martes, 14 de diciembre de 2010

Un cliente exitoso

Cada 6 meses, reliogiosamente, me bajo de mi proveedor de internet.
Me bajo porque termina la promo, me ofrecen otras de forma automática y les digo que no, que se la metan bien en el culo mientras hago click en la opción "No, gracias"

Como si fuera un empresario exitoso que viaja a tierras recónditas a ofrecer productos exclusivos y lujosos, me levanto de la mesa de negociación amenzando en que nunca volveré a ser su cliente. Lo hago sabiendo que luego me llamarán y me ofrecerán una promo irresistible.


Ellos no saben que si nos acercáramos peligrosamente a la fecha de desconexión me acercaría a sus oficinas llorando y pidiéndoles que por favor me reconecten aunque sea pagando el doble. Mientras tanto me siento invencible.

2 comentarios:

eMe dijo...

aahhhh con qué poco uno a veces es TAN feliz...

Los amigos del duende dijo...

OTRA COSA QUE ESPEREMOS QUE NO SEPAN ES QUIEN ESCRIBE ESTE BLOG!