martes, 22 de diciembre de 2009

Toda la verdad sobre Ricardo Fort

Al principio todo empezò como un juego, casi por curiosidad y hasta diría que con cierta timidez.

Después fue casi una adicción, un fanatismo en la vida real (no al estilo "Házte fan" de Facebook). Cada vez que aparece en lo de Tinelli, en los programas que hablan de lo de Tinelli, en un resumen de RSM, en TVR o en el programa de Fantino, no puedo cambiar hasta que se va.


Soy adicto a Ricardo Fort.

Si no me hice fan en Facebook es solo porque me da vergüenza.
Pero entro todos los días a ver sus novedades...es un capo.

Seguir leyendo...

jueves, 17 de diciembre de 2009

Cada 100 ml contiene

Primero pensé ¿por qué nadie se puso a pensar en esto? y llegué a la conclusión de que no todo el mundo es obsesivo casi al punto de la perversión ni está al pedo como para encargarse de este tipo de cosas.

Por encontrarme en la vereda opuesta de ambas afirmaciones, me tomo el afanoso atrevimiento de ocupar ese lugar vacío entre los genios y los locos que siempre ha quedado vacante.


¿Cualquier líquido da las mismas ganas de hacer pish(1)?

Aunque parezca mentira, tomar agua fría da más ganas que tomar agua a temperatura ambiente y el agua caliente (en forma de té, por ejemplo), no produce ningún efecto en la vejiga.

Por otro lado, las bebidas gasesosas no dan ganas de hacer pish sino hasta el último 5% de la botella. Ahí sí, si no salís corriendo, amanecés meado como quien duerme con niños.

Ahora ¿qué pasa si la gaseosa está caliente? Bueno, en ese caso dan ganas de morirse o de arrancarse el esófago con las manos, pero no de hacer pish.

¿Y la gaseosa con mucho hielo? Evidentemente la gaseosa con mucho hielo deja al tiempo de ser gaseosa y mantiene de ésta solo una breve reminicencia a su sabor original. ¿Entonces?
Entonces sí, da ganas de hacer pish.
La proporción es más o menos de 1 minuto meando cada 2 vasos medianos de Coca con hielo.


No tengo claro qué pasa con las bebidas alcohólicas porque no soy un gran consumidor y estoy tratando de interiorizarme en el apartado "licuados". Seguro la próxima temporada estival me permitirá profundizar en el tema.

Los lácteos en general (leche, yogures, activia) obligan a uno a salir corriendo, pero a hacer lo segundo y no lo primero.


----------------------------------------------------

(1)
Mi origen semita me impide usar sinónimos de la palabra pish. Me consta que hay otros como pis o meo, pero no me salen.

Seguir leyendo...

martes, 15 de diciembre de 2009

Mi maniobra favorita

Hace 10 años que tengo registro y hace más o menos 11 años que empecé a manejar.
Mi papá fue estricto con el método de enseñanza, con los horarios de práctica, con la modalidad de infundirnos temor ante un posible error y las consecuencias de devolver el auto hecho un acordeón. Claro que nada de esto evitó que después manejo dormido, comiendo un BigMac con una mano por Av. Córdoba o que le haga algún que otro rasguño al auto de sus amores.


Aunque en su momento me costó aceptarlo y hasta me valió la fractura de un dedo, hoy ya me lo tomo con un poco más de soda. No, no le estoy agradecido de haber sacado el registro 6 meses después de lo que podría haberlo hecho ni de haber salido solo recién 6 meses después de tener registro. Sigo calentito.

Su lógica era que el registro era el certificado de haber aprobado el exámen que exigía el Gobierno de la Ciudad, pero no significaba nada para él.
Ni siquiera volví a mi casa manejando ese día...
Recién después de sacar el registro, empezaba el verdadero exámen.


Recuerdo cada vez que las hago, las 3 cosas que más útiles me resultaron y se convirtieron en mis maniobras favoritas:

1) Mi papá no conoce otra forma de estacionar a 45° ó 90° que no sea de culata. Para él no tiene sentido ahorrarse unos minutos estacionando y después perderlos sacando el auto. Para estos momentos, la matemática es fundamental: se debe pasar finito del auto estacionado hasta que nuestro farol trasero casi se toque con el farol que queda hacia afuera del auto estacionado, particularmente el lindero al espacio libre. En ese momento, cerrar toda la dirección para "abrazar" al auto estacionado. No falla. Ni siquiera hace falta salir para acomodarlo después.

2) Para estacionar en una calle cualquiera, paralelo al cordón, todos los giles se fijan por un espejo y tienen una medida de referencia. Los que aprendimos con mi papá sabemos que lo correcto es mirar por el espejo exterior (el que quedó del lado de la calle) y cerrar todo cuando se ve en este espejo, el extremo pegado al cordón del auto de atrás. No hace falta más nada. Puede estar lloviendo, pueden vendarte los ojos, te puede tocar bocina un colectivero enardecido.
Este técnica es infalible.
Casi infalibe. Está pensada y testeada para un Falcón 82 con dirección dura y casi 6 metros de largo o en un Duna sin dirección de ningún tipo. Restaría aggiornarla un poco porque con la dirección blandita de los autos más modernos, cordoneás como un boludo. Cordoneo, como un boludo.

3) El ingenio popular indica frenar cuando se ve venir la curva, agarrarla a baja velocidad y después retomar la velocidad anterior cuando se sale de la curva. Mucho después de haber abandonado el macabro curso paternal de manejo, agarramos juntos una curva a alta velocidad y como si fuera un Jedi que transmite sus conocimientos más profundos me dijo "en el medio de la curva, acelerá". Yo pensé que estaba loco, que la vida ya no servía para nada para él pero que yo quería seguir "disfrutándola" un poco más. Lo dijo tan confiado que no podía no hacerle caso.
Cada vez que agarro una curva, sonrío solo como un salame.



Eso sí, por más que lo intento, todavía no logro ir marcha atrás apoyando una mano en el asiento del acompañante mientras miro por la luneta.
No hay manera de que no doble para el lado contratio, incluso alguna vez confundí el freno con el acelerador y me subí a una vereda en vez de frenar antes de morder el cordón.

Tendré algún cable conectado al revés.

Seguir leyendo...

jueves, 10 de diciembre de 2009

Hay regalos y regalos

Desconfíe de las personas que le regalan algo adquirido en un outlet.
A veces lo camuflan con un delicado "Ojo que sólo se puede cambiar en esta sucursal" o con el esperanzador "espero que te queda bien porque no tiene cambio".

La única excepción es que sea un LCD de 42".
En ese caso, no vamos a ponernos quisquillosos si la caja tiene un rasguñón, che.

Seguir leyendo...

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Electro-Esquizofrenia

Yo pensé que lo peor que podía pasar en un hogar era que chorreara agua del aire acondicionado y mojara todo a su paso, sillón y piso de madera incluído.

La semana pasada la heladera decidió que quería ser otra cosa en su vida, acaso un microondas, y dejó de enfriar. La desenchufamos, la vaciamos, la pusimos en máximo, la mimamos un poco y volvió a la normalidad.

Existe psicólogo especialista en electrodomésticos con trastornos de la personalidad?

Sino, deberé recurrir a terapia de electroshocks.
O a los martillazos.

Seguir leyendo...

jueves, 3 de diciembre de 2009

47895000 47895000 47895000 47895000 47895000

Cuando uno ya marca de memoria el teléfono de un servicio al que llama para hacer un reclamo, empieza a sentir que lo están cagando.

Si en los primeros llamados me hubieran dado bola y resuelto el problema, no hubiera llamado tantas veces.

Seguir leyendo...

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Mi chico

No soporto a la gente que se refiere a su pareja como "mi chico" o "mi chica".

Los chicos son los hijos y hay gente que se refiere a "su chica" como la Sra. que trabaja en su casa ayudando con la limpieza, de manera despectiva.

Hace falta algún ejemplo más para demostrar que es estúpido hacer esto?

Si no es tu novio (nunca entenderé que diferencia hay entre un novio y un chico), prefiero que le dijas "el pibe con el que más cojo últimamente". Me parece mucho más lógico.

Seguir leyendo...

Maniaco yo?

Más o menos 8 años debería tener cuando mi primo (Psicólogo 20 años después) me instruyó en la existencia de las manías. Dormíamos en mi casa y ya con la luz apagada me preguntó cuáles eran las mías y me instruyó en el concepto. Acordamos que la mía era sacarme mocos y pegarlos debajo de mesas y sillas y la predilecta de él, chupar el cuello de las remeras.

Diariamente rememoro esta situación cuando voy a elegir un vaso de plástico del dispenser de agua y no agarro el primero: saco la pila por la mitad, agarro uno y vuelvo a dejar los demás...

Cuando saco compulsivamente el celular del bolsillo, los desbloqueo para ver la hora (aunque no sea necesario) y lo vuelvo a bloquear, también.

Si me encuentro mordiéndome los dedos de las manos, me acuerdo también.

Cada vez que escucha una sigla graciosa (como A.P.A.) y la voy repitiendo todo el día, incluso en voz alta, pienso en mi primo.

En el baño, cuando siento que tengo que apretar los botones de todos los mingitorios antes y después de entrar, también pienso en la palabrita "manía".



Ahora que lo pienso así, estoy bastante maníaco...espero no deprimirme y armar un cóctel explosivo!

Seguir leyendo...

lunes, 30 de noviembre de 2009

Como si la hubiese parido

A mi abuela le hicieron un estudio, del cual esperábamos la opinión experta del médico de piso.

El medico de piso resultó ser un experto escapista, porque mientras le hacían el estudio terminó su turno y se fue a su casa a ponerse ojotas y a tomar mate con su jermu. Mi mamá no tomó de buena manera esta noticia ni la subsiguiente ("hasta mañana a la mañana no hay nadie que les diga nada")

Ya en el pasillo, descubrimos con sorpresa que una Sra. que acompañaba a su internado padre, pasaba por pesar similar al nuestro en esta experiencia de que no haya un solo médico pare decirle nada.
Este suceso ocurría a escasos metros de donde estábamos, por lo cual todos los escuchábamos, pero respetábamos la (no)privacidad de la conversación.

Mi mamá estaba callada.
Más callada que lo habitual.
Callada, cosa que casi nunca ocurre.

Y miraba como de reojo, el pequeño reclamo que tenía lugar cerca nuestro.


La miré y anticipando su lugar le dije "Mamá, ni se te ocurra meterte, eh".

Ahí mismo estalló "Cómo no me voy a meter?????"


Ay, Rosita... si te conoceré...

Seguir leyendo...

viernes, 27 de noviembre de 2009

La pinta es lo de menos

Si veo a un tipo desayunando en un bar un día de semana, pienso que:

  • Tal vez es un grosísimo ejecutivo a punto de meterse en una reunión importante y para no llegar tarde cayó un ratito antes en un bar. Tiene la empresa bajo control y por todo lo que laburó, se puede dar este lujito;
  • o es un recontra conchudo, vago, de esos que viven de los viejos hasta los 40 ó que nunca en su vida laburaron pero tienen culo y siempre salen parados o dijeron que estaban enfermos pero es mentira.

Todo depende de si está vestido con traje y corbata o no.



No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

martes, 24 de noviembre de 2009

Al límite

Soy sumiso y respetuoso, hasta el colmo de la idiotez.
En la cola del peaje hay una regla muy clara: para que se meta el boludo que se mandó por la cabina del Telepeaje por error, lo tiene que habilitar alguien que está en la cola correcta desde hace 200 metros (no importa si es amablemente o resignado).

Ayer la cosa estaba heavy y un tipo que se había mandado de costado decidió romper esta regla de manera insolente y se adelantaba cada vez que el auto de adelante se adelantaba y competíamos capot a capot por ver quien pasaba primero.
Más de una vez, los autos (viejito el de él, menos de 3 meses el mío), estuvieron a punto de machucarse por no mirarse los conductores y mantener la auto-testostero-estima en alto.


Hasta cuándo hay que mantener esta estúpida analogía de pensar que si el otro mete el auto adelante del mío, me está metiendo el dedo en el culo?


Ni te cuento si cuando llegás a la cabina, te das cuenta que no están cobrando, no?

Seguir leyendo...

viernes, 20 de noviembre de 2009

El hombre de cartón

El exceso de pelo en pecho, brazos y piernas me llevan a bañarme enteramente con shampoo, pero por razones de fuerza mayor (*), me vi obligado a hacerlo SOLAMENTE con la ayuda de un jabón.

Hoy me siento como si estuviera hecho de cartón corrugado.


(*) Existe acaso alguna fuerza mayor que entrar a bañarse y descubrir que no hay shampoo a mano?

Seguir leyendo...

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El que come y no convida tiene un sapo en la barriga.

Hay golosinas difíciles de compartir, por diversos motivos.
Las hay demasiado ricas hasta el punto que duele resignar un pedacito (tal es el caso del Mantecol); las hay un poco duras, que al intentar quebrarlas terminamos perdiendo todos y las hay indivisibles por su tamaño o consistencia (qué querés, medio chupetín? dejate de joder).

Aunque por ninguno de estos motivos, hay una golosina que es más difícil de compartir que cualquier otra: el tic-tac.

La medida exacta para convidar son 2 pastillitas.
En el primer intento, siempre sale una sola pastillita y el que quiere ser convidado mira a
l que convida con cara de "no me vas a dar solo una, no?".
En el segundo intento, salen por lo menos 10.

Y ahora?

No te vas a comer las 11, porque sos un zarpado (y si son de mentol, te morís al instante)
Si te comés 2, qué hacemos con las otras 9? Después de haber reposado en tu asquerosa mano, al paquete no vuelven, eh.


Entonces?
Lo mejor sería comer tic-tac cuando no hay nadie a quien convidarle alrededor... o dejar de comer tic-tac, claro.

Seguir leyendo...

martes, 17 de noviembre de 2009

MBA Nescafé University

Se me deben reconocer ciertas habilidades en relación a la máquina de café, que solo el tedio, el embole y la creciente úlcera gástrica han sabido alimentar, a saber:

  • Si quiero sólo leche caliente, utilizo el método cafecitus interruptus: saco el vasito justo justo después de que la máquina vierte la leche y (en el mejor de los casos) lo reemplazo por un vaso "muleto" que se llenará solamente de café y después se tira a la basura por horrible. Esta operación se puede repetir más de una vez, hasta obtener la cantidad láctea requerida. Parece sencillo, pero requiere atención, concentración y rápidos reflejos (y poca gente alrededor, claro)

  • Para solventar la desproporción abismal entre la temperatura de la bebida y la delgadez de esos vasos de mierda, hay que meterle un segundo vaso. La tesis de mi Master consta en conocer exactamente el lugar donde se debe colocar el segundo vaso para que cuando la máquina arroje el suyo para luego llenarlo de líquido elemento, el vaso-máquina caiga justito adentro del vaso auxiliar. Así parece una boludez, pero no lo es: si Ud. pone mal el vaso, se cae todo a la mierda: el vaso 1, el vaso 2, la leche, el café, la dignidad.

Si Nescafé fuera una ciudad en el Norte de Francia, todo esto sería mucho más redituable.
Lo sé, lo sé.

Seguir leyendo...

Hay actualizaciones listas para descargarse

Mucho se ha dicho sobre el cuerpo humano y sus bondades de funcionamiento: que es un sistema complejo, digno de ser imitado y una de las más hermosas y perfectas creaciones divinas.

Que alguien me explique entonces, cómo puede ser que me levante a las 5 de la mañana muerto de sed y con unas ganas de mear que no se aguantan simultáneamente.

Aquí hay evidentemente una gran oportunidad de mejora en lo que a almacenamiento y distribución de líquidos se refiere.


Espero ansioso la versión 2.0

Seguir leyendo...

viernes, 13 de noviembre de 2009

La esquina del infinito

Teoría a demostrar: La esquina es el lugar más peligroso que existe.

Axiomas considerados:
- El 90% de la gente del mundo es bastante pelotuda.
- El 10% de gente no-pelotuda del mundo, toma decisiones pelotudas el 90% del tiempo.
- En una esquina se deben tomar el 80% de las decisiones trascendentales para la vida de un ser humano, ya sea que éste se encuentre en situación de peatón, chofer, ciclista, oficinista en un edificio público o se haya duchado recién y tenga que volver a su dormitorio a cambiarse envuelto en una toalla.

Desarrollo de la comprobación:
Se tomará como esquina en este contexto a la intersección de cualquier cosa con cualquier cosa, a saber:
- Calle con calle.
- Calle con avenida.
- Avencida con avenida.
- Calle con calle con calle (6 esquinas... o son ocho?)
- Pasaje con calle.
- Vía de tren con calle.
- Autopista con calle.
- Jamón crudo con queso de máquina y manteca con pan francés apenas tostado.

Cuando una persona
llega a la esquina (sea ésta pelotuda o no pero con gran tendencia al primer universo) , debe afrontar una decisión:
- Puede de seguir de largo como si
viniera adentro de un tanque y todo le chupara un huevo;
- Puede parar y verificar que no viene nadie por las intersecciones ahora ni nadie va a pasar en los próximos 15 - 20 minutos;
- Doblar como si se hubiera acordado justo en ese segundo que transporta a un enfermo terminal cuya vida depende de que tan abierto gire a la izquierda a pesar de que el semáforo que lo prohíbe;
- También puede actuar de manera intermedia (o "normal") que implicaría mirar y seguir o doblar cerradito y avisando, o frenar para dejar pasar a otro. Difícilmente se desarrolle todo esto último con el tipo de decididores involucrados en la experiencia.


Entonces, tenemos a uno o varios pelotudos, llegando a la esquina y teniendo que decidir qué hacer. Lo podrían haber pensado hace media cuadra, lo podrían anticipar con alguna señal o simbolización universal (manito, balizas, giro, ponele), lo podrían pensar rápidamente y actuar de manera fluída y natural.

Pero no lo hacen.

El que viene a mi izquierda, se acuerda justo cuando aparece otra calle que atraviesa la que venimos, que sería útil para su objetivo doblar a la derecha.
El que viene adelante a 70km/h por Libertador, clava los frenos ante la intersección de esta avenida con una callecita de un flujo de 2 autos por día. LOS CLAVA, EH!
En la esquina de 2 calles tranquilas del barrio, el que viene por la derecha cruza como si lo estuviera corriendo una nave espacial, cuando justo, justo, justo por la otra calle viene otro perseguido por otra nave MÁS GRANDE.
Si uno llega tranquilito y sin apuro, lo mismo pasará con el que venga por la otra calle. "Pase Ud.", "después de Ud.", "insisto, pase Ud.", "no, Sr., pase Ud.".... y así por 2 horas hasta que caiga el sol, se produzca una cola de 2 km atrás de cada uno y cuando deciden por fin pasar, lo hacen a la vez y explotan los airbags de ambos, destruyen sus autos y atropellan a todos los peatones que pasaban con sus carritos de nenes y bolsas de verdulería llenas de tomates y coliflores. Si es a pie y en una oficina, cuando los 2 encaran a pasar se vuelcan mutuamente el café y el mate cocido. Si será boluda la gente, eh.



Posibilidad de error del enunciado: Nula.


No entiendo porque la gente insiste en cruzar por la esquina. No se dan cuenta de que es potencialmente mucho más peligroso que cruzar a mitad de cuadra con el semáforo en rojo y todo?
No se hagan los europeos: Crucen como el orto, por favor.
Será posible...

Seguir leyendo...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

QUETREN, QUETREN... QUETREN, QUETREN

El paro de subtes me obligó a viajar en tren.
Podría haber viajado en colectivo, sí, pero prefería no pasar 6 horas diarias a bordo de un mismo colectivo hediondo.
Podría haber tirado una bomba de humo y no ir a trabajar en todo el día con alguna excusa incomprobable, sí, pero preferí resguardar lo poco que me queda de credibilidad para algún día que lo amerite más (un viernes o lunes preferiblemente).

Decidí entonces hacerle frente a mis prejuicios, caminar las 15 cuadras que separan mi domicilio particular de la estación y me comporté como una mezcla exacta entre un nene de 8 y un extranjero que no domina el idioma mientras mi novia se encargaba de sacar boletos, me indicaba dónde pararme para aparecer delante de una puerta y cómo conviene acomodarse dentro del vagón.

Nos bajamos después de 15 minutitos de viajar con aire acondicionado, poca gente en el tren, lindos paisajes durante el recorrido y mucha gente jugando al tenis al costado de las vías en sendos clubes.
Desde Retiro tuve que caminar otros 25 minutos y a pesar de que la osadía en total demandó un poco más de una hora cuyo 80% transcurrió caminando en traje, realmente la disfruté.


Yo creía que el tren era un medio de transportes descontrolado, donde sacar boletos era hacer colas de 40 personas para luego viajar apretado como sardinas con gente olorosa y de dudosa confiabilidad, mucho olor a meo en los vagones y estos últimos cayéndose a pedazos.

La vuelta, confirmó todos y cada uno de mis prejuicios.
Odio el tren. Me cagué de calor, tuve que aguantarme una baranda insoportable y me apoyaron desde Retiro hasta Núñez en más de una oportunidad. Pensé que no iba a poder bajarme de ese vagón endemoniado. En el Tren la gente no se habla, solo se mira y creen que con eso todos tenemos que entender si bajan o no, si se sientan o no, si fueron ellos los dueños de la baranda que no se aguanta.


No veo la hora de estar trabajando en Pilar a orillas de un verde jardín y con pajaritos canturreando durante el mediodía.

No, no, no tengo nada en vista ni ninguna oferta todavía, así que seguiré pasándola como el orto como hasta ahora.

Seguir leyendo...

martes, 10 de noviembre de 2009

Por ahora...

- Te sirvo un poquito más de ravioles?
- Por ahora...


- Seguís de novio, che?
- Por ahora...

- No llueve
- Por ahora...



Además del "por ahora" como única respuesta, estos diágolos comparten la particularidad de que uno puede asegurar que quien tenemos delante y presenta esa fascinación irresistible por el uso de ambiguos adverbios de tiempo, es un pelotudo. Con todas las letras: de la P a la última O pasando por la otra O, la E, la U y las consonantes necesarias.

Análisis pormenorizado:
Si no querés más ravioles, me decís que NO y si queres, me decís que SÍ.
Creés que con tu porahora te los voy a dejar calentitos por si te querés comer unos ravioles más en 4 horas, cuando ya me haya ido a dormir?

Acaso te pregunté si vas a casarte con esta persona? si suscribiste algún acuerdo de confidencialidad que te imposibilita contestar con monosílabos de significado universal? tenés algún acuerdo por el cual si alguna vez mencionás que seguís de novio vas a quedar atado al riñón del otro ser humano de por vida?
Contestame que sí, contestame que no, contestame que por ahora sí pero estás pensando en dejarla o que ahora sí pero la semana pasada se distanciaron, pero por favor evitate el porahora, casi siempre acompañado de cara de pícaro.
Pelotudo.

Para que sepas, cuando uno hace comentarios de la lluvia en tiempo presente, claro que se refiere al "porahora". Si la querés cancherear, jugate un poco más y decime "por ahora no y tampoco llovió en lo que va del día pero están previstos 24mm de precipitación entre las 18 y las 19.30 hs. con leves mejorías hacia la noche".

El porahora es usado por los pelotudos circundantes como un paraguas en caso de repentinos volantazos o cambios bruscos de status quo. Después si se larga un chaparrón de esos que ya se empieza a ver a Noé clavando las primeras maderas, el que te contestó porahora se jacta de haber sido el mismísimo Nostradamus con su (no)predicción climática.
Pelotudo.



Por ahora, nada más.



No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

lunes, 9 de noviembre de 2009

La anarquía misma

Uno puede esperar cierto desorden de parte de los seres humanos, falibles ellos, con componentes azarosos, inciertos y desprolijos. Por eso, creamos las máquinas.

Qué debería diferenciar a un cajero automático de un cajero de carne y hueso? Que el cajero automático es todo perfección, todo orden, todo indicaciones claras y directas: si no está disponible el cartel lo dice clarito y si no tiene cambio, te dice "Solo múltiplos de 100".
El cajero, del otro lado de la vereda, suele ser un conchudo con ínfulas de Gerente de Sucursal que está convencido de estar haciéndote un favor cada vez que te atiende.


Los cajeros automáticos deberían ser todo felicidad... pero no.

Quien haya sacado alguna vez más de un billete (y sea un toque obsesivo, claro) notará que los billetes salen a la que me importa mirando cada uno para donde se le canta, uno para arriba, otro para abajo, uno con la cara para acá, otro con la cara para allá.

Es joda esto...

Seguir leyendo...

Una de cal y una de arena

La buena: Después de mucho tiempo, volví a correr. No importa cuánto, no importa a qué velocidad, no importa cuánto me costó, no importa las pocas ganas. Volví a correr y me hizo sentir groso.

La mala: no creo que pueda mover las piernas por los próximos 40 días...


Cuando era más joven y rollizo, iniciaba frecuentemente dietas mágicas y autodidácticas, con el objetivo de dejar de serlo (rollizo, lo joven se me quitaría solo).

Todas esas dietas tenían la misma particularidad que el suceso de hoy: empezaba EL día cambiando gaseosa por agua y paquete de galletitas por una barrita de cereal y ya me sentía más liviano.
A la tarde, siempre alrededor de las 16.00 hs, la baja presión y la amenaza de mareo se apoderaban de mí y solo podía abandonar ese estado con una Coca con todo su azúcar y un par de alfajores bien atragantados...


En fin, la vida sana me dura poco.



No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Polirubro

Enchufes.

Enchufes y Anteojos de sol.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas y Pañuelitos descartables.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y
Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas y Pañuelitos descartables y Mentitas.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas y Pañuelitos descartables y Mentitas y Billeteras de cuero.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas y Pañuelitos descartables y Mentitas y Billeteras de cuero y Guías T.

Enchufes y Anteojos de sol y Máquinas saca pelusa y Masajeadores y Calculadoras y Porta DNI y Estuches para celular y Pilas y Anteojos y Radios portátiles y Linternas a cuerda y Termos y Mates con bombillas y Pañuelitos descartables y Mentitas y Billeteras de cuero y Guías T y Películas en DVD.


Esto de que los vendedores ambulantes ya sean casi un supermercado me rompe un poco las pelotas.

Seguir leyendo...

martes, 3 de noviembre de 2009

Un llamado del destino

Ya me saqué todas las muelas que me tenía que sacar (primeras 2, segundas 3).
El paso lógico ahora sería comenzar con la ortodoncia.

Hoy tomé coraje y llamé.

"Ud. se ha comunicado con el consultorio de la Dra. Animaleti, el horario de atención es los días Lunes, Miércoles, Jueves y viernes de 14 a 20, por favor..."


Todos los días, menos hoy.
Lo tomo como algo del destino, no llamo más...

Seguir leyendo...

lunes, 2 de noviembre de 2009

No toca botón

La delgada línea entre la insinuación y la pornografía, parece ser el pezón.

Recompónganse y acuda a la memoria emotiva para encasillar los sucesos que involucren alguna teta y catalóguelo en las categorías "Sí se ve el pezón" o "No se ve el pezón".

Si no se ve el pezón = Subido de tono.
Si se ve el pezón = PORNETA.


No sé qué pasa si se ve solo el pezón... habría que hacer la prueba.

Seguir leyendo...

viernes, 30 de octubre de 2009

Media estación

El calor sudafricano me rompe las pelotas, pero si es a la orilla de una pileta o con algo muy frío y rico, más o menos lo llevo.

El frío ártico es más lo mío: comida calentita, películas y pantuflas con forma de patas de animales y taparse con la frazada hasta acá...


Ahora, esto de calor agobiante pero siempre a punto granizar o de levantarse una tormenta de dimensiones fílmicas o que a entre la máxima y la mínima del día haya 40 grados de diferencia, es una conchudez de parte de alguien.

Frío extremo o calor desesperante. Las medias tintas dejémosla para países desarrollados con climatizadores automáticos, por favor.


No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

jueves, 29 de octubre de 2009

Tecnología inodora

No puedo entender a la gente que habla por teléfono sentada en el inodoro de un baño público, como si estuviera sentada en el living de su casa.


Esto está escrito desde el cubículo de al lado, sí... pero no es lo mismo.

Seguir leyendo...

martes, 27 de octubre de 2009

Soy leyenda

Hoy fui al gimnasio SOLO.
No me refiero a que haya ido sin nadie que me acompañe.
No me refiero a que no compartí con nadie la rutina.

Estaba SOLO.

Pasé la tarjetita y no había nadie en la PB haciéndose el rudo, poniendo cara de que estar por morir. En el vestuario era el único.
Preocupado porque hubiera un cartel indicando que (otra vez) no había agua caliente o que las máquinas me electrocutarían, pregunté qué onda.
Me explicaron algo como que estuvo cerrado justo hasta antes de que yo entrara o algo así.
No lo recuerdo bien porque la felicidad me embriagaba.

Me imaginaba corriendo en la cinta sin el olor de ningún vecino, sin desviar la vista en ninguna gorda con ínfulas de doncella y la tanga clavada hasta la gargante, rajándome sutiles pedines km a km...

Me vestí rápido (sin nadie que me molestara en los bancos aledaños), dejé mi traje y mi mochila y me compré una Gatorade para festejar.

Seguir leyendo...

lunes, 26 de octubre de 2009

1, 2, 3 probando

Aplaudo la publicidad de una marca de galletitas cada vez que la veo en la tele
Todos se preguntan uno a otros "todo bien?" y contestan de manual "sí, todo bien" aunque un colectivo les esté pisando la pierna hábil. De repente uno quiere contestar sinceramente y desde el corazón pero se queda solo sin que nadie escuche su respuesta.


La publicidad me hace gracia, no puedo no reirme mil veces aunque siempre pase lo mismo. Así soy yo, qué le voy a hacer...

Lo que pasa es que el "todo bien-todo bien" es simplemente una técnica para reconocerse con otro ser humano, asegurarse de que no se está delante de una ilusión óptica y recién ahí comenzar a charlar animadamante. O no, tampoco es obligación.

A mi abuela se lo tuvimos que suspender porque cuando hablamos por teléfono, al todobien-todobien porque inisiste en interrumpirlo con sus lamentos médicos, traumatológicos o de velorios de conocidos. La solución más sencilla que entendimos ante su necedad de ir en contra de las reglas básicas de convivencia, es pasar directamente del hola inicial de cortesía al tema en cuestión, pasando por alto la comprobación.

En la misma bolsa odiosa encolumno a los que tienen respuestas armadas al todobien del tipo "Sí. O querés que te cuente?".

Sin embargo ayer descubrí a un grupo de seres humanos aún más detestable.
Los que no usan esa frase para regocijarse en sus miserias y dolencias, sino todo lo contrario. Ayer intercambié un todobien que fue respondido con un "Todo magnífico"

...


Estamos locos?
Si no me importa 3 pitos si se te hubiera muerto una planta del balcón o si venías del entierro de una tía muy querida, por qué creés que me va a interesar ahondar en tus felicidades?
Me querés contar que te compraste un iphone?
Cogiste a la mañana?
Te aumentaron el sueldo?
Te pone contento la primavera?
Te pagaron el aguinaldo?
Te encanta el café de máquina y te pone feliz disfrutarlo en los vasos de plástico cancerígeno?

Buenísimo !!!!
Andá y contáselo YA a alguien que le importe...

Qué como los reconocés?
Son los que te preguntan algo del tipo "todo tranqui?" o "alguna novedad?"


Si te tiro "todobien?" no es para charlar. Es para distinguirte de la máquina de café nada más.

Seguir leyendo...

miércoles, 21 de octubre de 2009

Buenos días, buenos días.

Temprano a la mañana:
- Buenos días
- Buenos días

A última hora del día:
- Hasta mañana
- Hasta mañana


Los demás saludos del día, son una cagada.

Cerca del mediodía uno no sabe si saludor con un buen día o con un buenas tardes.
Alguien dijo que si uno no almuerza, son buenos días. A quién se le puede ocurrir eso?
Le tengo que oler la pilcha y si tiene olor a fritanga le digo buenas tardes? Una locura.

Y si salgo al kiosco y vuelvo?
Hasta luego a la idea y quetal a la vuelta?
O miradita, sonrisa rápida pero forzada y cejas en alto?

Cuando son las 7 de la tarde (sobre todo en invierno) el cielo está oscuro y parece ser de noche. Pero uno no diría buenas noches para saludar a nadie, antes de las 8.30 de la noche.


No es joda esto, eh.
No es joda.


Yo voy a seguir pensando en el tema, probablemente decida dejar de saludar a todo mundo y así evitarme disgustos.

O hacer como Truman Burbank: Good morning, and in case I don't see ya, good afternoon, good evening, and good night!



No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

martes, 20 de octubre de 2009

El mismo amor, la misma lluvia

Todos los martes juego al tenis.
A la nochecita, en un buen horario.
Tengo tiempo suficiente para ir a casa, cambiarme, comer una banana y salir.


Todos los martes ruego al cielo para que llueva mucho y no se pueda jugar.


Solo así puedo cambiar la rutina que me disfraza de deportista, y me puedo vestir de casual comensal, saltearme el ejercicio y pasar directamente a la agradable cena familiar de todos los martes.


Por qué no dejo de jugar al tenis, entonces?
Todos los martes me pregunto lo mismo.

Seguir leyendo...

viernes, 16 de octubre de 2009

Un techo para mi país

A mí, de los mingitorios disponibles en los baños públicos del mundo entero, me gustan más los que tienen techito, que los que no lo tienen.



Los de techito serían como estos:



Los sin-techo:



Además de que me hacen sentir más seguro, los de techito te permiten apoyar un codo y el codo apoyado te permite apoyar la cabeza en la mano... son mingitorios para la reflexión.


De los inodoros, prefiero fuertemente los que tienen mochila.

Seguir leyendo...

Trabajo en negro

Hay gente que indudablemente necesita una persona que la ayuda en su casa para encargarse de limpiarla, de cocinar, de planchar o de otros menesteres de los que no puede ocuparse.


Hay gente que necesita pagarle a alguien para que vaya a su casa solo poder decir que "tiene una empleada".

Tal es el caso de la gorda indigesta, que además de decir que todas las que contrata son infradotadas (raro de ella, cuyos standares parecen bastante laxos), se la pasa hablando de "sus empleadas", "mi empleada de acá", "mi empleada de allá".

Gorda, no sos Amalita Fortabat así que vos no tenés empleados.
En todo caso contratás los servicios de una Sra. para que haga lo que no tenés capacidad natural para resolver: mantener en orden una casa.

No seas (tan) desagradable, querés?

Seguir leyendo...

miércoles, 14 de octubre de 2009

Don´t worry, be hippie

Lo ideal para los pies, son zapatillas de lona que supieron ser blancas, gastadas a punto de deshilacharse, con cordones casi negros marcados por el tiempo y el uso.
Parecería ser que se compran así, porque nunca vi a ninguno con zapatillas blancas nuevitas.
O será que cuando se las compran las usan primero en la casa para ensuciarlas y después las sacan al mundo?

No importa la época del año, la temperatura ni la humedad, la ocasión ni el ámbito: los pantalones siempre son los mismos. Preferentemente serán jeans de marcas que ya no existen, arrancados con los dientes los dobladillos o enrollados en sus botamangas. También sale mucho el pantalón denominado "pulgoso" que no es otra cosa que una bolsa de arpillera pintada con rayas verticales de colores que hieren los ojos al mirarlos con detenimiento.

Las remeras con inscripciones ilegibles de dudosa convicción y los pulloveres de alpaca, con dibujos de llamas y guanacos se suceden con asombrosa descordinación. En verano, todos con el pullover coya. En invierno, apenas una remerita del Che.

En el caso de las mujeres una cartera sin grises en cuanto a sus dimensiones (enorme o minúscula) pero siempre de hilado artesanal y colores que NO hagan juego con el pantalón, cruzada sobre el pecho.
En el caso de los hombres, lo mismo... pero con el nombre de morral.



El cuello por lo general viste un adorno realizado en algún tipo de cuero oloroso pero "muy natural, muy de la tierra", algún hueso/diente de animal místico o un pañuelo con ribetes plateaditos y un nudo a punto de estrangular la nuez. Aquí no hay distinciones de sexo y todos los accesorios serán unisex, resultando tan repulsivos en hombres como en mujeres.

El pelo requiere un párrafo aparte (que será el próximo, claro).

El pelo suele estar debidamente zurcado por rastas mal hechas, ya sea que hayan sido enraizadas hace largo tiempo ya y el descuido y la falta de mantenimiento las haya converito en esa mierda que son hoy o que se haya puesto el cuero cabelludo a merced de un amigo "con buena vibra" pero con menos motricidad fina que la mínimamente requerida.
Parece que está mal visto andar con una rasta más o menos decente, entonces más vale hacerlas mal de una o esconderse debajo de una vincha hasta que la rasta se desmejore notoriamente y recién ahí descubrirse la capoccia.

Mejor ni me meto en el tema del olor, el contenido de las carteras/morrales, los libros, los billetes todos arrugados, la manera de caminar y lo que fuman porque se pudre.

En líneas generales, parece que estos especímenes buscan destacarse por el solo hecho de hacer las mismas cosas que el ser humano normal (vestirse, comer, peinarse) pero mal.

Muchachos, cortemos con la boludez: todos sabemos que cuando llegan a casa se sacan el disfraz y la peluca, se ponen las Havaianas y un shorcito de fútbol Adidas para luego poner las patas arriba de la mesa ratona y ver RSM con una cocucha fresca y unas talitas.

Basta de jugar a ser hippies... con esa actitud solo se van a levantar a minas mugrientas.
Y peludas.

Seguir leyendo...

martes, 13 de octubre de 2009

Oficina de (no) alumnos

Esa facultad me resulta distante por un sin número de razones.
Para empezar la educación pública no es lo mío: mi pasaje por la UBA no tuvo escasa duración, fue aún menos fructífera y todavía menos gustosa ni agradable.

Las Ciencias Sociales quedan lejos de mi especialidad relacionada con los números, las abstracciones y lo técnico.

La humedad de las aulas, los carteles que empapelan las paredes y los hippies que llenan cada rincón, me generan (un poquitín) de rechazo.

Estaba ahí con un objetivo puntual: la obtención de preciados papeles por duplicado.

Eran apenas pasadas las 4 y la cola ya incluía al menos 10 personas.
Los minutos pasaban y las puertas no se abrían.

Se empezaban entonces a escuchar las primeras arengas de rebelión en forma de indirecta al aire.
"Son las 4.15 y no abren. A qué hora piensan abrir?"
"Están ahí adentro seguro".

Empezaba a imaginarme metido en una movilización de esas a la que son tan propensos por estos lares y no podía dejar de temblar. Justo yo, que ni siquiera me peleo cuando me cagan para subir al subte y prefiero quedarme en el molde, me estaban induciendo a un conflicto armado por una causa que no era mía.

La temperatura iba subiendo y los coleros de a poco me iban convenciendo.
Llegué a un punto de reflexión donde si me ponían en la mano una bomba molotov, la hubiera estrellado contra los vidrios de la "Oficina de Alumnos".



Por suerte empezaron a prenderse las luces... comenzaron a abrirse las puertas de la Oficina 200 y los ánimos de guerra empezaron a amainar.



40 breves minutos después se dignaron a atenderme, me lleve mis papeluchos y juré no volver a entrar a esa facultad endemoniada.

Al menos, hasta que me vuelvan a pedir un favor.

Seguir leyendo...

Las pastillas del abuelo

Algunas mañanas, incluso antes de despertarme definitivamente, me tomo una aspirina para combatir el mareo/dolor cervical/dolor de cabeza de haber dormido pensando vaya uno a saber en qué.

Antes de ducharme una pastillita de esas chiquitísimas que vienen siendo para regularizar la flora y la fauna intestinal.
Es que tiene que ser media hora antes de desayunar...

Con el desayuno puede haber Vitamina B o complejos vitamínicos varios, depende si el día es par o impar. Como se toman día por medio, conviene hacerlo así.

A eso de las 12 me suele doler la panza.
Pero no de adentro para afuera, más bien de afuera para adentro.
Entonces una buscapina deja las cosas en su lugar.


Pero la puta, qué dolor de cabeza ma da la buscapina. No sé si será que me lleva toda la sangre del cuerpo al estómago o qué, pero después de que me duela la panza, me empieza a doler la cabeza.
Cosa de mandinga. Pero nada que no se resuelva con una buena cafiaspirina.


Antes de dormir, me tengo que sonar los mocos y tomar un antialérgico... que es más por las dudas que otra cosa.
De paso me lavo los dientes y me hago buches con el enjuague para dientes sensibles,



Mañana será otro día.
Pero a este ritmo, no sé si llego a los 30.

Seguir leyendo...

jueves, 8 de octubre de 2009

La ley de la oferta y la demanda

Cuando los kioscos de diarios y revistas eran exactamente eso (kioscos de diarios y revistas) yo me preguntaba ¿quién carajo comprará la revista "Las Plantas Carnívoras y Ud." o "Aprendiendo a coser dobladillos en 24 tomos"?.

Después de los 12 fascículos mensuales de "Ser Economista hoy" comprendí que la ley de la oferta y la demanda es así de sencilla: si están ahí a la venta es porque alguien las compra.

Algunas publicaciones no pasan de la segunda o tercera entrega, porque bajo el viejo esquema narco-marketinero de que el primero te lo regalan y el segundo te lo venden, por lo general tienen un precio especial para la primera revistita y uno diferente para las próximas. Y convengamos que una cosa es pagar $5 por las primeras 2 de la colección "Piedras preciosas" que vienen con una réplica de una esmeralda y un zafiro y otra cosa es que te quieran cobrar 40 mangos la edición n° 3 que incluye un canto rodado
auténtico de Pza. Irlanda.

Me dejé tentar alguna vez por revistas de modelismo.
El modelismo de hacer avioncitos o autitos a escala, no el modelismo de libro en la cabeza, caminar derecho y vomitar después de cada comida. Según mis infantiles cálculos basados menos en la razón que en la esperanza, calculé que con 10 entregas eran suficientes para contar con todas las piezas de ese hermoso Rolls Royce a escala, si mantenían el ritmo de las primeras 3 revistas que trajeron el chasis y las 4 ruedas. Cuando caí en la cuenta de que las revistas 4 a 18 venían acompañadas de una tuerca o de un tornillo cada una, terminé por hincharme las pelotas y mandar todo al carajo: autito, modelismo, diariero y esperanza en la raza humana en general. Todo.

Con el tiempo, los kioscos se fueron plagando de revistitas aompañando CDs. Esto se explica por 2 motivos simples y claros:
a) las revistas tienen impuestos que el CD no, entonces te cobran 40 mangos la revistita de 1 hoja y el CD va de regalo;
b) Sergio Denis y demás impresentables ya no califican como música, por lo cual Musimundo y cadenas afines decidieron cerrarle definitivamente las puertas, en vez de tener que regalar al costo de un CD virgen discos prometedores que después de 4 años en las bateas no le vendían a nadie.

El paso siguiente en la involución, fueron los DVD.
Si, claro que era el paso lógico, pero también es lo más bajo a lo que se podía llegar.
Sentime una cosita, a quién se le ocurre darle a un diariero, un tipo que arranca a las 4 de la matina y que a gatas se sabe el precio del Clarín de los distintos días de semana, para que venda "Clásicos del cine de todos los tiempos", las primeras 2 temporadas de 24 (que ya tienen 8 años) y el DVD en Vivo del Grupo Red?. No hay chance de que funcione.

Lo que sí parece que está pegando es la edición multimedia de las basofias de otrora ("Coser, Lavar y Planchar Hoy" y "Cocina profesional en microondas") ahora con un DVD que te explica más clarito y más 2.0, la misma mierda que en la revista.

Estas cagadas funcionan, porque apunta a un público de viejas al dope, pero un poco quedadas con repecto a internet (para las cuales Youtube es un misterio) pero que con un machete que le dejó anotadito el hijo, te manejan el reproductor de DVD a la perfección.

Esto lo sé gracias a la instructiva publicación "Licenciando en marketing en 4 meses". Publicacion que siento que ya está dando sus frutos luego de 12 años de suscripción.

Seguir leyendo...

Servicio de cadetería al pedo

Te banco incondicionalmente y para demostrarlo (si acaso hiceria falta), me voy a la loma del orto a buscar un papel de morondanga.

Ahora bien: si me mandás a las 14, a una oficina pública que atiende hasta las 13 y/o desde las 16, es el último no-trámite que te hago.



No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

Ornitología avanzada

En lo que a mirar mujeres se refiere, se complica mucho la cuestión cuando aparece una que a simple vista no queda claro si está buena, es pasable o es un bagre groso.

Porque si la mina está muy buena, de esas que se parten, que cuando las ves solo atinás a calcular cuánto tiempo te aguantan las patas para tenerla clavada contra una pared, merecen siempre una miradita.
Todos los días que uno se las cruce hay que pispearlas, sacarles una foto rapidita y listo.
La foto de hoy tal vez sea descartada, sobre todo si en el podio se almacena de ella alguna ocasión en bikini o un verano de livianas vestimentas.

Ojo, tampoco es cuestión de seguirlas como si uno fuera un helicóptero con un reflector, de esos que persiguen delicuentes en una persecución y ella fuera uno de esos delincuentes desaforados en un Ford Fairlane '78. Es una miradita, nada más.




Una mina muy muy fea, también merece diariamente una rápida inspección.
Es un placer casi masoquista, como olerse el sobaco antes de bañarse: No se puede sostener mucho tiempo, pero es inevitable hacerlo.
Es una miradita rápida. Es pispear qué se puso, cuánto se le notan los bigotes, si con ese pantalón el culo parece de 2 plazas o de 2 y 1/2 y listo.
A otra cosa.


El problema son las que están a mitad de camino.
El problema son las que un día decís "sí, le entro" y otro día decís "que hija de puta, me duele mirarla".
Porque con esas minas la mirada rápida no alcanza y es necesaria una inspección minuciosa, basada en una detallada revisión ocular del especímen en cuestión.

No se puede pelar una cámara de fotos y sacarle 40 para analizarlas con detenimiento, ni se la puede engañar para meterla en una Cámara de Gesell y observarla mientras se toman apuntes.
Hay que mirar, no hay otra.
Hay que ver si ese culo que hoy parece más o menos con forma es así por efecto del jean en particular, si es porque viene caminando rápido o porque nosotros estamos más calientes o "sensibles".

Epa, el pecho parece más tentador que otros días... será por un push-up, una de esas mierdas siliconadas que venden en Sprayette o es que en el verano el kilo de tetas es más barato y ésta se puso sin que yo me diera cuenta.

A veces es necesario un scaneo en tres dimensiones para calcular a ojo el tamaño de esa cintura que puede parecer de avispa desde un ángulo, de abeja desde otro y de oveja desde uno más cercano.

Lo mismo pasa con el vello facial que puede estar en exceso pero tenido para confundir, las cejas, la baranda en general. No es una cosa así de un minutito. Hace falta dedicarle tiempo.

El problema aquí, es que la sociedad suele ser bastante exigente y me animaría a decir que condenante, con este tipo de actitudes.
Porque si uno se pasa la mañana entera mirando de lejos a ese bagrecito, solo para darle la oportunidad de abandonar ese bote que puede resultar injusto y colocarla en el bando de minas más o menos pasables, será señalado por todos como si la hubiera embarazado de quintillizos y se hiciera el pelotudo.

A mí, esto de quedar como un pajero me parece por lo menos injusto.





No sé para que se inventó el televisor a colores con lo bien que se vive la vida en blanco y negro

Seguir leyendo...

Escaleras

Descubrí que bajar las escaleras muy rápido, casi salticando, apenas apoyando los pies en un escalón para ya sacarlos (maldito Cortázar y sus instrucciones para subir las escaleras) me hacen sentir un nene.

Y si lo hago con traje y corbata, siento que soy un nene vestido de grande.

Seguir leyendo...

martes, 6 de octubre de 2009

Cuestión de costumbre

Nos costó, pero nos acostumbramos a que los kioscos de revistas fueran cambiando de las tapas de "Tejer Hoy" con títulos del tipo "Hacete tu propia bombacha a crochette ¡y que no te pique!" hacia una y otra revista con Sritas. con la ya famosa pose de manos a la pared, columna cervical recortada hacia atrás entre la última vértebra lumbar y la primera sacra, mostrando el culo de manera que parece que te explota en la jeta.


No puedo dejar de compararlo con mis 12 años.
Cuando yo era chico, la manera más fácil de acceder a porneta era tener un hermano mayor que comprara revistas. Ahora, un nenito de 12 podría pararse en un kiosco, sacar fotos mentales y guardarla en su disco rígido para sacar de ahí material para atravesar la pubertad entera.

A lo que no me puedo acostumbrar, es a ver a 2 viejos codiándose delante de un kiosko y decir, disimuladamente "mirá ese culo, carajo!".

Un día a uno le va a dar un bobazo en el medio de la calle Florida y va a haber que pagarlo por nuevo.

Seguir leyendo...

domingo, 4 de octubre de 2009

Puntos de vista

Cuando alguien se muere (esta vez es Mercedes Sosa, pero podría ser cualquier otro), es común escuchar la expresión "Nos dejó".


Qué tan egoísta hay que ser para enunciarlo de esa manera?

Seguir leyendo...

Proporciones exactas

Se lo escucha una y otra vez al cortar el queso, al pelar las papas, al sacar de la heladera la crema de leche: "Con esta cantidad va a ser más que suficiente".


Entonces ponele menos.
Te pagan para que cocines en televisión, no para que inventes frases y un nuevo sistema de medidas.

Seguir leyendo...

Distribuyendo la palabra del Señor

Si mientras disfrutamos una suculenta chocotorta, tenés la necesidad imperiosa de comentar que en que en tu casa solo se consume sal marina, no me vengas con que no pretendés evangelizar a nadie.

Mucho menos, si no sabés ni lo que consumís.

"No, usamos sal marina porque no tiene sodio".

Abrir la cabeza es otra cosa.

Seguir leyendo...

viernes, 2 de octubre de 2009

Recetas de cocina con mi mamá

Arroz blanco alaquemeimporta:
Ponés la cantidad que vos quieras de arroz en una olla y le ponés mucha agua.
Más o menos un ratito después que hierve, apagás el fuego.
Vas a ver que el arroz se hincha, se hincha y cuando vos quieras lo sacás y ya está.


Flan de vainilla en sobrecito:
Calentás un litro de leche en una olla que no sea de acero inoxidable, ni enlozada, ni de teflón, ni nada de esas que tenés vos: cuanto más cualunque, mejor. Cuando está por hervir, le tirás el polvito en forma de lluvia y lo mezclás. Las compoteras así chiquititas son bárbaras, porque te salen justo 8 porciones.

Seguir leyendo...

jueves, 1 de octubre de 2009

Renovación de stock

Estoy un poco preocupado: Quién va a atender en las oficinas públicas y quién va a manejar nuestros subtes en 20 años?

Todos los que lo hacen actualmente tienen al menos 48 años y por su calidad de vida, no creo que lleguen a los 70.

Los hombres se dividen en 2 grupos: los que se parecen al Puma Rodríguez o a Gorosito y los pelados. Las mujeres, las hay culonas y petisas o grandotas como un placard.


Tendrían que empezar a reclutar pasantes, porque se muere la especie, eh.

Seguir leyendo...

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Momento bisagra

Intuyo que el cappuccino La Virginia me está cambiando la vida.

Todavía no logro determinar si para bien o para mal.
Cuando se termine te cuento.

Seguir leyendo...

El que se quema con leche, ve a la vaca y llora

Yo sé que el flan que se quemó fue un accidente, producido en enorme medida por esa olla de mierda (que por cierto ya fue reemplazada).

Sin embargo, no puedo evitar sentir olor a quemado cada vez que empiezo a calentar la leche... es como un trauma que me quedó.

Me pasa lo mismo cuando preparo acelga a la crema, porque una vez me quedó demasiado salada. La prueba con desconfianza y para mí siempre queda mal.


Junto un trauma más y saco turno en un psicólogo gastronómico.

Seguir leyendo...

Me cuesta ser feliz

Nada más lejano a la filosófica cuestión relacionada con la injusticia social, la desproporción entre los que menos tienen y los que menos necesitan y la necesidad humana de no sonreir hasta que primero quienes nos rodean sean plenamente felices.

Es que si me río me tiran los puntos.

Seguir leyendo...

viernes, 25 de septiembre de 2009

El cartero llama más veces de las necesarias

Cuándo fue que los carteros nos empezaron a odiar?

Alguien les prometió que para el año 2000 su vida iba a ser más sencilla y no se les cumplió?

Están indignados porque lo del nuevo sistema de códigos postales no pegó?

Y si yo fuera cartero, además de recibir documentos por esta misma vía?
También tienen la obligación de odiarme?


Digo, porque que me toquen el portero hoy a la mañana mientras dormía, fue todo una sorpresa.
Acaso esperaba a alguien? NO.

Que pregunten por mi nombre cmpleto y me digan "es el cartero", también.
Acaso esperaba alguna documentación de preciado valor? NO.

Pero mucho más grande fue mi sorpresa cuando le pregunté amablemente "No lo puede dejar en el buzón?" y me contestó que sí.

Creo recordar que le agradecí, pero sobre todo me quedé sin palabras.

Para qué me tocó el timbre entonces?
Para qué preguntó por mí?
Acaso le pagarán más si me saca una foto cuando recibo el papel?

Seguir leyendo...

jueves, 24 de septiembre de 2009

Un blandito

Una vez más, me sucumbí a la irrefrenable tentación de sacarme de un tirón, más de una muela. En esta oportunidad fueron 2 de arriba, una de abajo, todas de la derecha.

No sé si fue fácil el trabajo del cirujano, sé que mi parte no fue sencilla.
Con el mismo tacto que alguien decide dedicar su vida a meterle la mano en la boca a extraños, me explicó justo antes de sentarme en la silla eléctrica (cuando ya no estaba a tiempo de arrepentirme) que podía quedar un agujero entre la boca y la nariz por el cual se podían escapar los líquidos que ingiriera en los próximos 2 ó 3... AÑOS.

Me dejó solo con mis nervios, la presión sanguínea al 40% de lo normal y la anestesia haciendose presente por todos los rincones del cachete, la lengua, el paladar, la encía y las plantas de los pies. Tal vez esto último fue idea mía, lo admito.

Cuando empezó nos pusimos de acuerdo en que si me dolía, tenía que levantar la mano izquierda. La levanté, claro.
La levanté 4 veces.
Nunca un poquito.
Siempre la levanté como si estuviera frenando un avión Jumbo en un aeropuero con pista cortita y desesperado para que se de cuenta de mi existencia, de mi brazo en alto y la señal que eso quería representar: LA ESTOY PASANDO MAL POR CULPA TUYA, CONCHUDO.


Duró más o menos media hora todo el trámite.
No calculé cuánto tardó con cada una, porque me parecía de mal gusto mirar el reloj a cada rato, como si estuviera apurado.
Aparte el reloj lo tenía en la izquierda y se va a interpretar como un reclamo por dolor y nos íbamos a meter en una situación del tipo "Pedrito y el lobo" y cuando me doliera en serio zarpadamente, no me iba a dar bola creyendo que estaba haciendo fuerza para enfocar las agujas. Ya lo dijo mi papá: ese reloj tiene demasiados chirimbolos y a veces es difícil distinguir el segundero del velocímetro y el tacómetro que parece tener en el cuadrante.

Mientras el carnicero golpeaba y golpeaba, separando el hueso de la carne como si de un pedazo de bife ancho se tratara, yo pensaba "debe ser bueno, es grande, parece con experiencia"
para auto-convencerme.
Pensé de nuevo en mi papá, como con el tiempo se le fueron agotando la paciencia y el buen pulso en las manos y terminé de transpirar el pedazo de camisa que todavía quedaba inmune.


Cuando terminó, me dí cuenta que todas las preguntas que pensaba, las tendría que haber hecho antes. Ahora era físicamente imposible.
Él lo sabía, por eso no me ofreció la gentil "alguna duda?" antes de empezar.
Por suerte se acordó de extenderme el certificado y aclararme cuándo tengo que volver, porque no se lo podría haber hecho entender.


Pasé la noche mejor de lo que esperaba: No sufrí el dolor, pude dormir aunque un poco sentadito y ahora me dedico a dieta blanda.


Recordé entonces, que cuando esto pasó el año pasado, tardé casi las 2 semanas de dienta blanda en descubrir LA FAINÁ.
La fainá, además de ser riquísima y ser un manjar vicioso e inagotable, es BLANDA.
Lo primero ya lo sabía, lo segundo no lo recordaba hasta que en una cena con amigos, se decidió pedir pizza y yo dije, resignado "pizza no puedo, pedime un par de fainás"

A riesgo de que me vuelva a pasar algo parecido, fui al supermercado a comprar postrecitos de dulce de leche y chocolate, queso con dulce de batata, leverbush y puré cheff (todo en cantidades industriales).

A mí no me vuelven a agarrar, eh!

Seguir leyendo...

miércoles, 23 de septiembre de 2009

T - 3 horas

Hace un poco más de un año escribía esto: 2 menos y faltan...

No sé si releerlo hoy, a 3 horas de sacarme las otras 2, fue una excelente decisión.

Seguir leyendo...

Olla decente, se busca

Esa olla de mierda, me tiene cansado.

De tamaño mediano (ideal para hacer arroz), chapa finita (debería ser una ventaja por su liviano peso) y habiendo sido adquirida en su momento por la módica suma de 30 pe (ahora que lo pienso, ese puede ser el problema), creo que su estadía en nuestra casallegó a su fin.

A pesar de que mi novia esté convencida de que el problema soy yo porque a ella no se le quema nunca, tomé la decisión de reemplazarla por una Sra. Ollita de Teflón.

No, no la voy a tirar a la basura.
La voy a confinar al olvido, que debe ser mucho más doloroso para esa olla de mierda.



Si no fuera por la paja que me da ir a comprar una olla....

Seguir leyendo...

martes, 22 de septiembre de 2009

Círculo vicioso

Había que cocinar algo dulce para la cena del viernes.

Como tenía peras, compré masa de strudel. Para hacer strudel de peras.

En el supermecado me tenté y compré también manteca y chocolate, para hacer brownies.

Entonces llevé brownies y strudel de pera.

Sin crema?
No, no puede ser sin crema.
Batí crema chantilly.

Batí MUCHA crema chantilly y sobró.

Es una lástima tener tanta crema y no tener cómo disfrutarla (ya asqueado de bajarla a cucharadas).

Entonces?

Panqueques.
Sí, improvisé unos panqueques.

Y si sobran panqueques?




Cómo se para este espiral ascendente de carbohidratos ??????

Seguir leyendo...

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Todos somos: Expertos Espontáneos

Parece que aquel viejo cuento de la experiencia, de la capacitación, del "don" que algunos pueden tener para algunas cosas, es simplemente un chamuyo barato.

Sino, alcanza con preguntarle a los Expertos Espontáneos que de un día para el otro hablan de temas tan diversos como el Tenis profesional o la configuración de un router inalámbrico, como si se dedicaran a eso desde hace al menos 20 largos años.


El procedimiento es más o menos así:

  • Ud. elige una boludez que está en boca de todo el mundo pero que Ud. no tiene ni idea qué es y nunca vió ni hizo nada al respecto.
  • Lee en internet 5 minutos, se sienta con un vendedor 10 minutos y/o escucha a alguien hablar en el colectivo durante un viaje corto al respecto (Si hace todo junto, Ud. puede solicitar el título de posgrado directamente)
  • Vuelve a la oficina o su familia o círculo de amigos donde hasta ayer Ud. se quedaba afuera de todas las conversaciones y ahora habla como si un espíritu se haya apoderado de su ser y ahora Ud. sea la personificación de la experiencia en la tierra.

Posibles temas sobre los que se puede experimentar con éxito asegurado:
  • Inversión en la bolsa: ponga $500 mangos en Boden 2012 y salga a hablar pelotudeces como si fuera Bernard Maddoff
  • Jugadores profesionales de tenis: métase en la página del ATP, pispee las estadísticas de 2 ó 3 jugadores y empiece todas sus oraciones diciendo "Es increíble, tiene un promedio de..." y ahí tire uno de esos datitos que a medio mundo le chupan un huevo como la velocidad de la pelota al sacar, cantidad de dobles faltas o errores no forzados con cordones desabrochados.
  • Instalaciones inalámbricas: hoy cualquier boludo se instala un router y navega con su notebook desde la (in)comodidad del dormitorio. Por qué Ud. no, entonces? Hágalo: elija un router basado en los comentarios de los usuarios de Mercado Libre, llegue a su casa confiado y póngalo a andar. Llénese la boca hablando de decibeles y megabits, mientras el vecino se le cuelga para bajar porneta, porque Ud. no sabe ni lo que es una fucking contraseña.
  • Cocina de autor y preparaciones macrobióticas: en Cablevisión, el Gourmet es el canal 46. Ud. se sienta frente a la tele, canapés de mondongo en mano, prestando especial atención a productos o técnicas que nunca haya escuchado como endivia, alga nori, braseado, tempura, cordón de carré, etc. (los nombres foráneos garpan, eh). Después, se refiere a su afamado público armando oraciones del tipo "ayer me braseé una alga con vinagreta de peras y tabasco, sobre un colchón de tamarindo... no sabés lo que era!". Ni vos sabés lo que era, cagador.
  • Motores en general: párese en una esquina transitada del barrio de Palermo, tome especial nota de los autos que le llaman la atención y después se mete en internet a ver más o menos qué son y cuánto cuestan. Luego, con esa información prolijamente aprendida, se debe despachar con comentarios caprichosos como "yo lo que quiero es un Fairlane '72... ese auto me pierde, no te puedo explicar por qué". Aquí, será sincero por primera vez. También puede hacerlo con motos, lanchas o cuatriciclos. Total, para ser un mentiroso de lo mismo.


Así que ya sabe, boludo amigo, dese el lujo de ser más pedante que ahora y que los poco que todavía lo toleran dejen de hacerlo.

Conviértase en un Experto Express en un abrir y cerrar de ojos !!!

Seguir leyendo...

martes, 15 de septiembre de 2009

Irresistible

Si uno presta atención, en el kiosco pulguiento de la esquina se suelen escuchar diálogos de este tipo:

Vendedor: Son 14, pero con el descuento son 12.
Cliente habitué: No tengo cheque, aceptás efectivo?.
Vendedor: Bueno, por esta vez sí.
Cliente habitué: 11 me dijiste? Tomá, cobrate 9.


Estoy pensando seriamente en renunciar a mi trabajo y pedir laburo en el kiosquito.
Creo que hasta trabajaría gratis, con tal de participar de esos diálogos.

Seguir leyendo...

jueves, 10 de septiembre de 2009

PAL-N / NTSC

Yo no sé mucho de arquitectura, ni de urbanismo, ni de diseño de ciudades, ni de paisajismo (ni de otro montón de cosas, claro está), pero sí hay algo que tengo muy clarito: la diferencia entre una calle peatonal y una que no.

Calle peatonal: solo pasan personas caminando (a lo sumo bicicletas)
Calle no peatonal: pueden pasar autos.

Entonces, la conversión de calle no peatonal a calle peatonal, debería limitarse a poner un policía en cada esquina e impedir el paso de autos.
Si no alcanzan los policías, ponemos vallas (como la Avenida 3 de Villa Gesell a la nochecita).



Esto de tener cerrada Reconquista hace 6 meses, para obras de peatoanlización, me parece un curro.


Seguir leyendo...

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Boludos marca ACME

Hay gente que hace de todo en su casa:

- Cambia las lamparitas
- Reemplaza los cueritos cuando pierden las canillas
- Hacen agujeros para colgar cuadritos
- Colocan enduido con esa palita de chapa
- Pintan
- Arman muebles de Easy
- Cortan maderas
- Arman muebles midiendo y cortando maderas a medida
- Colocan líneas de teléfono
- Cubren con cable canal los cables que recorren ambientes enteros
- Refuerzan enchufes para poder poner el microondas
- Arreglan sus cortinas de enrollar
- Lijan muebles gastados
- Levantan paredes
- Se hacen un techo a 2 aguas
- Cuelgan LCD's de las paredes
- Compran herramientas con un solo uso
- Compran herramientas sospechosamente parecidas a herramientas que ya tienen
- Instalan calefones
- Se instalan solitos un extractor de aire
- Ponen un ventilador de techo leyendo solo las instrucciones

Yo me pregunto: cuándo se tienen que sacar una muela, también se la sacan solitos?


La verdad es que tengo las bolas bastante llenas de estos pelotudos que se la pasan hablando de todo lo que hacen en su casa, de que van a Easy el sábado a la mañana porque tienen que comprar adoquines y arman en el frente de su casa un jardín seco y plantan con sus propias manos 2 sauces llorones y después hacen un sistema de riego para que abran la canilla de la cocina y salga como una cascada sobre todas las plantas de la casa.
Pero pará un poquito, tarado. Seguro que te pierde por todos lados y se te levantó el parquet por esa pelotudez. Porque esa partecita no la cuentan.


Me los imagino con el cinturón lleno de herramientas el domingo a la mañana, comiendo un sandguche de jamón cocido y queso mientras no se bajan de la escalera, así llegan a tiempo y comentan con los otros albañiles frustrados sus hazañas cronometradas.


Esta gente no sabe que hay gente a la que se le paga para hacer eso?
Porque no me vengas con que "es una satisfacción", eh.
Satisfacción es pagar 500 pesos para que te arreglen la casa mientras vos trabajás o te vas de vacaciones, volver y que sea una pinturita.

Porque cuando se te cae a pedazos la pared o te queda como el culo el especiero, no creo que estés tan contento, no?

Una cosa es hacer una torta, que si te sale mal la tirás y otra muy distinta es colgar mal un LCD o poner al revés un extractor. Si se te cae el LCD, no te va a alcanzar la vida para auto flagelarte y si prendés el extractor y en vez de haber menos olor a churrasco hay cada vez más, te la regalo, eh.


Aparte, a quién le vas a ir a reclamar cuando se te caiga en la cabeza el aire acondicionado que pusiste como el culo?


A mí dejame de joder: una guía telefónica y un papá habilidoso, me excimen de estos trabajos de negro.

Seguir leyendo...

Fe de erratas

Nótese que al momento de increpar a alguien por un error en su accionar, acusarlo de traicionar la confianza depositada y hacerlo tiritar del pánico ante lo incómodo de la situación por ver peligrar su fuente de trabajo, los usos y buenas costumbres indican que al momento de darse cuenta que el equivocado es uno, las disculpas deben ser por lo menos TAN GRANDES COMO LA ACUSACION ORIGINAL (de hecho, no estaría nada mal si fueran hasta más grandes).

Por ejemplo, si acusás futilmente a alguien de DESTRUIR CON INUSITADA VIOLENCIA una prenda de vestir, una notita en papel como al pasar, me parece que no alcanza.


Muchos menos si la misma incluye una inútil descargo del tipo "pero también aprovecho para comentarte que está planchada como el culo, eh".

Seguir leyendo...

martes, 8 de septiembre de 2009

La frutillita del postre

Hay algo peor al martirio cotidiano de comer en la oficina, sobre el escritorio, con cubiertos de plástico y en bandejas que no fueron creadas para ser cómodas para el comensal sino para el que las transporta?

Sí, que la tarta de pollo sea ESPANTOSA.

Hacía mucho que no comía algo tan feo.

Seguir leyendo...

El tamaño SÍ importa




No da igual si es muy larga que si muy corta.

Podés pasar toda la mañana tratando de que el largo sea el adecuado, pero si no lo es, seguro se va a notar. Tal vez no te lo digan, pero no va a pasar despercibido.

El largo ideal sería que la puntita llegue más o menos a la mitad de la hebilla del cinturón.

Pará un poquito: estamos hablando de corbatas, eh.
No, por las dudas que algún pajerito entendiera otra cosa.

No termino de decidirme si es más vergonzoso que la corbata quede corta o que quede larga.

Cuando la corbata queda larga, en evidente síndrome Jorge Corona, se da una imagen de adesganado, de "bueno, quedó así, ya fue", de desocupado, de película de los '70.
Mi hermano califica a este largo como la corbata referí, porque permanente toca el pito.

La corbata corta, tampoco es visualmente soportable. Me hace pensar en un tipo que está considerando seriamente en quitarse la vida y que ya no le importa un detalle tan insignificante como preocuparse por no brindar un espectáculo lamentable al resto de la humanidad que tiene que mirarlo caminar con la punta de la corbata a la altura del tercer botón de la camisa.



Yo por lo pronto me puedo pasar 40 minutos haciendome el nudo, hasta que me quede bien (si no sale de la primera, es muy difícil que mejore en los intentos posteriores) y si después de 20 nudos sigue quedando como el culo, doy parte de enfermo. Prefiero eso.

Seguir leyendo...

viernes, 4 de septiembre de 2009

Ni por las tapas

Uno no puede elegir las tapas de los libros que lee, pero debería poder. Hay gente que los forra con papel araña (el mismo con el que se forran los cuadernos de comunicaciones), pero me parece que es peor el remedio que la enfermedad.

Yo no soy de leer mucho, sobre todo leo lo que me regalan.
A veces, me regalan libros que me dan un poco de vergüencita o directamente no me gustan pero los sigo leyendo para no dejarlos a la mitad (siento como si me estuviera levantando del cine a la mitad de la película).

Hace tiempo leí un libro que me gustaba bastante poco y encima tenía de un lado, una foto ENORME del pelado e inconfundible autor; del otro lado, su nombre en letras de molde grandes como si fuera la cartelera de un teatro de la calle Corrientes.

Todavía me dura la vergüenza de llevarlo en el subte, tratando de ocultar las 2 partes a la vez (una contra mi pecho, la otra con la mano abierta).

Creo recordar que hasta llevaba una mochile exclusivamente para esconderlo.

Seguir leyendo...

jueves, 3 de septiembre de 2009

Instrucciones para atarse los cordones

Existen solo 2 maneras de atarse los cordones.

Una, es la manera que utilizan todos los seres humanos:

  • agarrar las 2 puntitas, cruzarlas entre sí pasando una por debajo de la otra y tirar
  • hacer un globito con una de las 2 tiritas
  • pasar la otra tirita por atrás, envolver a la del globito y pasar el medio de la primera tira por el hueco que queda entre el zapato y este malabarismo

(Sí, ya sé que alguien que no se sepa atar los cordones, no lo va a aprender acá... no es tan fácil como yo esperaba. Ni yo soy Cortázar, ni atarse los cordones es tan boludo como subir una escalera, che)


La otra forma, es la que usan solamente mis primos.
Comparte el primer paso con la técnica univeral, pero en vez de hacer un globo con una tira y después envolver con la otra, HACEN UN GLOBO CON CADA UNA DE LAS TIRITAS Y CRUZAN LOS GLOBOS.

Impresionantemente, les queda igual. Si uno viera un cordón atado por alguno de mis primos, creería que lo ató una persona normal, pero no.


Sea la técnica que Ud. use, lo único de lo que estoy seguro es que si ata fuerte primero, el cordón se desata más rápido.
La papa está en hacer un poco más flojo el primer paso y después con firmeza el segundo.

O usar mocasines.

Seguir leyendo...

lunes, 31 de agosto de 2009

Plano inclinado

Cuando caiga un extrarrestre de esos que vienen cada tanto a ver si este mundo es pausible de ser invadido, se llevaría una extraña impresión que seguramente lo convenza de que acá está lleno de pelotudos.

La bitácora del marcianito probablemente diga algo así como "NOTAMOS QUE LAS HEMBRAS JÓVENES TIENEN UN PROBLEMA QUE LES IMPIDE MANTENER EL CUELLO DERECHO AL MOMENTO DE POSAR PARA UNA FOTOGRAFIA. SI CAEMOS CON FLASHES COMO SI FUERAN CAMARAS DE FOTOS, ESTÁN LISTOS".


Por qué lo hacen?
Creen que es sexy?
Esconde la papada?
Es para mostrar el largo del pelo?

Por el bien de la especie: dejen de inclinar la cabeza para la foto, che.
Además queda como el culo.

Seguir leyendo...

viernes, 28 de agosto de 2009

"Hay que besarse más"

Mi papá sí que es un Sr. con códigos.
Ayer, sin ir más lejos, me acompañó a hacer un trámite importante: nos saludamos con un beso al encontrarnos y luego de un par de horas, nos despedimos con otro.

Sin planificarlo, unas 3 horas más tarde volvimos a encontrarnos: esta vez, no hubo besos. Nos habíamos visto (y despedido) hace 3 horas.
No nos vamos a andar dando besos de nuevo.


Qué le pasa a la gente que se saluda sin parar entonces?
Tiene problemitas cerebrales?
Hay gente en la oficina que te saluda con un quetal cada puta vez que te cruza.
Cada vez!!!! La gente no se puede acordar a quien saludó y a quién no? Es tan jodido?
De última saludá hasta las 11 de la mañana y cortala, viejo.

Yo tengo mucha memoria para este tipo de pelotudeces, entonces me harto de que el mismo pelotudo me diga comoandás las 40 veces que me lo cruzo en el día.

Que se arme una libretita donde ponga Fecha, Nombre, Status (saludado / no saludado).
Puede llevar un poco más de tiempo, pero lo vale.


Los que te despiden con un beso y te vuelven a dar beso a los 10 minutos, también los odio. Es uno ó 2 por día, máximo.
Me fui a hacer las compras, carajo. No hace falta un beso antes y un beso después.

Seguir leyendo...

Qué lindo gatito

Disfrutando el calorcito de Agosto en la terraza, mi hermano me descubrió interpelando a 2 palomas que osaron apoyarse en MI baranda.

"Vos sos loco? Cómo le vas a hablar a una paloma?", me preguntó.

Un poco de razón tenía.
Sobre todo luego de ver que las palomas no me dieron la más mínima pelota y se fueron cuando ellas quisieron y no cuando yo hubiera preferido.
Ahora bien...


La gente le puede gritar a su perro "basta de morder eso, te lo dije mil veces!", le puede preguntar a su gato "cuál es el gatito más lindo del mundo???" y mirar a su canario y pedirle "a ver, cante para mamita, cante" y yo no le puedo pedir de buena manera a 2 palomas de mierda que me dejen de cagar la baranda?

Cortemos con esta mentira de que los perros son inteligentísimos y entienden todo lo que uno le dice.
Porque ni siquiera los nenes de 3 años lo hacen.
Yo tengo bastante más de 3 y a veces tampoco...

Seguir leyendo...

martes, 25 de agosto de 2009

No vale molinete

Existe en este mundo solamente una cosa peor que llevarse puesto un molinete (del subte, de la oficina, de donde sea) cuando uno estaba seguro que había puesto bien la tarjetita y se manda con envión.


...



Que alguien conocido te esté mirando.

Seguir leyendo...

¡Joder, tío!

Desde hace un par de años arrancó la moda de mudarse de la casa de los padres o irse a vivir en pareja y seguramente en un par de años empezará la de casarse.

Como parte de la moda actual a mis amigos le empezaron a salir sobrinos.
Loco, no?

Lo que es loco es que a la gente le surge felicitarlos.

Felicitarlos?
Por qué?
Es lo mismo que hacen las viejas, que felicitan al padre de un cumpleañero?
O lo que hacían cuando yo era chico, que a manera de premio consuelo me traían un regalo más berreta que el de mi hermano, cuando él cumplía años.

NO
son papás, NO hicieron nada para traer una vida al mundo, NO tienen la responsabilidad de criar a un bebé. Juro que no entiendo la moda de felicitar a un tío...

Seguir leyendo...

viernes, 21 de agosto de 2009

Mi planta de Naranja Lima

Tenemos una relación que ya me angustia, mi planta de orégano y yo.
Regalo de mi abuela a la que todo le crece, a la que todo se le pinta de verde con solo apoyarlo en un poco de tierra, parece que la extraña.

Llegó a nuestra privilegiada de rayos de sol ventana de la cocina luego de realizados los trámites aduaneros correspondientes para retirarla del depósito fiscal conocido como LA CASA DE MI MAMA. Estuvo ahí retenida durante 4 larguísimos días en los que nadie de preocupó de alimentarla ni bañarla de luz natural.


Así y todo, cuando llegó a vivir con nosotros gozaba de excelente salud.

Me preocupé fuertemente por su mantenimiento hasta el punto tal de hablar con mi abuela (tarea difícil) para que me aconsejara para que siga rebozando de salud por todos lados (la planta, no mi abuela en este caso) y cumplí al pie de la letra todos y cada uno de los tips.

Pero no, ella se empecina en cagarme la vida.

Si pasan 2 horitas que a la Srita. no se le pone agüita, se empieza a desarmar lentamente como si se derritiera con el único objetivo de hacerme quedar mal delante de los demás vecinos.

Si le pongo agua de más se empieza a pudrir como si hubiera resistido a un Tsunami y le costara mucho salir del trauma generado.


Estoy harto de que mi planta de orégano, pionera en la futura huerta a la orilla de la ventana de la cocina, sea una planta tan pero tan demandante.
Tan pero tan caprichosa.
Tan pero tan conchuda, bah.


Un día de estos voy a hacer milanesas, le voy a poner tomate cortado finito, un rico queso y cuando esté todo gratinado la voy a poner delante de la fuente y le voy a preguntar "querés terminar aromatizando estas milangas, putita?. Ah, no? Entonces portate bien, eh".

Seguir leyendo...

jueves, 20 de agosto de 2009

Manual para hipocondríacos

La interné tiene muchas cosas grandiosas, pero también trajo un gran problema para los médicos y profesionales de la salud: los pacientes que googlean y se automedican.

Los hipocondríacos se frotan las manos cuando Clarín anuncia que se descubrió una nueva enfermedad y SIEMPRE comparten un 90% de los síntomas.

Para ellos, estaría faltando una página web que permita hacer lo contrario: que primero uno pongo los síntomas que tiene (todos, todos, todos) y la página le diga que tiene y cómo tratarlo. Es más, que ni vaya al médico y le imprima la receta.

Si uno marca todas los síntomas, el sistema debería detectar que está en presencia de un especímen con grandes problemas de hipocondría y tirarle mensajes alentadores del tipo "estás 10 puntos, tomate una aspirineta y disfrutá el día, campeón!"

Seguir leyendo...

miércoles, 19 de agosto de 2009

Es usted un obsesivo? Es usted o no? Eh? Digame!

Si Ud. tiene dudas sobre su comportamiento habitual o de algún ser humano cercano y desea confirmar que se encuadre dentro de la patología conocida como obsesividad (a.k.a. "es un loquito"), le proponemos que se someta al siguiente cuestionario:

1) ¿Cuando tiene que tomar un remedio cada 4 horas, se pone alarmas en el celular y espera con la pastilla en la mano hasta que se cumplan exactamente 240 minutos desde la última ingesta?

2) ¿Guarda los zapatos en sus cajas originales, conservando incluso los papeles separadores del izquierdo con el derecho?

3) ¿Espera para levantarse de la cama a que la cantidad de minutos sea múltiplo de 5 y/o se genere un número capicúa (ej: 7:07)?

4) ¿Selecciona en el stereo del auto y/o minicomponente hogareño exclusivamente valores pares para el volumen?

5) ¿Cronometra o cronometró alguna vez el tiempo que requiere llevar a cabo sus tares cotidianas desde que se levanta hata que llega a su trabajo?

6) ¿Tiene un orden predeterminado para las perchas en su placard?

7) ¿Recuerda con exactitud la suma de dinero de la que dispone en todo momento, incluyendo los centavos y/o la cantidad de monedas?

8) ¿Mantiene en orden los cajones de medias y calzoncillos a pesar de que estos no tengan divisiones internas, en base a categorías ridículas?

9) ¿Es capaz de cambiarse las medias antes de estrenar un par de zapatillas, porque caminó con las mismas unos metros dentro de su misma casa?

10) ¿Considera que este cuestionario no podría haber tenido un número de preguntas distintas de 10 ó un múltiplo de éste?


El análisis de las respuestas es bastante sencillo.
Si respondió afirmativamente a al menos 1 pregunta, Ud. es un obsesivo.
La cantidad de respuestas negativas confirman el porcentaje de persona normal que aún queda en Ud. siempre y cuando no las haya leído y pensado "cómo no se me ocurrió antes?".

Si contestó afirmativamente a las 10 preguntas anteriores, sepa que aquí tiene un alma gemela.

Seguir leyendo...

martes, 18 de agosto de 2009

Debut y despedida

Hace tiempo me agarraron ganas de empezar a usar morral.
Como no trabajo de productor de televisión ni soy hippie, no tenía excusas para subirme a este tren, pero ahora que mi novia me regaló uno ya estoy adentro!




Que copado me sentía hoy a la mañana estrenándolo... Desde que salí de casa no hice otra cosa que evaluar sus ventajas.

Pero la felicidad se terminó cuando una compañera de trabajo me preguntó "Usás cartera ahora?".


Primera y última vez que lo uso.

Seguir leyendo...

viernes, 14 de agosto de 2009

En carne propia

Uno no es boludo y sabe que está entrando a un baño público o semi-público con las consecuencias que eso implica.

Pero una cosa es saberlo y otra MUY PERO MUY distinta es sentir la tabla calentita.


Es como ver en carne y hueso al ex-novio de una actual pareja... da cosita pensar lo que pasó ahí, che.

Seguir leyendo...

jueves, 13 de agosto de 2009

Todos somos: decoradores de interiores

La proliferación innecesaria de revistas del ramo (Living a la cabeza, con sus tapas engañosas y contenidos inútiles y fantasiosos) convirtió a cualquier boluda con ínfulas de artista en una diseñadora de interiores.

Ya no son minitas que ponen en su casa un cuadro espantoso con un marco de mierda que encima no pega con nada. Ahora, además de esa manía que aún no abandonaron, tienen una justificación teórica para dichas aberraciones.

Una mesa de vidrio en el medio de un living antiguo y de madera oscura "hace más liviano el ambiente", si tiran 3 almohadones roñosos al costado del sillón es "para dar continuidad de espacio" y si dejan una pared sin revoque es "un detalle para evitar la simetría"

Paremos con esta pelotudez, por favor.

El próximo que me habla de "pensar el espacio como un todo", "buscar luminosidad sin perder intimidad" y "definir líneas que acompañan", le doy un boleo en el orto.

Seguir leyendo...

"Vientos de guerra comienzan a soplar"




En los últimos 10 días recibí al menos 4 codazos fuertes, 3 leves, me despertaron 5 veces con un tapado en la cabeza o me pegaron con una bolsa sin querer cuando la apoyaban en el piso.

La guerra antre los que viajamos sentados y los que viajan parados en el subte, está oficialmente declarada.

Hasta ahora esta rivalidad se limitaba a miradas de odio por no haber llegado a conseguir asiento y cancheras muecas de respuesta diciendo "pobrecito... vas a tener que ir parado todo el viaje..."

Ahora, la cosa pasó a mayores: los que viajan parados, a pesar del amor que parece reinar entre ellos que andan todos apoyándose, tienen odio en su interior y hacen todo lo posible para que a pesar de que uno tiene asiento, no lo pueda disfrutar y la pase tan mal como ellos.
Dentro las técnicas más violentas se incluye coordinar con viejitas o embarazadas para que se suban a las estaciones cuando uno se duerme o está lleno de cosas. Si uno no se levanta, quién es el que grita "Un asiento para la Sra., POR FAVOOOOOR"?. Un paradito, claramente.

Si ven que estás conversando con alguien sentado enfrente, se paran justo en el medio para que no lo puedas hacer y algo parecido pasa cuando uno sabe en qué estación bajarse.

Cuando uno anda medio despistado y no sabe si faltan 3 ó 10 estaciones para la que busca, los parados se ponen en una posición especial que imposibilita que uno lea los carteles y se corren cuando el tren abandona la estación.


Están muy hijos de puta estos muchachos, esto no va a terminar bien.

Los que viajamos sentados somos unos santos, obvio.

Seguir leyendo...