jueves, 6 de agosto de 2009

Una radiografía del alma

No soy amante de los análisis de ningún tipo, pero soy muy obediente.
Además, soy tímido ante la presencia de los médicos y me quedo calladito todo la consulta o durante todo el estudio.

En especial soy obediente con los estudios cancerígenos, léase Rayos X, ecografías y Resonancias.

Cuando me hice una resonancia magnética para confirmar que tenía una hernia, juré que nunca más iba a ocultar mi claustrofobia y meterme en esa mierda de sarcófago plástico. Todavía tengo pesadillas.

Los rayos, quiera uno o no, siempre están a la orden del día.
Me fui a hacer de las rodillas y la cintura, pero solo me hicieron de la cintura (no, en el momento no me di cuenta) y además mi odontóloga perdió la panorámica, así que hubo que repetirla.

Con sendas órdenes (ya el nombre tiene algo llamativo) me dirigí al centro de diagnóstico más acogedor de la zona dispuesto a pasarla mal durante un largo rato.

Primero, las de las rodillas.
Como si yo fuera una vedette y ella fuera el productor de teatro de Revista me indicó gentilmente "sacate los zapatos y los pantalones y bajate las medias".
Accedí tímida y obedientemente, claro
Cuando me acosté boca arriba, me resultaba ridículo tener todavía puesta la camisa, la corbata y hasta el trabacorbatas. Pero qué iba a hacer? No me lo podía sacar, porque no tenía donde guardarlo... así me quedé, calladito.

Las placas eran 7: 3 de cada rodilla y una de frente de las 2 rodillas juntas.

Empezamos por las de frente y para eso me acomodó las piernas como las tendría que tener si fueran normales, pero me tiraba y no las podía mantener quietitas. Se fue atrás de la puerta de plomo (claro, no sea cosa que se exponga a los rayos, no?) y no hubo problemas. Antes de volver, me pidió que me ponga de costado.

Ahí empezaron los problemas mayúsculos: como si yo fuera un muñeco de trapo, me pidió que doble la pierna izquierda arriba de un improvisado bidón de líquido seguramente transgénico que encontró por ahí y empezó a acomodarme la pierna derecha.
Que a 45°, que el pie hacia arriba, que los dedos apuntando para abajo.
Después a 90°, el pie hacia afuera, pero la rodilla apoyada.
La otra era con la pierna recta, la rodilla de coté y el pie paralelo al borde de la mesa.

Pero esta chica es idiota??? No se da cuenta que yo no tengo noción de mi cuerpo ni hago danza clásica desde los 3 años, como para poder obedecer???
Cuando levantaba el pie, perdía los 45°, si hacía fuerza por los 45°, se levantaba la rodilla y cuando los dedos apuntaban para arriba, el pie se metía para adentro.

Srita. Técnica radióloga, por algo estoy acá: porque soy deforme y necesito placas que lo confirmen. O Ud. se piensa que porque el slip en el que me hizo quedar me queda ajustado y las piernas son torneadas y velludas, acaso soy un atleta olímpico??? No, Srita., estoy más cerca de mi abuela de 82 que de mi hermano de 15.

Fueron 40 minutos de tortura, dolor de piernas peor que al principio y mucho calor. Menos mal que estaba en bolas, así estaba un poco más fresco.

Como tenía 2 turnos para 2 cosas distintas con 2 técnicos distintos, pasó lo inevitable: me llamaron de un consultorio mientras yo estaba sufriendo en el otro. Abandoné por 1 segundo la timidez y le pregunté al de rayos de la boca si me había llamado y me atendió. Si era por él, me quedaba ahí a dormir con los guardias.

La otra placa era más fácil, era una sola y en un aparato que hace todo por uno.
Lo único que hay que hacer es pararse derechito, morder, sonreir, cerrar la boca y gualá!.
Menos acá.

El Técnico me indicó que trague saliva, así la lengua se va para arriba y se acomoda sola. Mirá que loco, nunca lo había notado.
Tragué saliva pero nada.
La lengua no se subió sola. Tendría problemas en la lengua y yo ni enterado????

Simulé lo que debería haber pasado de forma automática y puse la lengua arriba.
Salí, esperé que me diga si todo estaba bien así me iba.

"Hay que hacerla de nuevo, pibe, pusiste mal la lengua".

Bueno, era de esperarse... pero aquí hay varias cosas para destacar:
1) Si salió mal, avisame a los 10 minutos, no a los 40.
2) Los rayos X no deberían sacar la lengua, la gracia es que le apuntan a los huesos. La panorámica de vueltas por afuera de la boca, qué carajo te importa lo que hago con la lengua!?!?!?
3) A lo mejor me podés explicar mejor el tema de la lengua, así evitamos la radiación permanente tipo Chernobyl.

Entramos, él técnico parecía molesto, como si fuera mi culpa, entonces me explicó como hacer el tema de la lengua.

Hizo lo más estúpido que yo vi hacer a un especialista de la salud: "mirá, tenés que poner la lengua así, arriba" pero me lo mostraba con los dientes cerrados.
Pero cómo?
No veo, pelotudo!
Cómo tengo que poner la lengua?
Me inclinaba a ver si lo veía, pero el estúpido tenía la boca completamente cerrada.

Bueno, que salga lo que salga, hago lo que se me canten las pelotas.

Y así fue como me volví a parar derechito, apretar, sonreir, cerrar, bancarme el aparato que me da vueltas por la cara y me daba miedo de que me aplaste y a esperar de nuevo.

Y así fue como me volvió a salir mal y el técnico vino con cara de profesora de Geografía con un estudiante repetidor "Mal. De nuevo mal. Pusiste mal la lengua".

Le hubiese dicho "sos un infradotado, me pedís que ponga la lengua de una manera, pero no me explicás bien, me cerrás la boca, tengo que adivinar y te quejás después del resultado... inaudito !!!", pero soy muy tímido con los médicos.

Me sonrojé y me la dio igual, sin informar.


No sirvo para los rayos-X.
Los análisis de sangre me salen mejor, porque no requieren tanto acting.

2 comentarios:

Dos dijo...

JAAAAAAA me mori. A mi me pasa siempre igual, un dia debo hacer un post sobre la histerosalpingografia.

Ceci dijo...

Simplemente sin palabras..... Te imagino en la sala de rayos con la mina dandote las ordenes.... son asi!!!! Para la proxima tal vez estaria bueno que te den un instructivo, asi vas practicando en casa... Como los analisis de sangre: de antemano sabes cuantas horas de ayuno tenes que tener, si podes o no tomar liquidos y etc varios.
A mi me paso lo mismo con la panoramica...espere para que me digan que salio mal y vuelta a repetir. Pasa que a lo mio se le agrego esta dificultad: no se puede entrar con aritos y cadenitas ni hebillas de pelo... por lo cual una vez que el Sr decidio decirme que habia salido mal, tuve que volver a sacarme cada uno de estos complementos.