miércoles, 25 de junio de 2008

"Cualquier pelotudo tiene un blog"

A mí siempre me cayó como el culo el Sr. Juan Pablo Feinmann.
Escribió un par de libros y yo leí uno de ellos.
Bueno, en realidad leí una cuarta parte de uno, porque me aburrió tanto que no lo terminé.
Y me sentí culpable... no lo quería dejar por la mitad porque sentía que era como irse del cine en el medio de la peli. Pero de verdad que el libro era una mierda y fue más fuerte que yo.

Hace un tiempito este tipo tiró una frase muy poco feliz y obviamente el mundo enloqueció. La frase fue "En la Argentina cualquier pelotudo tiene un blog".



Yo estuve pensando mucho en esta frase.


Creo que un poco tiene razón, pero no me parece justo hacer una generalidad de una situación como ésta.
Yo conozco un montón de pelotudos que no tienen blogs.

Está de moda la creencia que hacer un blog es una pavada porque no hay nadie que corrija la ortografía y hasta quienes consideran un acto "narrativo masturbatorio" escribir una boludez en una página web y que lo lean entre 15 personas y quichicientasmil personas.

Pero Ud. debe saber querido lector (acaso también dueño de un humilde blog), que no es tarea fácil mantener un espacio de nivel, donde se presenten agudas reflexiones, filosas observaciones de la realidad y un estilo narrativo único e irreproducible. (No lo digo por mi blog de morondonga. Lo leí en internet... creo que en un blog).

Le pido por favor que NO piense en este blog como un ejemplo de lo mejorcito de la web... Noooo, Sr.... lejos está de serlo.

Hay buenos blogs sobre periodismo (como éste). Hay buenos blogs literarios (como éste) y excelentes blogs sobre humildes esperiencias personales (como éste).

Y si quieren divertifse un ratito, propongo que busquen en Google la frase "cualquier pelotudo tiene un blog". Hay respuestas de lo más originales...

4 comentarios:

Rondita dijo...

Dejame recomendar un blog http://weblogs.clarin.com/podeti/ es el de podeti, parte del diario clarin, una obra de arte, impresionante la cantidad de entradas de alta calidad de este muchacho, de variedad en lo que escribe, de imaginación alocada, de elegancia literaria. Tiene más visitas por día que las que obtuve yo en el año y medio que tiene mi blog. Soy uno de los pelotudos más que tiene un blog, y estoy muy contento de serlo.
Un abrazo leito

Anónimo dijo...

Feinmann: Agarrame ésta!

Quito dijo...

la realidad es aplastante... varios muchos de nosotros tenemos un blog y tal vez seamos unos pelotudos... igual considero que si el tipo este (al cual nunca leí), piensa que cualquier pelotudo tiene un blog tal vez sea porque cualquiera de esos pelotudos le está robando posibles lectores de sus libros, y eso le moleste...
el blog es una herramienta de expresión como cualquier otra, ha acercado a quienes no tenían los medios la posibilidad de difundir su obra, sus opiniones o lo que les venga en gana... en definitiva nadie obliga a nadie a leer su blog así que tampoco es nocivo el hecho de su existencia...
considero tmb que hay libros que son ilegibles, películas que no se pueden ver, programas de radio que son patéticos al igual que algunos de tv... en fin, está lleno de cosas malas y buenas, y para uno u otro público... pero todo eso no hace que tal o cual sea un pelotudo... como ya dije, la decisión definitiva la tiene el consumidor de éstas cosas...

tal vez sea que este muchacho feinman (ni sé cómo se escribe), sea (como {el califica) un pelotudo más con un blog o ni siquera llegue a ser un pelotudo y se esté muriendo de envidia...
ojalá le vaya bien por estos días en que ganó prensa por agredir a los demás, cosa que sucede demasiado a menudo en este fructífero país...

slts.
quito.
y gracias por poner el link a mi blog! para los que quieran conocer a otro de los tantos pelotudos, les dejo el link a mi blog:
http://brodeldiome.blogspot.com

pmc27 dijo...

Yo no se quien es este feinman, pero me hizo reir.
Si no querés leer blogs no lo hagas... yo soy un pelotudo y además tengo un blog, y me da lo mismo lo que piense el viejo... Por lo menos piensa que Bucay y Cohelo son una basura, así que en algo estamos de acuerdo.

Después... cada uno escribe lo que quiere, pero si otro no lo quiere leer allá él. Yo no insulto a nadie con mi prosa horrible, me insulto a mi mismo, porque la manera como escribo habla de mi.

Bue, igual la mejor parte es cuando al final cambia su cara de culo para saludar a alguien con tono de vieja de barrio: chau querido! hablamos...