lunes, 14 de enero de 2008

Las 10 cosas que más odio del verano

Atención: hay más de 10 cosas que odio del verano, pero hice un esfuerzo y las racionalicé en un número que al mundo moderno parecería caerle simpático que es el 10.

  • La ubicación en el calendario del verano es pésima. Por alguna razón asociada a nuestro lugar en el mundo, el verano empieza justo después del Diciembre social, derivando en que lleguemos al momento de sacarnos las remeras para asolearnos, con más panza que en cualquier otra época del año. Esto es realmente increíble.

  • Los placeres de la vida quedan relegados, tal es el caso del asado. Llega Enero y todos esos maricones que durante el año prefieren las pastas a un buen pedazo de vacío y las mesas frías a un choripán aprovechan la época estival y las altas temperaturas para frases del estilo "está medio pesado para asado, mejor comamos algo más livianito".

  • Toda la ropa es más fea e incómoda: las camisas de manga corta quedan como el culo (eso es un hecho irrefutable), los pantalones de lino parecen viejos desde el primer día.

  • Debe haber seguramente un fenómeno que lo explique, pero yo no lo conozco. Lo que sí sé, es que el olor de los camiones recolectores de basura (que ya bastante espantoso es durante todo el año) empeora con el verano. No sé si será que la basura transpira, que se descompone más rápido o qué, pero verdaderamente apestan.

  • Andar con ojotas por la calle puede parecer un relajo y una situación agradable, pero nos obliga a estar más pendientes de la existencia de cucarachas, teresos y charquitos de agua podrida. Qué tipo de relajación es esa entonces?

  • El cine, refugio de las almas calurosas por su fuerte aire acondicionado, se llena de películas para pendejos. Parece que los únicos que están de vacaciones son ellos, motivo por el cual la mitad de las películas de cartelera son de Disney, y las que no tienen algún motivo infantil en el título o en la trama.

  • A menos que tenga una causa justa, como estar ganando un torneo de tenis que nos deje u$s 1.000.000 de premio o que nos estemos garchando a 2 rubias despampanentes en una isla paradisíaca, transpirar es una situación realmente espantosa. Sentir como de un momento para otro miles de gotas se acercan por pequeños agujeritos que no sabíamos que teníamos en toda nuestra piel para suicidarse al vacío al unísono, no puede terminar en nada agradable. Transpirar en el subte, camino al subte, subiendo una escalera, en un ascensor de esos todos cerrados, en un auto antes de prender el aire acondicionado, en mi casa que no tengo aire acondicionado, cocinando porque no se puede prender el ventilador de techo y en otros quichicientos lugares más, es realmente insoportable.

  • Nuestro reloj biológico nos hace creer que estamos en el lado equivocado del mundo. Ahora que cambiaron la hora, resulta que anochece a las 10 de la noche y mi cuerpo verdaderamente se niega a cenar mientras haya luz. Entonces? Entonces empiezo a tener hambre recién a partir de las once y media de la noche y no termino de cenar a las 2 de la mañana. Claro, que al otro día ningún compromiso se retrasa, porque si no no tendría sentido haber adelantado la puta hora, no?.

  • Todo anda a medias. Cualquier oficina pública, consultorio médico, medio de transporte o canal de televisión, está a mitad de máquina. Con esto de que la gente tiene esa rara costumbre de irse de vacaciones, durante todo el verano se está en una de 3 situaciones: a punto de irse de vacaciones; de vacaciones; recién vuelto de vacaciones. Sea como sea, nadie tiene un carajo de ganas de trabajar.

  • El amor no se hizo para el verano. Los pechos de las chicas que caminan por la calle Florida, nos hacen replantearnos un poco la vida, pero el sudor, el pegoteo, la cara toda transpirada y el maquillaje corrido de nuestra media naranja nos terminan de convencer. "Mi amor, te parece que dejemos todo como está y nos pegamos un llamadito en mayo, junio?"

Y Ud.? Prefiere el verano, el invierno o es una marica que se va a inclinar por las estaciones "grises" como el otoño o la primavera?

7 comentarios:

Fepe dijo...

Sin lugar a dudas las mejores estaciones son las grises. Se podría llegar a debatir entre otoño y primavera, que de clima son similares y la diferencia radica principalmente en si las hojas están en las ramas o en el piso, pero que las estaciones extremas (invierno y verano) están entre las menos queridas, es un hecho.

Quien diseñó nuestras vidas se dio cuenta de esto y tomó cartas en el asunto (expresión que detesto y pasó de moda, hoy como mínimo toma mails en el asunto, y como los mails ya vienen con asunto, es un quilombo y no toma nada... por eso estamos como estamos): cuando niños, nos dan vacaciones en invierno y en verano. Ya de adulto se considera que uno es más fuerte, así que debe decidirse por un sólo período inútil, y se elige el verano, que es la peor estación.

Pensemos cuántos elementos puede uno agregar a su vida para soportar el frío (estufa, buzo, campera, bufanda, guantes, calzones largos, subte, sexo, madre rompe huevos, infusiones, trote, fútbol, ducha caliente) y cuántos para soportar el calor (agua fría, aire acondicionado, y morite, porque la piel no te la podés sacar salvo que seas Robbie Williams en Rock DJ).

El verano es una estación de mierda .

Rondita dijo...

No hay nada que me guste más que el verano. El solo hecho de poder andar en bolas por la casa o simplemente con un pantalon corto por la vida es impagable. Si no te gustan las ojotas hace como yo, en pata por el mundo, luego de varios días se genera una costra más gruesa que una suela febo. La comida es otra cosa que me encanta de esta estación, fiambre, mucho fiambre, platos fríos poco elaborados, alguna que otra verdura en ensalada para acompañar y nada más, aparte puede comerse todas las sobras sin recalentar, asado, empanada, piza, todo frío tiene un gusto distinto. Si uno tiene calor y no cuenta con los medios tecnológicos suficientes, el terere es el mejor recurso, la cerveza bien fria de noche y mucho helado. Cualquier charco que se cruza es buena escusa para refrescarse, que más lindo que estar sumergido en algún arroyo con las mojarritas rosandote los tobillos. A parte si uno trabaja el calor no se siente en horario laboral, de 7 a 8:30 aire acondicionado en el colectivo, de 9 a 18 aire acondicionado en el trabajo, de 18:30 a 20 aire acondicionado en el colectivo, la franja horarica sin aire es muy pequeña y la misma se aprovecha tomando cerveza en la pileta. Él único problema de esta estación es dormir, se complica mucho el dormir estando empapado por el propio sudor, pero como mi hijo no me deja dormir este punto lo tengo saldado.
Un abrazo leito

Quito dijo...

no coincido con egú en dos puntos:
1-el calor en el bondi es insoportable... él porque viaja en micro...
2-no tengo hijo, así que para mí sí se vuelve insoportable dormir, pues para colmo tengo un ventilador de techo que grita como si fuera una locomotora sobre mi cabeza...

pero esto o mil contras más no pueden hacerme creer que el verano sea la peor estación... el verano es mágico, las horas son todas aprovechables, la noche siempre es preciosa, no importa dormir nada, los ánimos siempre están bien, se tiene más sexo (incluso con sopapa), se puede dormir en bolas... etc, etc, etc...

es triste pensar que la mejor estación sea el invierno... quizá sea mejor pensar en odiar la ciudad en que uno vive y no odiar el verano en la ciudad...

y las estaciones grises... mmm... va mi punto para ellas tmb, especialmente para la primavera que por este lado del mundo chorrea cumpleaños y empieza a anticiparnos la gracia del calor...

abrazo.
quito.

Ariel dijo...

Me extraña que Rondita no haya mencionado algo que daba por sentado que iba a ser.
Podemos quejarnos que el cuerpo transpira, que la humedad mata, PERO LOS OJOS MASCULINOS SE DELEITAN Y EL CEREBRO SE PONE A PLENO.
No hemos hablado en alguna otra publicacion sobre la cruzada de miradas con algun otro flaco solo para decir "que buen culo que tiene esa mina????". En verano, esos cruces se multiplican, porque hay mas pechuga al aire...
Le quitas trabajo al cerebro tambien. Mientras en invierno tiene que "laburar para intentar imaginar" que es lo que hay debajo de todos esos puloveres y camperas que hace que las mujeres pierdan sus curvas naturales, en verano se notan todas.
El verano es lejos la mejor epoca.
Lo lamentable es que en este pais nos toque 15 dias de vacaciones (a lo sumo y negociado 21 dias) hasta cumplir 5 años de laburo en el mismo trabajo. En España, por citar un ejemplo, de movida un mes de Vacaciones. Imaginalo completo en la playa, sol, muuucho calor, arena, mar, bikinis que van y vienen...
NO HACE FALTA AGREGAR NADA MAS ME PARECE...

Ariel dijo...

Me extraña que Rondita no haya mencionado algo que daba por sentado que iba a ser.

SOS BRUTITO ARIEL EH. TANTO LEER ESTE BLOG HACE QUE CADA VEZ ESCRIBAS PEOR....

Latrodectus Sapiens dijo...

su lista me gusta, yo la extenderia a resto del planeta y al resto de las estaciones.

pmc27 dijo...

El verano es lo mejor. Como ya dijeron: Minas en bolas por doquier.

Todos mucho más relajados, contentos, alegres. Los días duran más, te volvés a tu casa y todavía te queda luz del sol para disfrutar. En invierno salgo del laburo y ya es de noche, que más depresivo que eso? llegás a tu casa y te acostás a dormir... y cuando te levantás también es de noche...

Si tenés calor te sacás la pilcha, te tomás una sevenáp llena de hielo, te metés en alguna pelopincho, andás en short todo el día...

A mi no me gustan las ojotas, pero bueno, ese es otro tema.

De los pantalones de lino ni hablo. Jeans todo el día. Lo lamento por los que tienen que laburar en uniforme...

Que venga el verano. Y no este invierno de mierda que me cago de frío, no puedo dormir, se me congelan las patas, las minas con 100 kilos de ropa, todos moqueando y encima llueve y te querés matar.