viernes, 16 de octubre de 2009

Un techo para mi país

A mí, de los mingitorios disponibles en los baños públicos del mundo entero, me gustan más los que tienen techito, que los que no lo tienen.



Los de techito serían como estos:



Los sin-techo:



Además de que me hacen sentir más seguro, los de techito te permiten apoyar un codo y el codo apoyado te permite apoyar la cabeza en la mano... son mingitorios para la reflexión.


De los inodoros, prefiero fuertemente los que tienen mochila.

8 comentarios:

eMe dijo...

Tanto tiempo te lleve el uso del mingitorio como para necesitar todo eso?

Mirá vos...

LeO dijo...

Ahora que lo mencionás estoy meando como si tuviera una canilla endovenosa.


Creo que en vez de escribir boludeces mejor me busco un urólogo.

eMe dijo...

Ve?

No hay caso... hay que estar en todo...

La otra de mí dijo...

no se me va a convertir ya en un viejo prostáttico.!
los de mochila no em gustan, hay de morral?
hay unos que tienen una mosca dibujada para hacer tiro al blanco

Luchin dijo...

Sinceramente creo que tendrías que pensar seriamente en mear más de una vez al día. Lo digo porque para tener la necesidad de apoyar la cabeza mientras dura el proceso, es que has tenido que aguantar mucho tiempo.

LeO dijo...

Estoy meando mucho tiempo y muchas veces al día (diría que me lleva unas 3 horas diarias en total).


Debería consultar a un plomero?

Rondita dijo...

Yo también me paso 3 horas al día en el baño, pero en el hinodoro, especificamente durmiendo con los pantalones bajos, no es la mejor forma de dormir, ni por comodidad o seguridad, y lejos está de estar acorde a un buen fen chui, pero es el problema de ser padre de un hijo hiperquinético (será esa la palabra correcta?).

Un abrazo

REINA TERESA dijo...

Deberías consultar a no un plomero, un portero. Suena parecido (quizás por eso todos los porteros se sienten plomeros) pero no, no son lo mismo. El portero te puede facilitar una manguera y vos acoplarla a tu miembro (el prepu podría jugarla de unificador entre mangueras, fijate si tenés la garantía en fecha y llamá al que te la cortó, por ahí todavía lo tiene tirado en el fondo de un cajón, seguro uno muy grande porque sabemos de vos, quizás el tipo es farmacéutico, viste que son enormes esos cajones, como los de Kramer cuando mete a los tres chinos a dormir) y retomo, puf, el paréntesis me mató, decía, la manguera la depositás en el inodoro.

Mangueras por toda la casa sería un lindo invento. Por unas va la orina y por otras viene la coca cola. Gran problema confundirlas, claro. Y gran joda mearle la de la coca a un amigo, claro.

Vamos que ya estoy en octubre. Me leí todo 2009 en dos días, tengo las retinas que precisan pasar por boxes urgente.