lunes, 10 de marzo de 2008

El gusano metálico

El subte es el medio de la cultura. ¿Será acaso la herencia inglesa?

Todo el mundo lee. Están los que leen los apuntes camino a la facultad. El que lee su diario (La Nación, bien cómodo para el subte). El que garronea La Razón y lo apura antes de que se lo pidan en la última y lo vendan a los que vuelven.

No falta tampoco el que lee el diario... del otro.


Alguno leyendo un libro que recién empieza y el intelectual que ya lo termina.
Mirá, si fueras tan intelecutal leerías en tu casa, y no solamente en los 15 minutos de subte a la ida y 15 a la vuelta.


Música, a rolete. MP3, Ipod, Celular, poca radio portatil y discman escondido en morral. Ya no da para ir con discman, che.


Imáginese Ud. que sale de su casa y todos le preguntan a dónde va. No su Sra. o sus hermanos. Nooo. Todos. Los desconocidos. El portero de al lado, el kiosquero, el que espera con Ud. a que corte el semáforo. Todos.

Yo no sé Ud., pero yo no le contestaría. En el subte, la cosa es diferente. Si alguien pregunta "bajás en la próxima?" no es muy bien visto que la respuesta incluya la frase "qué carajo te importa". Paracería ser que es bueno sociabilizar ahí abajo. Después de todo, si un día se cae por un terremoto, un atentado terrorista o alguna catástrofe similar más vale que nos caigamos bien los unos a los otros, no?



El subte en Bs. As. tiene pocas combinaciones, porque no es la intención que se ande "mezclando" la gente.
El subte D es para los ricachones de la zona norte y futuros académicos que frecuentan facultades de donde salen Doctores en cualquier cosa, el A para viejos melancólicos que disfrutan el tango y algún que otro pibito del interior.
El subte B trae al centro a la clase media y el E arrastra gente de otra clase de medias: los que usan medias con agujeros.

El C es el subte que nivela, como si fuera el "Peronismo" hecho línea: recorre desde Constitución hasta Plaza San Martín. Un turista que pasara poco tiempo en la ciudad y quisiera tener algo así como un rápido panorama de como viene la cosa, que se tome el C en una punta y llegue a la otra sacando fotos. No hace ni falta que salga a la superficie.

Aprendí en estos años de trabajar en el centro, que el subte es un mal necesario: te lleva y te saca del centro en poco tiempo, se puede usar con lluvia, frío, calor y humedad (siempre la vas a pasar mal, sin importar que clima haya afuera) pero no hace falta tener monedas. Es casi, casi, casi el transporte perfecto

¿O no?

3 comentarios:

Chancha dijo...

ES verdad. Parecería que la gente no puede pensar ni siquiera en la media hora que le lleva trasladarse a algún lado. Prácticas evasivas.
Igualmente cuando estoy leyendo un libro que me copa, lo sigo leyendo aún mientras subo la escalera. Y sí, me he caido.
También escucho música, pero no cuando leo. Las letritas impresas son suficientes para no pensar...

Anónimo dijo...

leo para tu sabiduria los bagones que tenemos los argentinos son lo que japon no usa mas y nos lo dan a nosotros y dicho transporte es muy nesesario en mi vida cotidiana pero lo que me molestaba hasta el dia de hoy es hacer cola para comprar un papelito muy odioso y les recomiendo a todos uds la Subte Card o Monedero
muchas graicas por su atencion

juli
el hermano pequeño

pmc27 dijo...

Increíble el análisis de las lineas con respecto a los estratos sociales. Impecable observación!!

A mi me gusta viajar en Subte, aunque es cierto que siempre la pasás mal no importa el clima.
Pero si no trabajás, por ejemplo en vacaciones, tomarte el subte con poca gente es lo más.