miércoles, 24 de junio de 2009

¡Me había olvidado!

Qué rica es la gelatina, la puta!!!

Creo que no comía gelatina hace por lo menos (no quiero exagerar), ciento cincuenta mil años. Ayer volví a comer un poco y me acordé lo ridículamente rica que es.

No tiene gusto a nada conocido, es pura artificialidad, se sabe que se hace con huesos y el color no puede ser menos sospechoso...Pero si me dejás, me bajo un balde a cucharadas !!!

1 comentario:

madamelulu dijo...

siiiii, que rica que es, como se mueve en la boca y se deshace. cuando era chica le ponían bananas cortadas antes de que se solidificara y era la perdición total.