jueves, 2 de julio de 2009

Me cago en el reciclaje

La careta idea de separar los residuos en la oficina no está muy bien pensada que digamos, porque por ejemplo, luego de tomar un té en vasito de plástico tengo que tirar el vasito en un lado, el saquito en otro, el sobre de dulzor en otro.

Pero bueh, con eso y todo decidí darle una oportunidad (una).


Idea que abandoné automáticamente cuando descubrí que las chicas que se encargan de la recolección de residuos (Cuasimodo y su ayudante), se cagan olímpicamente en esta medida y mezclan residuos reciclables, con no reciclables, húmedos con secos y pedazos de mampostería con restos de puré de calabaza.

Para ellas la diferencia entre húmedo y seco depende de la cantidad de mayonesa en un sandwichito de miga.

1 comentario:

madamelulu dijo...

métalas adentro de la bolsa!