jueves, 28 de mayo de 2009

El color del pecado

Parece que a las minas les da asco decir "beige".

Los hombres tenemos menos colores que las mujeres, pero este es un clásico de los clásicos. Es irremplazable.

No les tiene que dar vergüeza decir que se compraron una remerita "beige".

"Ay, me compré un pantalón... entre té con leche y marrón claro...".
La otra persona escucha y almacena beige. No jodamos.

Yo no lo puedo creer.
Algo parecido pasa con el bordó.
Pero ahí sí estoy más de acuerdo, bordó no es un color. Es un rojo fuerte.

1 comentario:

madamelulu dijo...

yo al beige le digo color bombacha.