jueves, 3 de julio de 2008

Bostezo de una noche de invierno

En invierno, la gente bosteza más que en verano. Es un hecho, no se preocupen por desmentirlo, por acercar estúpidas encuestas que lo nieguen o tirar comentarios del tipo "pero mirá que yo bostezo más en verano, eh".
Me importa tres belines!!!

La gente bosteza más en invierno. Listo, punto, nada de discusiones que no conduzcan a nada. Concentrémosnos entonces en lo verdaderamente importante: Por qué?
Todos saben que el invierno nos da más ganas de hacer pis. (Esto también es un hecho, no empecemos!).
No termino de entender porqué uno hace más pis cuando hace frío pero pasa... lo mío es un caso especial porque aunque sea verano cuando termino un vaso de agua o una botellita de gaseosa, tengo que ir a equilibrar el mundo del líquido que me contiene y lo devuelvo a la madre tierra; pero fuera de ese pequeño detalle (ahora que lo pienso, tal vez tenga que consultar algún urólogo....) todo el mundo sabe que el frío da más ganas... de mear, claro.

Y durante la noche?, no es la excepción.
Uno se acuesta a dormir, control remoto en mano para ver las últimas pavadas en la tele y sabe que tiene que hacer una pasadita por el baño antes de cerrar los ojos y apagar el chupete electrónico, porque si no hay grandes riesgos de tener que levantarse cada 2 horas.

Pero acaso por esa meadita pre-sueño nos evitamos ir al baño a mitad de la noche? No, señor, de ninguna manera. Así que unas horas después de haber empezado a dormir profundamente, de nuevo arriba para mear.
Resulta que teníamos para dormir, póngale, 8 horas pero a las 4 nos tuvimos que levantar imperiosamente a mear producto del frío y no nos quedó otra que abrir los ojos. Bueno, nos quedó otra pero implicaba tratar de embocarla con los ojos cerrados y el riesgo de mearse encima y terminar abriendo los ojos igual para verse empapado como un bebé de pecho, era realmente alto...

Si uno está dormido, alcanza con abrir los ojos aunque sea por un segundo para que la sensación de descanso se vea interrumpida y el contador de horas de sueño vuelva a 0, entonces esa meadita a mitad de la noche nos caga la vida (casi literalmnete).


Solución? No, no hay solución: si acaso el horario de laburo empezara más tarde, igual tenemos el problema de tener que levantarse cada 4 horas; entonces siempre el reloj vuelve a cero.
Dormir sentado en el inodoro? Creo que no es la mejor opción... tendríamos que probar si no se puede hacer algo para aumentar el efecto invernadero y el calentamiento global así hay cada vez menos meses de frío en el año y esto no pasa tanto.

Yo sé que no es lo mejor para el planeta, pero a mí me duele la mandíbula de tanto bostezar, viejo. Qué querés que te diga...

1 comentario:

Federico Ratosnik dijo...

La solución está en dormir en dos tandas de cuatro horas cada una y no en una de ocho.