martes, 7 de julio de 2009

Cortá con la merienda

La merienda se inventó para cuando íbamos al colegio, porque era una tortura volver a las 5 de la tarde y tener que esperar hasta las milanesas de la cena.
Pero si tenés más de 10 años, no podés seguir haciendo un culto de "LA MERIENDA" como si le diera sentido a la existencia de la humanidad.
La merienda y el desayuno son como el otoño y la primavera: tibios y para maricones.


El desayuno, apurado en la semana y con diario los findes, vaya y pase...
Pero la merienda???
Para qué? Por una cuestión alimenticia?
Si no aguantás a la cena, comete una galleta de arroz o una de esas galletitas de avena y pasas de parado, pero no lo llames merienda.
O comé como la gente al mediodía y no te hagas la modelito.


Socialmente la merienda es absorbente. Cuando hay entre los planes una merienda, el día entero es una cagada: no se puede dormir hasta tarde, porque si uno almuerza tarde, entonces la merienda queda muy pegada. Pero tampoco se pueden hacer planes para después, porque uno no sabe cuánto va a durar esa merienda y después uno termina cenando ñoquis con bolognesa sin haber abandonado el sabor de las medialunas con café con leche.
Un asco!


La merienda es un obstáculo social en el desarrollo de un mundo sano, relajado y con buenas perspectivas de crecimiento. Por qué en países desarrollados cenan a las 6 de la tarde? Claro, para evitar la merienda. Giles.

Si todo va bien, en 5 años nadie se va a acordar de su existencia nefasta.

6 comentarios:

madamelulu dijo...

ay ay ay tenía que llegar este momento de desencuentro absoluto mi querido viejo choto? para mi las dos cosas más indispensables e imprescindibles son el desayuno y el té. las cosas más deliciosas se comen a esas horas.

LeO dijo...

El té????

El té es eso que viene en unos saquitos que cuando uno lo mete en el agua caliente, le cambia el color al agua.


A mí me gusta más la carne al horno con papas que las vainillas... qué quiere que le diga

madamelulu dijo...

el té son esas hebras que uno pone en el agua caliente, cambia de color al agua, inunda el aire de rico olorcito, calienta la garganta y acompaña perfectamente tortas, masitas, croissants y delicias pasteleriles varias

Dos dijo...

Ay encontre mi media naranja !

Tengo una amiga que en algunos relatos dice "llegue a casa, prepare la merienda para mi y para C y despues bla bla". Y ahi en ese instante no puedo prestar mas atencion que a la frase merienda, que idioto me parece a los treinta y pico de años.

El te... el te...por que tomar te si no estas enfermo? Para el resto del tiempo, un cafe, si señor.

Anónimo dijo...

El es una mierda!

Luego de esa gran verdad que no tiene posibilidad de discutirse, NO TE METAS CON LA MERIENDA!!!

Las meriendas son de las mejores eventos sociales que hay!
Sirve para grupos de amigos grandes que no tengan parrilla a disposicion, para hacer un trabajo para la facultad, para cumpleaños que no se dispongan de mucha plata, para encotrarse con la pereja entre el trabajo y la facultad.

Eso si aclaremos que es una merienda que valga la pena: Mate y/o cafe (lagrima tambien vale, pero es un poco gay) con galletitas dulces y/o vizcochitos, facturas... etc

No sera que te sentis menos hombre porque no tomas mate y queres sacar un motivo para ponerlo en evidencia?
Porque para los que no saben, no toma mate el señor "viejochoto".

Sin mas,
Me despido

Dos dijo...

Lo banco, yo tampoco tomo mate.