jueves, 23 de julio de 2009

En busca del médico ideal

Mi abuela desarrolló hace años un método que de a poco veo que mucha más gente está empezando a adoptar.

El método es muy sencillo:

1. Se identifica una dolencia (ej: dolor en la pierna derecha)

2. Se define cuál es el diagnóstico y tratamiento que uno considera adecuado (en el ejemplo: kinesiología 10 sesiones y antiinflamatorios. Rayos X no estarían de más)

3. Se consulta al galeno especializado (en el ejemplo: traumatólogo)

4. Aquí pueden pasar 2 cosas: si el especialista aporta una opinión que coincide con la que el paciente esperaba (punto 2), se le hace caso. Caso contrario se busca otro y se vuelve al punto anterior.

Los puntos 3 y 4 se pueden repetir tantas veces como sean necesarias hasta dar con el diagnóstico y tratamiento esperado.

Nótese que cuando 10 médicos aconsejan no operar pero el paciente creo que sí es necesario, ante la aparición del médico número 11 se debe exclamar "ves? este es un médico como la gente"

3 comentarios:

madamelulu dijo...

claaaaro, el médico ideal necesita del enefermo ideal.

Dos dijo...

Un cirujano que yo conoci les daba un bisturi a los pacientes y les decia, dele operese Usted, porque los pacientes entraban y le decian doctor tengo un dolor en el pecho, seguramente es el corazon.

Anónimo dijo...

ceo que nuestra abuela es la enferma perfecta...