado, con cereales, con frutas, mezclados con jugo, para chicos, para grandes, para los que no pueden ir de cuerpo (que frase asquerosa...) para los que tienen las defensas bajas y algundo debe haber para los que tienen un huevo más grande que otro.

Pero todos vienen en el mismo envase asesino, inquisidor y alcahuete que no deja dudas de que uno se mandó un yogur hace un ratito, como si fuera un bebé de los que hasta que no vomitan ese quesito inmundo no se puede dormir.



Qué lo parió !

Seguir leyendo...

¿Cara o ceca?

Meto la mano en el bolsillo y lo único que encuentro son 3 paquetes de chicles.
A lo mejor en el otro tenga más suerte... Carilinas. Lleno de Carilinas.
La latita donde solía tirar las monedas al llegar a casa, está llena de caramelos. De los caramelos que compro cuando necesito monedas.



¿Y las monedas? ¿Dónde están las monedas?

Yo no sé donde están todas las monedas del mundo, pero sí sé donde NO están las monedas: en los kioscos, en los supermercados chinos, en los supermercados no chinos, en los taxis, en los subtes, en los colectivos, en las farmacias, en los restaurantes, en los amigos que siempre cambiaban monedas, no las tiene mi abuela que siempre regalaba para el viaje de vuelta y no las tengo yo.
Seguro que no las tengo yo.

Si las tuviera, no se explicaría porqué cada vez que tengo que viajar en colectivo, arranco con 10 pesos y me compro un paquete de Carilinas y unos chicles. Si suman $2, me devuelven 4 billetes de $2 y todavía sigo sin monedas. Si el costo es $3, un billete de $5 y otro de $2 se empeñan en que yo me siga llenando los bolsillos de chicles y pañuelos que no necesito.
Solo necesito una moneda, viejo!
Entonces, con los billetes de $2, todavía tengo que conseguir como viajar en colectivo. Camino una cuadra y otro kiosco tal vez sea la oportunidad: "un paquete de Beldent polar..." (sí, otro). Cuesta $1,25 y es suficiente para cagarme la vida. Todavía no tengo monedas para el colectivo y ya tengo los bolsillos llenos. Una cuadra más y el tercer kiosco me vende pañuelos descartables (marca chota, de esos que son finitos) por un peso con cincuenta.
Ya tengo monedas para el colectivo (apenas me sobran $0,25) y perdí los otros $5,75 comprando en los kioscos del barrio cosas que no necesito. Y ENCIMA ESTOY A 3 CUADRAS DE LA PARADA!!! TENGO QUE CAMINAR 3 CUADRAS PARA ATRAS!!! Que vuelvan los boletos cortados a mano y se metan en el culo las máquinas que solo andan con monedas !!!!!

La culpa de todo la tienen los que te estacionan el auto y te ofrecen "se lo cuido, jefe?". Esos tienen la culpa. Porque las únicas moneditas que tengo, con las que a lo mejor podría tener suficientes para viajar en colectivo hasta mi casa, se las tengo que dar a esos malvivientes cuyas opciones son: a)Se lo cuido; o b) Se lo rayo. Y como prefiero que no me lo rayen, le doy todas las monedas que tengo yo y que tienen todos los pasajeros del auto.

Y así, Sres., se van las monedas. Todos los días rescato 10 centavos de allá, 5 centavos de un vuelto, 25 que encuentro tirados en algún lado... y todos, pero todos, se los doy a los trapitos para que no me rayen el auto.

Eso es verdaderamente la mafia de las monedas !!!

Seguir leyendo...

lunes, 10 de marzo de 2008

El gusano metálico

El subte es el medio de la cultura. ¿Será acaso la herencia inglesa?

Todo el mundo lee. Están los que leen los apuntes camino a la facultad. El que lee su diario (La Nación, bien cómodo para el subte). El que garronea La Razón y lo apura antes de que se lo pidan en la última y lo vendan a los que vuelven.

No falta tampoco el que lee el diario... del otro.


Alguno leyendo un libro que recién empieza y el intelectual que ya lo termina.
Mirá, si fueras tan intelecutal leerías en tu casa, y no solamente en los 15 minutos de subte a la ida y 15 a la vuelta.


Música, a rolete. MP3, Ipod, Celular, poca radio portatil y discman escondido en morral. Ya no da para ir con discman, che.


Imáginese Ud. que sale de su casa y todos le preguntan a dónde va. No su Sra. o sus hermanos. Nooo. Todos. Los desconocidos. El portero de al lado, el kiosquero, el que espera con Ud. a que corte el semáforo. Todos.

Yo no sé Ud., pero yo no le contestaría. En el subte, la cosa es diferente. Si alguien pregunta "bajás en la próxima?" no es muy bien visto que la respuesta incluya la frase "qué carajo te importa". Paracería ser que es bueno sociabilizar ahí abajo. Después de todo, si un día se cae por un terremoto, un atentado terrorista o alguna catástrofe similar más vale que nos caigamos bien los unos a los otros, no?



El subte en Bs. As. tiene pocas combinaciones, porque no es la intención que se ande "mezclando" la gente.
El subte D es para los ricachones de la zona norte y futuros académicos que frecuentan facultades de donde salen Doctores en cualquier cosa, el A para viejos melancólicos que disfrutan el tango y algún que otro pibito del interior.
El subte B trae al centro a la clase media y el E arrastra gente de otra clase de medias: los que usan medias con agujeros.

El C es el subte que nivela, como si fuera el "Peronismo" hecho línea: recorre desde Constitución hasta Plaza San Martín. Un turista que pasara poco tiempo en la ciudad y quisiera tener algo así como un rápido panorama de como viene la cosa, que se tome el C en una punta y llegue a la otra sacando fotos. No hace ni falta que salga a la superficie.

Aprendí en estos años de trabajar en el centro, que el subte es un mal necesario: te lleva y te saca del centro en poco tiempo, se puede usar con lluvia, frío, calor y humedad (siempre la vas a pasar mal, sin importar que clima haya afuera) pero no hace falta tener monedas. Es casi, casi, casi el transporte perfecto

¿O no?

Seguir leyendo...

Lluvia de mierda

Con miedo de que sea literal, escondido debajo de un toldito de una casa que vende paraguas y otras mil quinientas cosas, apunta su cámara al cielo con miedo a perderse la oportunidad.

Otros arrugan la nariz por temor a los efectos colaterales y todos encojen hombres y arrugan frentes. ¿Acaso así los teresos que se rieguen pegan menos?

La lluvia ya es parte del paisaje de la ciudad. Como los del Casino que se cagan a trompadas. ¿Cómo puede ser que hace 15 días que llueve en todos lados y no para?

Todos los días al laburo con el paraguas. Ahora falta nada más que me lo lleve al mediodía cuando salgo a almorzar, porque siempre empieza a llover cuando estoy volviendo.

¿Qué tan boludo puedo ser?

Seguir leyendo...

miércoles, 5 de marzo de 2008

En la esquina de polenta y pajaritos

Los lugares para irse de vacaciones, tienen nombres que ya relajan. Juntarse en la esquina de la 5 y costanera es bastante menos estresante que la esquina de Santa Fé y Callao... parece que los números ya ayudan.

Hasta me podría ir de vacaciones a La Plata !

Hay otras, que en vez de números, eligieron algún rubro... o pajaritos, o plantas, o animales o algo por el estilo.



Esto da lugar a 2 reflexiones interesantes.
Por un lado, resulta que los nombres de las calles puedan ayudar o complicar, según se quiera. Una mueblería que consiga un local entre Algarrobo y Roble es un golazo... Sería bueno para un abogado evitar la calle Cuervo y un telo en la esquina de Golondrina y Margarita puede ser prometedor.
A continuación ciertas combinaciones que podrían tener en cuenta los que se encargan de ponerle el nombre a las calles de los lugares, que no sé exactamente que título vendrían a tener:

  • Nombres de sandwiches a las calles las paralelas a la playa y nombres de bebidas no alcohólicas las que nazcan en el mar. Ejemplo "Nos encontramos en Choripán y Mirinda a las 4 de la tarde"
  • Nombres de enfermedades contagiosas las de dirección Norte-Sur y nombres de remedios las Este-Oeste. Ejemplo: "Dónde queda el hotel que paraste?", "En Tuberculosis entre Penicilina y Amoxidal". Un poco duro, pero hay gente que disfruta de sus internaciones...
  • "Che, viste el que abrieron en Culito y Tanga?", sería en un lugar con partes del cuerpo para un lado y ropa para el otro. La costanera debería ser "Calzones largos" y la del centro.... bueno.... me la reservo.


Opciones hay miles.... escucho ofertas.

Seguir leyendo...

lunes, 3 de marzo de 2008

Mi vida en peligro

La lluvia apenas había dejado de caer por unos minutos y era el momento ideal para combatir el encierro que el diluvio de los últimos días nos tenía acostumbrados.
Las zapatillas en vez de las ojotas y la campera en vez de la remerita de entrecasa eran suficientes para adentrarnos en el bosque.

No sabíamos lo que el destino nos deparaba...

En el bosque el camino se hace apacible y solo se escuchan los pájaros que cantan y el viento que mece las copas de los árboles.

Llegando a la mitad de una cuadra, nos llamó la atención los fuertes alaridos de un perro que aparecía por la próxima esquina. "Estará herido?", pensamos. "Serán de dolor esos ladridos?, pobre perrito".
Hasta que nos dimos cuenta que esos ladridos tenían un destinatario. Eran para nosotros.

Con toda la furia en sus ojos, nos ladraba incesante y amenazadoramente. Nos quedamos quietos, sin avanzar.

- "Qué hacemos?", pregunté yo con menos valentía de la que me caracteriza.
- "Nos quedamos en el lugar y no va a pasar nada", contestó mi compañera.
- "Guau, guau, guau", seguía el monstruo. "Guau, guau, grrr, guau".





Como si acaso nos sintiéramos culpables de estar interrumpiendo algunas de sus actividades, nos fuimos retirando de a poco, volviendo sobre nuestros pasos.

- "No mires para atrás y caminá tranquilito", me indicaron
Yo, obediente como siempre, miré para atrás.
- "Nos estás siguiendo...", dije ya con la voz temblorosa
- "No, no nos está siguiendo"
- "Guau, guau, guau", se escuchaba siempre detrás nuestro.
- "Sí, nos está siguiendo y se vino de mi lado".

Entonces, me cambié de lado. Me fui sobre el otro costado para que no sea mi olor el primero que detecte ese animal endemoniado (y de paso, para que no sea mi pierna la primera que encuentre en su camino voraz).

Las cuadras se fueron sucediendo y los ladridos no se alejaban. Las miradas por arriba del hombro y los pasos del monstruo escuchados como de reojo hacían que vaya de un lado al otro del camino. En algún momento me pregunté si no seríamos de verdad tan dañinos como este perro mugroso pensaba. Me sentía sucio.

Hasta que de repente, dejé de escuchar los ladridos.

"Acaso se habrá cansado de seguirnos, esta mierda de perro?", pensé.

Fue ahí cuando me di vuelta rápidamente y ya no vi al perro a la distancia que solía estar, unos metros detrás nuestro.
Mi vida pasó por delante de mis ojos en un segundo.
Ese monstruo corría hacia nosotros (hacia mí, en realidad) con las fauces abiertas y listo para atacar, cuando solté la mano de mi compañera y desde lo más profundo de mis entrañas exclamé

"ANDA A LA PUTA QUE TE PARIO PERRO DE MIERDA".

El mundo se paró.

Los pájaros dejaron su alegre cantar y el viento hizo un compas de espera en su agradable soplar.

Mi compañera me miró asombrada porque no sabía qué pasaba.

El perro empezó a caminar hacia atrás, asustado tal vez. Precavido seguro.

Era yo el que empezó a avanzar hacia el perro, con los dientes apretados y babeandome la campera.

Nos dimos vuelta y seguimos nuestro camino no sin antes agarrar un palito por las dudas. No para tirarselo a algún lindo perrito y que lo traiga sino para partirselo por la cabeza.


Cuando el mundo volvió a la normalidad, se escuchó la pregunta de rigor...
- "Qué pasó?".

La respuesta no se hizo esperar
- "Ese perro me quizo comer. Me salió de adentro el grito. Ahora caminemos un poquito más despacio, que estoy cagado en las patas y me tiemblan las piernitas".

Seguir leyendo...

lunes, 18 de febrero de 2008

La vida no es un carnaval

El corso me tiene un poco los huevos al plato. Parece ser que los cortes de calle que otrora se organizaban por reclamos sociales, conmemoraciones al respecto del aniversario de algún que otro golpe militar o reclamos más o menos ilegítimos al respecto de que todos los trabajadores del casino tengan para navidad una mesa donde repartir cartas de póquer, ahora se trasladó a absolutamente cualquier cosa.


Si Ud. quiere cortar cualquier calle de la Ciudad de Buenos Aires un domingo a la noche cuando la gente está volviendo a sus hogares para descansar y poder relajarse para la semana que viene, alcanza con que junte a 13 ó 14 ridículos como Ud., les ponga un traje con tachas y colores llamativos y cada uno se consiga un silbato o una matraca para organizar una especie de carnaval carioca pero sin casamiento antes. También es importante que a este pequeña organización se la distinga con un nombre compuesto por un sustantivo y un adverbio de lugar (ej: Los maricones de Palermo, Los boludones de Lugano, Los fascistas de Recoleta, Las gatafloras de Microcentro, etc.)



Desde hace mucho tiempo, siempre que llegamos más o menos a Diciembre o Enero, arrancan los reclamos por el tema del feriado de Carnaval. Resulta que los que los reclaman, paradójicamente, son aquellos que no tienen nada que hacer en su vida más que perder días enteros frente a la legislatura reclamando que 2 días al año para hacer lo mismo que hacen todos los fines de semana durante todo el verano. Parecería ser que la gracia de hacerlo un día de semana, es tratar de cagarle la vida a la gente lo máximo posible, porque no alcanza con lo que logran los domingos cortando todas las avenidas más importantes de la ciudad.

Me pregunto: para que aplique el concepto de "feriado", uno no debería tener un laburo al menos? Estos vagos que reclaman vestidos de monigotes y golpeteando tambores... de qué necesitan un feriado???? Que país...



Cuando yo era chico, las bombuchas llenas de agua estaban a la orden del día durante todo el verano. Todo una técnica para inflarlas grandes o chicas, con aire o sin aire y tirarlas con la distancia justa.
Estamos hablando, de cuando tenía menos de 10 años. Ya a los 11 me daba la sensación de que era medio de pendejo y lo dejé. Los que tienen 28 y se corretean con una bombucha en una mano y un desodorante de espuma en la otra, qué onda? Hasta qué edad está bien mojarse con la espuma como un boludo?

Me parece, que alguien tiene que ponerle un freno a toda esta paparruchada de los carnavales. Si vos me decís que le vamos a meter onda como en Río, con concursos, minas en bolas que rajan la tierra y mucha producción, me prendo.
Ahora, si el "Carnaval Porteño" van a ser 54 giles del barrio, cortando San Juan y Boedo el domingo desde las 5 de la tarde a las 11 de la noche, de los cuales 11 bailan, 3 tocan el bombo, 6 toman mate sentados en una reposera y el resto se preocupa más por que no se le llenen las chancletas de espuma que de mirar el "espectáculo", prefiría que lo vayamos cortando.

Si acaso vaya a haber un plebiscito, para decidir que hacemos con el Carnaval, les voy dejando mi voto... que se vayan todos !

Seguir leyendo...

No a las papeleras !

Qué? Qué es Botnia? No... nada que ver.
No, no esas papeleras. Esto es un NO A LAS PAPELERAS de los baños.
Esos pequeñitos tachos de basura, que la gente que quiere parecer coqueta se esfuerza por poner al lado del inodoro.




Para qué me pregunto yo!!!. Para qué ?????. Para el papel higiénico usado? Espero que no. Para los tampones y las toallitas... qué asco! Para los isopos o los cartones del papel higiénico?

Qué sentido tiene !?!?!?!?
No podés salir del baño y tirar todo en el tacho de basura de la cocina?
Porque sino, con esa lógica, poné un tacho de basura en toooodas las habitaciones, no?

Seguir leyendo...

miércoles, 13 de febrero de 2008

Flor de ducha!

Qué lindo bañarse a la mañana y sentir que uno está listo para empezar el día !



Que mierda querer pegarse un baño a la mañana y en vez de encontrarse una ducha decente uno se encuentra una de esas que tienen duchador en vez de una linda regadera o que mojan para todos lados menos para donde uno se puede parar o que la temperatura es irregulable.

Por las dudas, recomiendo prender la ducha un poco antes de meterse para ir tomandole la mano. Si ve que salpica para todos lados y se va a hacer dificil bañarse como debe ser, más vale perfumarse, lavarse un poco el sobaco y salir a la vida a ver qué pasa!

Seguir leyendo...

La lancha colectiva

Quien haya estado alguna vez en el Tigre (norte de la Pcia. de Buenos Aires), sabe que además de la estación del tren, la avenida con las palmeras y el Mercado de Frutos, el Tigre se caracteriza por estar compuesto por muchas islitas a las que se puede acceder solo por agua. O por helicóptero. Pero digamos que solo por agua.

Esto plantea una situación donde los habitantes del Tigre, la "Venecia Argentina" (?), tuvieron que necesariamente idear un sistema donde muchos de los servicios que un barrio común y corriente tiene, se deben reemplazar por pintorescas lanchas especializadas.




A saber:
La lancha colectiva, es una lancha que hace las veces de colectivo. Tiene paradas, por las que va dejando y recogiendo gente a ciertos horarios determinados. No sé bien que horarios tiene pero por haber dormido en algún oportunidad a orillas del río puedo asegurar que al menos tiene un servicio (hijo de re mil putas) a las 7.30 de la mañana. El ruido que hace esa lancha de mierda confirma que es lo más parecido al colectivo que hay en la zona.
Hay una lancha almacén, que se encarga de recorrer las zonas donde hay casas de lugareños o restaurantes para "extranjeros" (porteños que viajan en catamarán o que tienen una casa de fin de semana por ahí). Esta lancha almacén tiene algo curioso: tiene heladera, pero no es a gas ni a electricidad, sino que es un cacho de plástico que está más abajo de la lancha entonces se refrigera con el mismo agua. Ahora, que alguien me explique cómo hace para vender un helado de palito sin que se descongele porque no lo entiendo.

Sin embargo, para que el Tigre sea un verdadero barrio es imperioso que implemente los siguientes servicios en formato lancha:

Lancha-video club: como todo barrio que se precio de tal, tiene que tener un video club donde alquilar alguna peli un domingo a la noite, con sus correspondiente sección de películas pornos y un buzón en la puerta para dejar la peli al día siguiente. No tengo bien claro como hacer el tema del buzón ni como separar el bote en XXX y no XXX, pero es un detalle.

Lancha-supermercado chino: no hay barrio de la Argentina que no lo tenga. Si el Tigre quiere "pertenecer" tiene que tener un super chino con cajeras que no entienden bien los números, vinos picados y una carnicería al fondo que la atiende un no-chino. Problemas a resolver: chino dueño en la puerta con ojotas y camión de la Serenisima que ocupa la calle cuando descarga.

Lancha-librería-kiosco-polirubro: sería algo así como una lanchita, que además cigarrillos, alfajores y bebidas tenga mapas de Argentina con división política, lupas, lapicera a cartucho, biromes de colores, transportadores y compases. Esta lancha debería pasar especialmente el domingo a las 10.30 de la noche cuando el pequeño pendejo isleño en edad escolar, se acuerde que tiene tarea para el lunes que no puede ser resuelta sin el correspondiente mapa, transportador y/o escuadra de 30 cm.

Si alguien tiene más lanchas-servicios que deban ser implementadas en el Tigre, bienvenidas.

Seguir leyendo...

lunes, 4 de febrero de 2008

Stress (post) vacacional

Las vacaciones ya terminaron o están por terminar. La pasamos lindo, tomamos solcito y descansamos un poco. El stress pre vacacional ya quedó lejos y por suerte los últimos 15 días fueron de puro relax, diversión y distensión.

Y ahora?


Las vacaciones no son para siempre. No, de verdad. No son para siempre. Ni siquiera si Ud. se toma 2 meses de vacaciones, estas serán eternas.

Stress post vacacional
Cuando terminen las vacaciones o cuando estan por terminar, a uno le empieza a agarrar un qué sé yo que hasta el día de hoy no tenían para Ud. ningún tipo de explicación. Ahora eso cambió. Se llama, créame, stress post vacacional.
Los síntomas son sencillos: uno se vuelve a poner el reloj que dejó en la mesita de luz del hotel las últimas 2 semanas, empieza a pensar en términos de cuántas vivencias quedan de "las vacas": "este es el último almuerzo", "mañana hacemos asadito porque es la última noche", "si no sale el sol hoy que es el último día, me muero" y demás frases apocalípticas que indican que de a poco el relax va desapareciendo para darle lugar a los nervios y el stress.

Antes de volver, empiezan los problemas al respecto de las expectativas de los demás sobre nuestra vuelta (todo esto, para que volvamos tranquis, no?): y a nosotros nos agarra el "qué le llevo a la familia?" "Para qué voy a llevar Havanna si los venden en todos los shoppings?", "ni en pedo pago 15 dols. una caja de Garotos".

Uno puede viajar 15 horas en avión a la ida y no sufrirlas por la emoción de llegar al destino soñado. Pero qué pasa cuando esas 15 horas son para terminar las vacaciones y volver a la rutina espantosa de la vida el trabajo y el calor con camisa y corbata??? Manejar 1000 km para volver de vacaciones puede ser más o menos agradable, pero los últimos 45 minutos son con semáforos, negritos limpiavidrios y demás detalles pintorescos de la vida en la ciudad.


Llega a su casa, se pega una duchita, disfruta el baño de casa que es incoporabale con cualquier otro del mundo y sus alrededores y al otro día viene el peor día de su vida: el día que vuelve a tomarse el subte.

Si está en sus posibilidades, renuncie desde Necochea: es la única manera de evitar los peores efectos del stress post vacacional. Si no tiene el coraje necesario, se la banca: yo le avisé

Seguir leyendo...

Stress (pre) vacacional

Sí, yo sé que deberían encantaaaarme las vacaciones, pero por desgracia no es tan así. El verano no me gusta. Eso implica que muchas de las cosas que vienen en el verano (como el sol, las vacaciones y los mosquitos) tampoco me hagan estallar de felicidad.

Hace relativamente poco tiempo entendí que irse de vacaciones más o menos está bueno, si uno elige el destino adecuado, la compañía adecuada y la época del año adecuada. Claro, que acá ya tenemos el primer problema: el verano nunca puede ser la época adecuada.

Stress pre vacacional:
No creo ser el único al que la organización de las vacaciones realmente lo vuelven loco. El hecho de buscar donde ir, tener que correr para reservar, hacer que coincidan el micro o el avión con el hotel, con el transfer, con el aguinaldo, con las vacaciones de jefes y compañeros de laburo, con las vacaciones de quien viaje con vos, con las vacaciones de quien te presta la mochila o a quien le prestás la carpa no es tarea sencilla. Si el destino es local, lo harán a uno depositar por adelantado el 50% de lo que va a gastar, porque parecería ser que ellos son los que nunca van a cagarlo a uno y no al revés. Por más que el lugar soñado sea en el medio de la playa, para ir a hacer la reserva, pagar el depósito o sacar los boletos, hay que caminar por el microcentro corriendo en la hora de almuerzo con 40 grados de calor. A quién lo puede relajar eso?????
Camino a la terminal transportista que corresponda (Retiro, Constitución, Ezeiza, Buquebus o la cochera de casa) las cosas no sean más sencillas. Si uno viaja en avión, tiene que tener un montón de papeles a la mano porque no sabe en qué momento le piden cuál. Si viaja en micro, tiene que hacer esfuerzos para tener una moneda a mano para darle al pibe que sube los bolsos pero no toda la billetera para que no te la choreen y a la vez tener los boletos para que te los pidan en la puerta del micro y tener un lugar seguro donde guardar los tickets de los bolsos porque sino no te los devuelven. Si viaja en Buquebus, mejor búsquese un pasatiempos relajado y duradero como el ajedrez o armar rompecabezas porque si el viaje dura 3 horas hasta Colonia, súmele 4 de trámites y colas antes de subir a esa mieda de barco.

Viajar en auto es la solución!
Viajar en auto es la solución?

No, claro que no. Hay que alinearlo, balancearlo, controlar el gas del aire acondicionado, hacerle ver las luces, lavarlo, asegurarse de no tener boludeces en el baúl para poder acomodar las raquetas de tenis inútiles y el balde con los rastrillos y pensar muchísimo qué hace falta tener adelante y a mano porque puede necesitarse durante la ruta.
Las galletitas van adelante o atrás? El agua? Los anteojos? La música? La cámara de fotos? Más vale comprarse un micro y viajar de a 2.


En definitiva, los preparativos pre vacaciones, sean cuando sean, no van a ser sencillos. Ármese de paciencia, delegue y pida que le avisen el día antes para armar todo lo necesario así sufre, claro, pero por poco tiempo.

Seguir leyendo...

miércoles, 30 de enero de 2008

2 días en la vida

Una escapada de fin de semana o un par de días en la casa de otra persona obligan a uno a armar un pequeño bolso.

Cómo puede ser que uno vaya poniendo cosas y termine armando un bolso para 2 días más grande que si se fuera un mes a cazar canguros a Australia???

Si tengo tiempo, a lo mejor armo un bolso más o menos chico... Pero si lo hago rápido me queda una valija de 47,6 kilos, más una mochila con cargador de celular, libro, anteojos, batería para la cámara de fotos, llaves, desodorante, alguna lapicera, aspirinas y otro millón de cosas que seguramente no sean necesarias pero uno nunca sabe, no?

Seguir leyendo...

Qué (no) hacer en un recital en cancha de fútbol

Hace tiempo que para algunos el concepto de "ir al campo" dejó de estar relacionado con ver la naturaleza de cerca, poder ordeñar tal vez una vaca y desayunar oyendo los pajaritos.
Ahora el "campo" es la porción del estadio de fútbol que en ocasión de recitales de rock, pop o musica para melosos, vendría a ser donde por lo general hay pasto, arcos y jugadores de fútbol.

Los que saben, dicen que el campo es lo mejor para vivir un recital. No sé si lo dirán porque tenés que estar parado permanentemente por 3 horas, porque tenés que andar todo el tiempo relojeando que nadie te quiera chorear la billetera o porque está bárbaro que ante la primera que aparece una canción un poquito más emocionante te cagan a codazos, te empujan y te tocan el culo como si nada.

Si para Ud. el Manuel del hincha primerizo fue fundamental para la subsistencia en una cancha de fútbol, durante un partido de fútbol, no se puede perder el siguiente manual para sobrevivir en un recital de rock en estadio de fútbol.


Lo primero y más importante, es saber al menos a qué banda está yendo a ver. Le puedo confirmar, que con saber el nombre y haber escuchado una vez el último disco, la va a pasar como el culo. Cuando uno pone el CD cree que se sabe todas las letras, pero en realidad lo que está haciendo es terminando las últimas frases... ni siquiera se sabe las últimas palabas sino solamente las últimas sílabas o hasta letras. En el fragor del recital, la cosa es más complicada porque por lo general los músicos disfrutan muchísimo de no hacer lo que uno pagó para verlos hacer que es cantar, entonces apuntan con el micrófono al público para que éste cante por ellos.
Cómo viene la mano? Qué pasa si un día todos los que van a un recital se ponen en trolos y prefieren no cantar?



Por más que la banda salga a cantar y recorra el país o el mundo bajo el nombre de su último disco, éste seguramente tendrá como máximo 12 canciones (ya no vienen más con 20, como solían hacerlo... snif) y si las tocan todas seguidas el show dura 45 minutos. Si el show dura 45 minutos Ud. va a querer partirle la cabeza a los músicos en 12 pedazos, con lo cual conviene que éstos hechen mano a viejos éxitos con efectividad comprobada.

Claro, con efectividad comprobada si los que asisten al espectáculo no son unos paparulos como uno que están yendo a ver el rectial de un grupo que se acaban de enterar que existe y que bajo ningún punto de vista conocen sus últimos 25 años de temas pegadizos y de enorme suceso. Seguramente, este sea su caso. Pero no se haga problema: si empieza a ir a toooodos los recitales de la banda, en 25 años va a ser un fanático indiscutible y esto seguramente ya no le pase. Es un trabajo de hormiga, pero seguro valerá la pena.

Por último, pero no por eso menos importante, me gustaría acercar un consejo acerca del merchandising rockero por excelencia: la remera con las fechas del recital y los otros miles de recitales a los que la banda fue pero Ud. no ni tampoco va a ir.

Si lo puede evitar, no las compre.

Si no la va a usar... todos sabemos que no la va a usar.

A lo suma lo va a usar como pijama para cuando duerma solo porque tampoco va a querer alardear frente a una dama que Ud. es un fanático de un grupo al que no conoce. Menos que menos, va a usarla por la calle. Mire si todo el mundo le empieza a guiñar el ojo porque cree que Ud. es el fan número 1 de "los viejos chotos rock and roll"!!!

No, Sr. Más vale quedarse en casita, escuchar un disco tranquilo con la remera que a Ud. más le gusta y sentado en "el campo" o en las plateas según se le antoje.

Después de todo va a resultar más barato, menos innecesariamente agotador y si el tema le rompe un poco las pelotas o no lo conoce, lo adelante un poquitito, no?

Seguir leyendo...