viernes, 16 de octubre de 2009

Trabajo en negro

Hay gente que indudablemente necesita una persona que la ayuda en su casa para encargarse de limpiarla, de cocinar, de planchar o de otros menesteres de los que no puede ocuparse.


Hay gente que necesita pagarle a alguien para que vaya a su casa solo poder decir que "tiene una empleada".

Tal es el caso de la gorda indigesta, que además de decir que todas las que contrata son infradotadas (raro de ella, cuyos standares parecen bastante laxos), se la pasa hablando de "sus empleadas", "mi empleada de acá", "mi empleada de allá".

Gorda, no sos Amalita Fortabat así que vos no tenés empleados.
En todo caso contratás los servicios de una Sra. para que haga lo que no tenés capacidad natural para resolver: mantener en orden una casa.

No seas (tan) desagradable, querés?

2 comentarios:

Marisa dijo...

Claramente esta "deigor" engrosa la lista de ODIADOS!

la secretaria dijo...

ay, sí, además la empleada siempre le roba sábanas a la gorda no?