lunes, 20 de julio de 2009

Clara Y Ema

El uso de claras de huevo vs. el uso de yemas de huevo en preparaciones gastronómicas es desproporcionado e injusto (para las yemas).

Como las claras son requeridas cruditas, uno hace el trabajo de separarlas de las yemas y batirlas (por lo general) y deja en algún lado las yemas.

Pero quién y para qué puede necesitar yemas crudas?
Si fueran parte de un ex-huevo duro (como Kasajisztán lo es de la ex-Unión Soviética), uno le pone mayonesa o aceite de oliva, lo pisa y lo lastra sin más.

Pero así... en una compotera... tan amarillas... no hay manera.
De solo verlo me hace subir el colesterol, mamasita!

1 comentario:

madamelulu dijo...

cucharadas de azúcar, batir y una gota de oporto pueden hacer maravillas de una yema solita y triste.