jueves, 20 de diciembre de 2007

Diciembre social

No importa cuantos cumpleaños haya en Julio.
Da lo mismo si todos sus amigos se quieren casar en Agosto o si por algún extraño motivo se pone de moda festejar el comienzo del otoño y en Marzo se arman terribles fiestas.
NUNCA JAMÁS UD. TENDRÁ TANTOS EVENTOS SOCIALES COMO ENTRE EL 1 Y EL 31 DE DICIEMBRE.

Nada de lo anteriormente expuesto es una novedad, pero hete aquí una práctica guía para que el próximo Diciembre no le cague la vida como este que se está yendo:

  1. Si puede, porque Ud. es más o menos capanga en un grupo social, trate de ir adelantantando la fiesta de fin de año a finales de Octubre o durante Noviembre. Esto permite separar un poco más una ingesta de sandwiches de miga de la otra y disfrutar todas un poco.
  2. Ocupe su tiempo en cuestiones no sociales: trabaje el doble, procure tener un familiar enfermo y/o cometa un delito excarcelable. De esta manera, no tendrá tanto tiempo para "disfrutar" Diciembre
  3. Proponga consignas que rocen lo imposible. Cuando le manden un mail para organizar algo Ud. debe tirar opciones del tipo "me gustaría que nos juntemos el Jueves después de la oficina en el Zoo de Luján" o "por qué no hacemos algo distinto y comemos sushi de cangrejo?" o "chicos, por qué no hacemos una fiesta todos vestidos de rojo y negro" o pelotudeces de ese estilo. Esto resultará en que: a) no se pueda organizar nada; b) se organice y sea verdaderamente entretenido; c) no lo inviten nunca más a ningún lado, que es lo mejor que puede pasarles.
  4. Superponga actividades. Organizar todo el mismo día, facilita que uno tenga solamente un día muy pero muy agitado por semana, yendo de un lugar a otro cada media hora, pero el resto de la semana sean un verdadero disfrute.
  5. Vomite a los 2 minutos de llegar a un evento.
  6. Llegue tardísimo, después de llamar a cada rato diciendo que está atrasado pero nunca diga porqué se atrasó. Cuando llegue al lugar hágalo puteando y con cara de pocos amigos. Esto garantiza que nadie le pregunte nada. (Gracias Luchin)
  7. Minimice la importancia del fin de año con frases como "yo los quiero todo el año, no hace falta que organicemos algo para despedir el año" o "mejor nos vemos para darle la bienvenida al que viene, no?"



Si ninguno de estos consejos da resultado, al menos saque el mayor provecho posible de todos los encuentros: cómase todo y chúpese todo. Siempre hay tiempo en Enero para aflojarle un poco a las tortas de chocolate y los canapés.

1 comentario:

Ariel dijo...

El antisociable number one.

¿Eso es lo que estuviste haciendo con nosotros todo este mes? Ahora entiendo por què carajo no almorzaste con nosotros los primeros 19 dias de diciembre...

Igual quedate tranquilo. Por mas que nos evites todos los diciembres de ahora en mas, yo te voy a seguir bancando a muerte. Por suerte a alguien se le ocurrio inventar 11 meses mas para romperte las pelotas.

FELIZ 2008 LEO.