jueves, 8 de octubre de 2009

La ley de la oferta y la demanda

Cuando los kioscos de diarios y revistas eran exactamente eso (kioscos de diarios y revistas) yo me preguntaba ¿quién carajo comprará la revista "Las Plantas Carnívoras y Ud." o "Aprendiendo a coser dobladillos en 24 tomos"?.

Después de los 12 fascículos mensuales de "Ser Economista hoy" comprendí que la ley de la oferta y la demanda es así de sencilla: si están ahí a la venta es porque alguien las compra.

Algunas publicaciones no pasan de la segunda o tercera entrega, porque bajo el viejo esquema narco-marketinero de que el primero te lo regalan y el segundo te lo venden, por lo general tienen un precio especial para la primera revistita y uno diferente para las próximas. Y convengamos que una cosa es pagar $5 por las primeras 2 de la colección "Piedras preciosas" que vienen con una réplica de una esmeralda y un zafiro y otra cosa es que te quieran cobrar 40 mangos la edición n° 3 que incluye un canto rodado
auténtico de Pza. Irlanda.

Me dejé tentar alguna vez por revistas de modelismo.
El modelismo de hacer avioncitos o autitos a escala, no el modelismo de libro en la cabeza, caminar derecho y vomitar después de cada comida. Según mis infantiles cálculos basados menos en la razón que en la esperanza, calculé que con 10 entregas eran suficientes para contar con todas las piezas de ese hermoso Rolls Royce a escala, si mantenían el ritmo de las primeras 3 revistas que trajeron el chasis y las 4 ruedas. Cuando caí en la cuenta de que las revistas 4 a 18 venían acompañadas de una tuerca o de un tornillo cada una, terminé por hincharme las pelotas y mandar todo al carajo: autito, modelismo, diariero y esperanza en la raza humana en general. Todo.

Con el tiempo, los kioscos se fueron plagando de revistitas aompañando CDs. Esto se explica por 2 motivos simples y claros:
a) las revistas tienen impuestos que el CD no, entonces te cobran 40 mangos la revistita de 1 hoja y el CD va de regalo;
b) Sergio Denis y demás impresentables ya no califican como música, por lo cual Musimundo y cadenas afines decidieron cerrarle definitivamente las puertas, en vez de tener que regalar al costo de un CD virgen discos prometedores que después de 4 años en las bateas no le vendían a nadie.

El paso siguiente en la involución, fueron los DVD.
Si, claro que era el paso lógico, pero también es lo más bajo a lo que se podía llegar.
Sentime una cosita, a quién se le ocurre darle a un diariero, un tipo que arranca a las 4 de la matina y que a gatas se sabe el precio del Clarín de los distintos días de semana, para que venda "Clásicos del cine de todos los tiempos", las primeras 2 temporadas de 24 (que ya tienen 8 años) y el DVD en Vivo del Grupo Red?. No hay chance de que funcione.

Lo que sí parece que está pegando es la edición multimedia de las basofias de otrora ("Coser, Lavar y Planchar Hoy" y "Cocina profesional en microondas") ahora con un DVD que te explica más clarito y más 2.0, la misma mierda que en la revista.

Estas cagadas funcionan, porque apunta a un público de viejas al dope, pero un poco quedadas con repecto a internet (para las cuales Youtube es un misterio) pero que con un machete que le dejó anotadito el hijo, te manejan el reproductor de DVD a la perfección.

Esto lo sé gracias a la instructiva publicación "Licenciando en marketing en 4 meses". Publicacion que siento que ya está dando sus frutos luego de 12 años de suscripción.

3 comentarios:

lamadonna dijo...

jajajajaaja ... me encanto

La otra de mí dijo...

eso me gusta de usted, la inversión de su tiempo mientras espera el subte

LeO dijo...

Ud. no me lo va a creer, pero empecé a escribir esto mismo en el subte, cuando al lado mío se sentó una Sra. con una revistita sobre cómo domesticar a su perro.
Sí, obvio, incluía un DVD.